Escuchar este artículo

Tras el golpe de la cuarentena, caleños empiezan a ponerse al día con arriendos

Septiembre 20, 2020 - 11:13 p. m. Por:
Redacción de El País
Arriendos covid-19

El 27,8% de lo contratos de arriendo con locales comerciales hicieron acuerdos de pago, según datos al mes de abril de este año.

Raúl Palacios - El País

Durante el tiempo de la cuarentena muchos caleños se atrasaron con el pago de arriendos tanto de viviendas como de locales por la crisis económica, sin embargo, el panorama está cambiando.

Un estudio sobre el comportamiento de los arrendamientos en la ciudad y en Colombia de la Lonja de Propiedad Raíz de Cali y Fedelonjas, indicó que al 31 de julio de este año el 92,2% de los contratos de alquiler de vivienda se estaba pagando de manera oportuna.

La cifra representa un gran avance teniendo en cuenta que al inicio de la cuarentena por el Covid-19, el panorama era preocupante. Al 31 de marzo de 2020, el 86,3% de los contratos de arriendo se pagaba a tiempo, mientras que para el 20 de abril este porcentaje bajó al 41,9%, siendo el momento más difícil.

Pero se recuperó rápidamente, para finales de julio el 92,2% de los contratos de arriendo estaban al día en la ciudad, mientras que en Colombia ese porcentaje fue del 67,6%.

“Se puede evidenciar que tanto en Cali como en Colombia existe una recuperación de la proporción de inmuebles con estado de pago, siendo esta más acelerada y alta en la capital del Valle”, indica el estudio, que destacó también que para el 20 de abril el 16,4% de los contratos vigentes de viviendas alquiladas hicieron acuerdos de pago.

En cuanto al pago de arriendo de locales comerciales la situación ha sido más complicada, el estudio indicó que al 8 de abril de 2020 el 73,1% de los arriendos comerciales se pagaba a tiempo, pero al 31 de julio se bajó al 56,3%. Aún así, el dato es mucho mejor que el promedio nacional, pues a finales de julio solo el 12% de los contratos comerciales se pagó a tiempo en Colombia.

¿Lo peor ya pasó?

Paola Andrea Cardona, directora comercial de la empresa Comercio Inmobiliario, comentó que durante la cuarentena la empresa se acogió a todos los decretos emitidos por el Gobierno, pues los arrendatarios de locales comerciales cesaron sus pagos, lo mismo que los de vivienda.

Afortunadamente, resaltó que “los propietarios fueron solidarios e hicieron muchos acuerdos”.

Esta empresa retomó actividad en junio y según cuenta Paola, desde ese mes se empezó a cerrar la brecha y a normalizar la gestión comercial con resultados positivos. “Desde ese momento hemos hecho ventas y arrendado todo tipo de inmuebles, aunque nos falta cerrar la brecha en el tema de desocupación de locales que sigue siendo alta”, aseguró.

Recuerda que en promedio -antes de la pandemia- había unas 7 entregas al mes de locales o viviendas y en el periodo de aislamiento se presentaron hasta 30. “La recuperación la notamos en la dinámica de comercialización de inmuebles, los que están muy golpeadas son las aseguradoras que tuvieron que responder por el no pago de los arrendatarios”.

Precisamente Lina Valencia, quien trabaja con Seguros El Libertador, tiene una visión un poco más apocalíptica y considera que las perspectivas no son muy positivos porque la gente en Cali sigue desocupando tanto locales como viviendas y asegura que estos inmuebles a su vez no se han podido alquilar nuevamente.

“Desde que empezó la pandemia han desocupado bastantes locales y viviendas porque muchos perdieron ingresos. Había gente que nos mostraba las cartas de las empresas recortando salarios a otros los mandaron a casa sin plata”, recuerda.

Por ejemplo, agregó que el 98% de los contratos que manejaban hicieron acuerdos, hubo condonaciones del 50% y el resto lo financiaban hasta diciembre y aún así muchos entregaron el local”.

Según el estudio de la Lonja, entre el 58% y 67,5% de los contratos en Cali tenían seguros.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS