“Decreto sobre la venta de celulares atenta contra el derecho al trabajo”: comerciantes de Popayán

“Decreto sobre la venta de celulares atenta contra el derecho al trabajo”: comerciantes de Popayán

Junio 04, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Andrés Felipe Dorado / Especial para El País

Gremio de comerciantes de teléfonos celulares de Popayán planean asociarse en los próximos días, como medida ante los efectos del Decreto 1630 de 2011.

Después de que el gobierno nacional, por medio del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, expidiera el decreto 1630 de 2011, con el que se pretende ponerle freno al robo de celulares en el territorio nacional, los pequeños comercializadores de teléfonos móviles de la ciudad de Popayán han decidido asociarse para defender el derecho al trabajo, que según ellos, está siendo vulnerado por la medida gubernamental.Los comerciantes dedicados a la venta y mantenimiento de equipos de teléfonos celulares aseguran que ante la expedición del decreto han visto afectado el volumen de sus ventas. Solo en la última semana han disminuido en un 50%, debido a la desconfianza generalizada que se ha generado frente a los pequeños distribuidores, asegura el gremio. Según Nelson Rojas, líder de los vendedores de teléfonos móviles del centro comercial Mundo Center, lo que han hecho los grandes operadores y el gobierno nacional mediante el decreto es “tildar a todo el mundo de ladrones y de reducidores”. De la misma forma Edwin Calambas, distribuidor de teléfonos celulares, afirma que la medida es “un intento por monopolizar el negocio de la telefonía celular”.Pese a lo anterior, los comerciantes reconocen que ha sido notable la disminución de personas que llegan a sus negocios a ofrecer teléfonos hurtados. Sin embargo, aseguran que ya han sido objeto de inspecciones a sus mercancías y vitrinas por parte de las autoridades policiales. Señalan que si bien el decreto disminuye la comercialización de móviles hurtados, no va a controlar eficazmente un problema que ellos consideran es de seguridad ciudadana. En otras ciudades del país el gremio de los comercializadores de telefonía celular ya han manifestado su inconformidad frente al decreto; y con esta motivación, en los próximos días los comerciantes locales adelantarán reuniones con los presidentes de las asociaciones de Cali y Bogotá, con el fin de asesorarse y poder conformar, en un corto plazo, la asociación de los comercializadores de telefonía móvil de la ciudad. Así mismo, tratarán de encontrar soluciones a la situación de los pequeños distribuidores de teléfonos celulares en el país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad