Una lucha sin pausas, así funciona el laboratorio para detectar Covid-19 en Cali

Marzo 29, 2020 - 11:50 p. m. 2020-03-29 Por:
Leidy Oliveros Múnera - reportera de El País

Los especialistas del laboratorio de Salud Departamental realizan el estudio de las muestras Covid-19 en esta cabina de bioseguridad biológica.

Foto: Especial para El País

A diario Paola Andrea Londoño Núñez vive un mar de emociones como bacterióloga y actual coordinadora del laboratorio de Salud Pública Departamental, y más ahora que este fue avalado por el Instituto Nacional de Salud para analizar las muestras de pacientes sospechosos de coronavirus en el Valle.

Este virus infeccioso originario de Wuhan, China, le está permitiendo vivir a ella gran un reto, quizá el más grande de su vida.

Y es que no es para menos, pues “cada vez que tenemos un resultado de una prueba Covid-19 negativa sentimos un parte de alivio, pero igualmente cuando es positiva, pues tenemos esa sensación de que estamos aportando a la solución de un gran problema, ya que de esta manera les mostramos el camino a seguir a los médicos y a la autoridad sanitaria”.

La labor que realiza y dirige la especialista en microbiología y en Gerencia de Servicios de Salud, es ardua, le exige fortaleza física y emocional.

Lea además: Esto es lo que se sabe del hombre que murió por Covid-19 en Cali, segundo caso en la ciudad

Es miércoles. 9:00 p.m. Paola acaba de llegar a su casa, que por el momento está sola, su esposo, médico, y sus dos hijos, un niño de 4 años, y una de 23, se encuentran confinados en otro lugar. Le duele la ausencia física de su familia, pero al tiempo le da paz, pues así ellos no están tan expuestos con ella, quien a diario se roza con el virus infeccioso.

Después de una jornada de más de 12 horas, y aunque ya no está en el laboratorio, la bacterióloga continúa laborando en casa. Ahora mismo en llamada telefónica dialoga con personal del Instituto Nacional de Salud para informar cómo va el proceso en el laboratorio departamental en esta primera semana con el estudio de las muestras, además hablan de las documentos y actas que ha enviado al INS.

“No alcanzan las horas del día para atender tanta cosa”, expresa la especialista, quien a su vez con gozo cuenta que en este trabajo no está sola. Ella junto con un equipo de más de 40 expertos entre bacteriólogos, epidemiólogos, virólogos y auxiliares, desde hace más de una semana, son los encargados de recibir, analizar y estudiar las muestras de coronavirus de todos los municipios del Valle y posteriormente comunicar a cada entidad de salud remitente el resultado de las pruebas diagnóstico.

De las 200 muestras de Covid-19 que llegan al laboratorio a diario, varias salen negativas y esto para ellos es un alivio, aunque las positivas también porque confirman el virus en una persona y con el resultado se orientan los médicos y aportan a las decisiones de las autoridades sanitarias.

Pero este proceso no ha sido nada sencillo, ponen su propia vida en riesgo e incluso la de su familia, ya que todo el tiempo están expuestos y esquivando el virus infeccioso, y aunque utilizan un traje completo de bioseguridad que los hace ver como astronautas, “siempre hay un riesgo”, asegura Paola.

Lea además: Esto es lo que se sabe del hombre que murió por Covid-19 en Cali, segundo caso en la ciudad

Todos los días, desde las 7:00 a.m. Paola sale de su casa con un plan trazado de trabajo, pero generalmente cambia “porque llega una petición o hay que responder un requerimiento de la Superintendencia de Salud o la Secretaria de Salud Departamental, María Cristina Lesmes, cita a reunión urgente para definir alguna salida a la situación que afrontamos”, afirma.

Al llegar al laboratorio que está ubicado sobre la Calle 5 con Carrera 76 y el cual es testigo de todo el esfuerzo que se realiza a diario, lo primero que hace es revisar que todos los profesionales y auxiliares estén listos para recibir las muestras que llegan de los diferentes municipios del Valle. Está atenta a que el personal que recibe las muestras esté en su puesto de trabajo con sus elementos de protección y que todas las áreas estén dispuestas.

Durante el día también asiste a reuniones con el grupo de vigilancia epidemiológica o con el Comité de la Sala de Análisis de Riesgo, todo esto para atender asuntos relacionados a la etapa de contención de la pandemia.

Igualmente, hace parte de su día a día definir las necesidades en cuanto a reactivos, materiales, todos los insumos que se requiere para atender desde el rol de laboratorio de salud pública esta difícil situación.

El proceso especialmente en estos últimos días ha sido más difícil, sin embargo, la especialista Paola sabía desde que inició su carrera como bacterióloga que su pasión era el servicios social y ahora lo sigue comprobando… “Sentimos que estamos contribuyendo a la solución del problema que afrontamos en el mundo entero: Covid-19”.

Es viernes y la bacterióloga continúa con su movida rutina, cada vez que llega a casa tiene su corazón lleno de emociones y con la satisfacción de la labor realizada. Probablemente, sábado y domingo, sentirá lo mismo, pues en esta época hasta los fines de semana deben seguir laborando. Las muestras de pacientes con sospecha de Covid-19 no paran de llegar.

Cómo funciona el laboratorio

Desde que el laboratorio de Salud Pública Departamental empezó a recibir muestras de pacientes sospechosos Covid-19 de los municipios, estas se procesan bajo unos estándares que exige el Instituto Nacional de Salud.

Según explicó María Cristina Lesmes, secretaria de salud Departamental, “el panel respiratorio o prueba que se hace a los sospechosos de tener coronavirus, es un examen sencillo de tomar. Se toma una muestra del interior de la nariz o del principio de la faringe, con un escobillón y luego ese escobillón es guardado en un frasquito que se embala en una nevera para garantizar que se mantenga con la temperatura adecuada”, precisó.

Este material es embalado en dos contenedores más para garantizar el triple embalaje y condiciones de refrigeración. “Como son muestras biológicas este protocolo se hace para que ninguna persona que manipule la nevera entre en contacto con el virus y se contagie”, añadió la jefe de cartera.

Una vez las muestras llegan al laboratorio, se abren dentro de una cabina de bioseguridad, un equipo donde se introducen las muestras y el personal trabaja a través de un vidrio introduciendo sus manos. La cabina tiene un sistema de extracción que no permite que el material infeccioso tenga contacto con quien la opera.

La muestra se analiza y en un periodo de 24 a 48 horas se obtienen los resultados, los cuales se introducen a las bases de datos y se le informa a la entidad de salud remitente.

El análisis de las muestras en este laboratorio disminuye los tiempos de entrega de resultados, sin embargo, Lesmes aclaró: “Nosotros no lo haremos a la velocidad que lo hace el Instituto Nacional de Salud porque no tenemos unos equipos que permiten automatizar las pruebas, estamos en procesos de compra y tenemos que hacer mucho proceso manual”.

El laboratorio “requiere una tecnología de altísima complejidad, la dificultad que tenemos ahora es de reactivos, estamos en un proceso de importación un número importante pero insuficiente que nos permita agilizar un poco”, concluyó Lesmes.

Lea además: Esto es lo que se sabe del hombre que murió por Covid-19 en Cali, segundo caso en la ciudad

Laboratorio en Univalle

El laboratorio de la Universidad del Valle está en preparación para recibir muestras Covid-19. Esta semana espera ya recibir las primeras pruebas.

El bacteriólogo y doctor en Microbiología Gerardo Andrés Libreros Zuñiga, coordinador del laboratorio de diagnóstico de Univalle, explicó que este actualmente tiene capacidad de procesar 60 pruebas por día, “sin embargo el rector de la Universidad va a conseguir un nuevo equipo y más reactivos, en dos a tres semanas estaríamos en la capacidad de hacer unas 200 pruebas por día”, aseguró.

Además, “contamos con dos bacteriólogas, quienes están a cargo del laboratorio de virología molecular, y ya están capacitadas para realizar las pruebas de Covid. Estas dos personas estarán procesando las muestras, y tenemos adscrito otros biólogos, bacteriólogos y auxiliares de laboratorio, en total son siete personas que estarán en el proceso, pero si aumenta la demanda, entraría más personal”.

La idea, agrega Libreros, es que el laboratorio pueda dar ese apoyo que se necesita ahora, para poder dar una respuesta más rápida a los pacientes. “Estamos preparándonos mejor para lo que se avecina y minimizar el impacto de la pandemia en nuestra región”, aseguró

Otros laboratorios

En el departamento, hay cinco laboratorios que están en proceso de autorización para realizar las pruebas Covid -19.

“Puede hacer las pruebas el Hospital Universitario de Valle, la Fundación Valle del Lili, el Centro Médico Imbanaco y estamos verificando otros dos laboratorios de dos clínicas, sin embargo, es necesario contar con un personal calificado para el proceso. Hemos iniciado con las capacitaciones para adelantar acciones que permitan mejorar los procesos”, precisó la secretaria María Cristina Lesmes.

VER COMENTARIOS