Señalamientos de ONU sobre situación en el Catatumbo son irresponsables: Mindefensa

Escuchar este artículo

Señalamientos de ONU sobre situación en el Catatumbo son irresponsables: Mindefensa

Julio 10, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Elpaís.com.co | AP

De acuerdo con el Ministerio de Defensa, es "irresponsable y temerario" hacer señalamientos sobre la situación de orden público en el Catatumbo, hasta que no finalicen las investigaciones.

El Ministerio de Defensa colombiano le respondió este miércoles a la ONU que "es irresponsable y temerario" hacer cualquier afirmación sobre la muerte de cuatro campesinos en la región del Catatumbo hasta tanto la Fiscalía determine las circunstancias en que esas personas perdieron la vida. "Desde el día en que se presentaron las muertes de las cuatro personas durante las manifestaciones en el Catatumbo, el Ministerio de Defensa, a través de diferentes voceros, le solicitó a la Fiscalía General de la Nación investigar los hechos, para establecer las causas de la muerte de estas personas" , dijo la cartera de Defensa en un comunicado de prensa. En la mañana del miércoles, la oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sostuvo que la fuerza pública cometió excesos en las protestas que desde hace un mes realizan campesinos en Catatumbo, lo que habría provocado la muerte de cuatro campesinos. "El Ministerio de Defensa y el Gobierno Nacional son los primeros interesados en que se determinen las circunstancias en que presentaron estas muertes", enfatizó el reporte oficial. Agregó que "hasta tanto la Fiscalía... finalice su investigación y establezca las circunstancias en que fallecieron estas personas, es irresponsable y temerario hacer cualquier tipo de afirmación que pretenda validar alguna de las causas posibles".En un comunicado de prensa, Todd Howland, representante en Colombia del organismo de la ONU, informó en la mañana que esa entidad constató que "hubo disparos con fusiles de alta velocidad, usualmente de dotación de la Fuerza Pública, y por lo tanto, indicaría uso excesivo de la fuerza en contra de los manifestantes, lo que habría provocado la muerte de cuatro campesinos". Howland exhortó a la Fiscalía a que esclarezca los hechos en que murieron Leonel Jácome, Edinson Franco, Diomar Humberto Angarita y Hermides Palacios. Dos de los hombres murieron en las protestas el 22 de junio y los otros dos el 25 de junio, todos en choques con la fuerza pública en la zona de Ocaña, en el departamento de Norte de Santander y a unos 415 kilómetros al noreste de Bogotá. El comunicado señaló que la ONU también observó "agresiones por parte de los manifestantes contra la Fuerza Pública. En los hechos violentos quedaron heridos tanto manifestantes como miembros de la fuerza pública, y hubo daños a la propiedad pública y privada, confinamiento a varias comunidades y cierre de vías, lo que generó una grave situación de crisis humanitaria". El director de la Policía Nacional, general José Roberto León, ha dicho que ya realizan una investigación interna para determinar lo ocurrido con las cuatro personas muertas. La Fiscalía se ha manifestado en el mismo sentido. Habitantes de la zona del Catatumbo, al menos siete municipios en el Norte de Santander, comenzaron un paro el 11 de junio y bloquearon con palos y piedras el acceso vial a Ocaña y a Tibú. Aunque el bloqueo fue levantado a inicios de mes en Ocaña, persiste el de Tibú, donde se mantienen unos 6.000 campesinos en campamentos improvisados a la orilla de la carretera. Los campesinos reclaman que se suspenda la erradicación de cultivos de coca y que la región sea declarada una reserva campesina. El gobierno ha replicado que no suspenderá la destrucción de los cocales pero que estudia la posibilidad de la declaración de reserva, una figura legal de 1994 que permite el desembolso de fondos estatales para el desarrollo de un área específica. El Gobierno envió el martes a Tibú dos comisiones con viceministros y altos funcionarios para tratar de conjurar la crisis en el Catatumbo y de inmediato se reunieron con los voceros de los campesinos. La reanudación de los diálogos entre las partes fue saludada por la ONU. Tanto el gobierno como las autoridades militares y de Policía han insinuado que las protestas están infiltradas por la guerrilla de las Farc, lo que niegan los campesinos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad