Un problema de no acabar: todavía no hay reemplazo para la escombrera de la 50

Septiembre 12, 2022 - 11:55 p. m. 2022-09-12 Por:
Redacción El País
Cali

Los escombros que llegan a la Estación de Transferencia de la 50 desbordan la capacidad de este punto. Para la limpieza de la Estación de Transferencia de la 50 se dispuso de una retroexcavadora de oruga y más de 12 volquetas que transportan el material.

Foto: Aymer Andrés Álvarez / El País

El Distrito de Cali reiteró, en las últimas horas, que en unas dos semanas quedarían evacuados los escombros de la Estación de Transferencia de la Carrera 50, lugar al que llegan los residuos de construcción y demolición (RCD) que se generan en diferentes puntos de la ciudad.

Sin embargo, el problema sigue sin resolverse, pues la administración aún no tiene un lugar definitivo que cuente con las autorizaciones ambientales necesarias para trasladar esa estación.

Estos sitios generalmente están ubicados a las afueras de la ciudad y, para el caso de Cali, tendría que ser un lote que esté dentro de la jurisdicción de la CVC o de la CRC.

Diego Fernando Cortés, director de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, Uaesp, entidad responsable de la escombrera, aseguró que con la descolmatación y traslado de residuos a los puntos finales, que deberían realizarse mínimo cada dos meses, el Distrito ha gastado demasiado dinero, en vez de aprovechar el material con la economía circular.

Lea además: “Decir que no hay corrupción sería engañarse”: Contralor de Cali sobre investigaciones en la ciudad

Según el directivo, a la fecha, el aprovechamiento de residuos no supera el 3 %, cuando la meta es de, al menos, el 25 %.

Recientemente, en diálogo con El País, Francy Restrepo, directora del Dagma, coincidió en afirmar que con todo lo que le ha costado al Municipio, durante estos años, la evacuación de la escombrera de la 50, “tendríamos perfectamente una planta de aprovechamiento de escombros y podríamos estar produciendo materiales ecológicos, que es lo que se pretende hacer”.

Asimismo, aclaró que la labor del Dagma es ejercer control para evitar que el arrojo de residuos de construcción pueda impactar el canal de aguas lluvias que hay en el sector y las vías cercanas a la escombrera.

Es importante recordar que la Estación de Transferencia de la Carrera 50 ha sido el punto autorizado por la Alcaldía para hacer la disposición final de los RCD en Cali, a pesar de que hay una sentencia que ordena su cierre.

“Lo que produciría un cierre súbito de la escombrera a la que, de alguna forma, llegan residuos de manera ordenada de los chaneros y donde se acopian unas 600 toneladas, es un tema complejo de discutir, porque si bien existe una resolución que dice que tiene que salir de allí y el Dagma ha dado la orden de cierre, no está bien que una solución, que a la vista se ve muy sencilla, genere al siguiente día 50 escombreras más”, advirtió la Directora del Dagma.

Le puede interesar: Las plazas de mercado de Cali sucumben el abandono, ¿es posible recuperarlas?

Para evitar esto, desde la Uaesp se aseguró que están trabajando en coordinación con varias entidades de la región para encontrar un espacio más amplio que permita hacer la separación de los materiales y así lograr el aprovechamiento.

Yeison Martínez, edil de la comuna 16, aseguró que la Estación de Transferencia de la Carrera 50 ha generado múltiples problemas ambientales y paisajísticos en el barrio Mariano Ramos, donde está ubicada, sumado a otros barrios cercanos como Brisas del Limonar, La Alborada y Ciudad 2000.

A ello se suman problemas de inseguridad y de acceso al espacio público y la recreación, porque la cantidad de residuos que hay en el lugar impiden la terminación del Parque Lineal de la 50. En su lugar, ha atraído a habitantes de calle y personas inescrupulosas que arrojan en este sector escombros, que no necesariamente son de demolición y construcción.

“Desde hace siete meses, aproximadamente, el Alcalde dijo que iba a atender nuestras inquietudes y que iba a tomar cartas en el asunto. En su momento lo que hicieron fue descolmatar una vez más la escombrera y organizar un cerramiento con polisombra, pero esa fue toda la intervención que hizo la Administración”, cuestionó el edil.

Según Martínez, las dudas que giran en relación con esta escombrera siguen siendo las mismas: ¿Qué pasará luego de que terminen de retirar los residuos?, ¿será está la última vez que se use?, ¿para dónde se llevarán los RCD?, ¿cuánto dinero se prevé seguir invirtiendo en estas tareas? Los caleños esperan respuestas.

VER COMENTARIOS