"Se debe prohibir el asbesto para evitar riesgos": Minsalud

"Se debe prohibir el asbesto para evitar riesgos": Minsalud

Marzo 06, 2019 - 11:26 a.m. Por:
Colprensa
No al Asbesto

Frente al Congreso de la República, el grupo ecologista Greenpeace, realizó un platón para que el Congreso prohíba el uso de asbesto en el país.

Colprensa / El País

Tras el fallo del Juzgado 39 Administrativo de Bogotá, que dio un plazo máximo de cinco años al Estado colombiano para crear una política de sustitución del uso del asbesto, el Ministerio de Salud manifestó que se debe prohibir el uso de este mineral.

“Para el Ministerio de Salud y Protección Social la mejor intervención para la reducción del riesgo de exposición al asbesto es la prohibición de su uso. Dada la existencia de población con antecedentes de exposición al asbesto que puede llegar a desarrollar una enfermedad atribuida a este carcinógeno, así como la existencia de personas que ya cursan con una de estas enfermedades”, expresó la cartera de Salud.

El Ministerio resaltó que se debe prestar la atención integral en salud orientada al diagnóstico, tratamiento y rehabilitación en el marco del Sistema General de Seguridad Social en Salud a las personas afectadas por el asbesto. Sin embargo, manifestó no estar de acuerdo con el artículo 11 del proyecto de ley “Ana Cecilia Niño”, que establece la creación de la ruta de atención integral para personas expuestas al Asbesto, ya que no lo considera “pertinente”.

“Dado el carácter de problema de salud pública que representa el cáncer en Colombia, el país hoy cuenta con un amplio marco político-normativo, que en buena parte es exclusivo para este grupo de enfermedades y que ha sido construido para dar respuesta al objeto y los diferentes mandatos de las Leyes 1384 y 1388 de 2010”, apuntó el Ministerio.

La cartera también resaltó que, bajó la resolución 1383 de 2013 el Plan Decenal para el Control del Cáncer en Colombia 2012-2021, se reconoció el asbesto como uno de los cinco principales agentes carcinógenos e instó a los actores del sector salud y a otros sectores a priorizar acciones para recudir el riesgo de exposición a este compuesto en el entorno laboral.

Frente al artículo 8 que propone realizar monitoreo e investigación científica al cumplimiento de la ley, el Ministerio de Salud consideró que hacer un seguimiento a la implementación de la ley, corresponde a acciones administrativas que no requieren más monitoreo científico que los indicadores de la reducción o eliminación del uso del asbesto.

“El establecimiento de sustitutos es una actividad de innovación tecnológica de la cual no tiene competencia este Ministerio.

Para el Ministerio de Salud y Protección Social esta iniciativa es de gran interés para la salud pública y para la prevención de eventos en salud mediante el control de factores de riesgo y persigue el fin último de proteger a la población y procurar por su salud y bienestar”, comentó el Ministerio de Salud.

La decisión del juzgado 39, expuesta en un auto de 616 páginas, va dirigida al Ministerio de Salud y al Ministerio de Trabajo, en respuesta a una demanda presentada por Juan José Galindez en 2005, por los efectos dañinos del asbesto en la salud de las personas.

Según el documento, la demanda de Galindez cobija al Ministerio de la Protección Social, la Corporación Autónoma Regional de Antioquia (Corantioquia) y la compañía minera Las Brisas S.A argumentándose una presunta vulneración al “derecho colectivo al goce de un ambiente sano, la existencia del equilibrio ecológico y el manejo y aprovechamiento racional de los recursos naturales para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración o sustitución”.

La decisión también ordena a las fábricas que en este momento están haciendo uso del asbesto, llevar una indicación en sus productos donde se advierta el uso y el manejo de esta sustancia mineral.

En el Congreso de la República avanza un proyecto de ley que busca la prohibición general del asbesto, pero la iniciativa se ha caído siete veces. El asbesto, un material ideal para aislar el calor, liviano y fuerte, usado en tejas o tuberías, así como en la fabricación de partes carros como bandas o pastillas para frenos, es, sin embargo, muy dañino para la salud. Diferentes investigaciones han confirmado que puede tener efectos cancerígenos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad