"No estamos persiguiendo a nadie": presidente Juan Manuel Santos

"No estamos persiguiendo a nadie": presidente Juan Manuel Santos

Septiembre 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.

Santos salió en defensa de la institucionalidad de su Gobierno, tras el debate a Uribe por paramiliatarismo donde el expresidente acusó al Mandatario de presionar la realización del mismo.

Durante la posesión del nuevo magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE), Armando Novoa García, el presidente Juan Manuel Santos salió en defensa a la institucionalidad de su Gobierno y calificó de "inconvenientes" los señalamientos que se le hacen al Gobierno sobre una supuesta persecución política. Aunque no hizo referencia a nombres, el pronunciamiento hecho este jueves por el Mandatario se da a conocer tras el intenso debate al expresidente Álvaro Uribe Vélez por sus presuntos nexos con el paramilitarismo. De hecho, Uribe dijo que dicho debate hacía sido presionado por el presidente Santos. “A mí me parece totalmente inconveniente, no es un juego limpio, la forma como algunos han querido atacar al Gobierno, por un lado señalando fraude en las elecciones inclusive parlamentarias y en las presidenciales, para deslegitimar nuestra institucionalidad”, afirmó Santos.Y dicen “luego, que hay persecución política contra quienes no piensan igual al Gobierno. Nada más lejano a la verdad. Todo lo contrario: aquí lo que hemos querido es darles todas las garantías. Además, la justicia es un poder independiente. Nosotros no estamos persiguiendo a nadie. En la medida en que podamos darles garantías, las tienen. Ese es también mi talante y también mi forma de gobernar”. Para el presidente Santos, “algunos creen que quitándole legitimidad a la institucionalidad es la forma como pueden ganar créditos políticos. Se equivocan y hacen mucho daño. Pero así es la democracia y también hay que tolerarlos”.En su pronunciamiento, el Mandatario de los colombianos dijo que el Gobierno no es de los que usan las mayorías para aplastar a las minorías. “Eso lo único que genera es una reacción inconveniente para la democracia. Creo que en la medida en que podamos todos dialogar, ponernos de acuerdo sobre aspectos importantes que a todos nos beneficien, ponernos en desacuerdo con las políticas con las cuales no haya unanimidad o haya diferencias, eso es parte del juego democrático”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad