El pais
SUSCRÍBETE
¿Se pregunta cómo pueden las plantas de interior como la Planta del Dinero alcanzar su máximo potencial? La respuesta podría estar en su cocina.
Cómo tener un hermoso jardín en la casa. | Foto: Getty Images

Cómo hacer

El ingrediente casero que se puede usar como abono orgánico para las plantas

¡Despierta au jardín! Abono orgánico casero con un ingrediente simple y efectivo

16 de junio de 2024 Por: Redacción El País

Tener un jardín exuberante y lleno de vida requiere de cuidados especiales, y uno de los más importantes es la nutrición de las plantas. Afortunadamente, no es necesario gastar dinero en costosos fertilizantes químicos para nutrir sus plantas. La naturaleza nos ofrece un ingrediente simple y efectivo que puedes convertir en un poderoso abono orgánico: las cáscaras de huevo.

Esta es una manera de hacer un fertilizante para las plantas con ayuda de la cáscara de huevo.
Esta es una manera de hacer un fertilizante para las plantas con ayuda de la cáscara de huevo. | Foto: Getty Images

Beneficios de las cáscaras de huevo como abono:

  • Ricas en calcio: Las cáscaras de huevo son una fuente natural de calcio, un mineral esencial para el crecimiento y desarrollo de las plantas, especialmente para flores, frutos y hortalizas.
  • Mejoran la estructura del suelo: El calcio de las cáscaras de huevo ayuda a mejorar la estructura del suelo, haciéndolo más permeable y aireado, lo que favorece la absorción de nutrientes por parte de las raíces.
  • Repelente natural de plagas: Las cáscaras de huevo trituradas pueden actuar como un repelente natural de algunas plagas comunes del jardín, como caracoles y babosas.
  • Abono sostenible y ecológico: Al utilizar cáscaras de huevo como abono, estás contribuyendo a reducir la cantidad de residuos que van a parar a los vertederos y estás practicando una jardinería sostenible y ecológica.

Cómo preparar abono orgánico con cáscaras de huevo:

Ingredientes:

  • Cáscaras de huevo limpias y secas
  • Agua
  • Un recipiente
  • Una licuadora o mortero (opcional)

Preparación:

  • Lava y seca las cáscaras de huevo: Retire cualquier residuo de huevo o membrana de las cáscaras. Lave las cáscaras con agua y jabón para eliminar cualquier bacteria o suciedad. Deje que las cáscaras se sequen completamente al sol o al aire libre.
  • Tritura las cáscaras de huevo: Puede triturar las cáscaras de huevo con un mortero hasta convertirlas en polvo fino, o puede utilizar una licuadora para obtener un polvo más fino y homogéneo.
  • Agrega agua al polvo de cáscara de huevo: En un recipiente, y mezclar el polvo de cáscara de huevo con agua hasta formar una pasta espesa. La cantidad de agua dependerá de la finura del polvo.
  • Deja reposar la mezcla: Cubre el recipiente y deja reposar la mezcla durante 24-48 horas. Durante este tiempo, el calcio de las cáscaras de huevo se disolverá en el agua, creando un fertilizante líquido rico en nutrientes.
  • Utilizar el abono: Una vez que la mezcla haya reposado, puedes diluirla con agua en una proporción de 1 parte de abono por 10 partes de agua. Riegue sus plantas con esta solución diluida, asegurándose de no mojar las hojas.
Conozca las señales clave que indican cuándo es el momento adecuado para regar sus plantas.
¡Disfruta de los beneficios de la jardinería orgánica y contribuye a un planeta más sostenible! | Foto: Getty Images

Consejos adicionales:

  • Puede agregar otros ingredientes nutritivos a su abono de cáscara de huevo, como compost o estiércol orgánico.
  • Es recomendable aplicar el abono de cáscara de huevo cada 2-4 semanas durante la temporada de crecimiento de las plantas.
  • Evite aplicar el abono directamente sobre las raíces de las plantas, ya que esto podría causarles quemaduras.
  • Si notas que sus plantas presentan signos de exceso de calcio, como hojas amarillentas o puntas marrones, reduce la frecuencia de aplicación del abono.

¡Con este sencillo abono casero a base de cáscaras de huevo, podrás nutrir tus plantas de forma natural y económica, y disfrutar de un jardín más hermoso y saludable!

Recuerda:

  • Utilizar cáscaras de huevo de gallinas criadas en libertad o de huevos orgánicos para evitar la presencia de pesticidas o químicos.
  • Almacena el abono de cáscara de huevo en un recipiente hermético y en un lugar fresco y oscuro para prolongar su vida útil.
  • Combinar el uso del abono de cáscara de huevo con otras prácticas de jardinería sostenible, como el compostaje y el riego eficiente.

*Este artículo fue creado con ayuda de una inteligencia artificial que utiliza machine learning para producir texto similar al humano, y curado por un periodista especializado de El País.

AHORA EN Cómo Hacer