¿Qué pasó con las materas instaladas en la Calle 8?

Diciembre 19, 2020 - 12:00 a. m. 2020-12-19 Por:
 Redacción de El País
materas

Este viernes fueron retiradas las materas que habían sido instaladas en la Calle 8 donde actualmente funciona una nueva ciclorruta. El proyecto de la Secretaría de Movilidad y la fundación Despacio tiene contemplado instalar 150 materas total.

Foto: Bernardo Peña - El País

La instalación de 30 materas -de las 150 que estaban planeadas colocar- como separadores en la ciclorruta de la Calle 8 entre el bulevar del Río y la Carrera 10, generó controversia y polémica en la ciudad, tanto que no duraron ni un día instaladas: algunas las dañaron y las demás, ayer fueron retiradas de la zona.

La intervención de estos elementos de separación vial que es liderada por la Fundación Despacio y la Secretaría de Movilidad de Cali, a través el proyecto “Vivo Mi Calle”, generó diferentes reacciones en la ciudadanía; mientras peatones y ciclistas piden más espacio seguro para circular, conductores de vehículos motorizados reclaman que les están quitando vías.

Para los expertos en movilidad, esta estrategia que ha sido usada a nivel nacional e internacional como en Europa y EE.UU., es pertinente y necesaria para salvaguardar la vida de los ciclistas y peatones, pues consideran que “todas las medidas que sean para proteger la vida hay que implementarlas”.

Puede leer: Instalan materas en vías de Cali para diferenciar las ciclorrutas

Así lo señaló Janeth Mosquera, del Observatorio del Ciclista y el Peatón de Univalle, quien aseveró que “las medidas que traten de separar el tráfico motorizado del transporte no motorizado, sea pintando o con separación física -como las materas-, son garantías de seguridad, por eso toda separación física será bienvenida”.

En este sentido, argumentó: “Sabemos que lo que reduce la mortalidad de ciclistas y peatones son las vías que separan el tráfico motorizado del transporte que no lo es, y esta es una manera, poner obstáculos para que no se acerque cuando uno ande en bicicleta o camine”.

Por lo tanto, la experta en movilidad consideró que el retiro de las materas que ya habían sido instaladas es “preocupante”, pues afirmó que dicha decisión “da la sensación de que la Administración Municipal se equivoca, es como si tomara decisiones sin razón”. Además, Mosquera dijo: “Las medidas que busque salvar vida no deben ser concertadas”.

No obstante, Ciro Jaramillo, profesor y director del grupo de investigación en transporte, tránsito y vías en la Universidad del Valle, explicó que “este tipo de segregación física creada a través del amoblamiento como con las materas, está en sintonía con bajar las velocidades, y proteger al ciclista en infraestructura que es compartida”.

Para Carolina Arenas, del colectivo Bicimia, este proyecto “es una forma de exigir un espacio que realmente necesita el ciclista y respetarles la vida”.

Y aseveró que este ejercicio de las materas tiene una motivación loable, “pero sería interesante que la Secretaría de Movilidad explicara de dónde surgió la motivación, por qué en esa vía específicamente; creo que hay cosas que se podrían robustecer y la parte de sensibilización porque fue un elemento que apareció por sorpresa y eso generó dificultades”.

De hecho, esto fue lo que varios ciudadanos manifestaron en redes sociales, además de concejales como Roberto Ortiz, quien mostró su descontento.

“El alcalde Ospina sorprende a los caleños cuando empezamos a ver las calles invadidas de materas ancladas al piso, deteriorando el asfalto (...) Le pido más políticas públicas y menos ocurrencias, porque primero tenemos que culturizar a la gente y no obstaculizar las vías”.

Entre tanto, el secretario de Movilidad, William Vallejo, aseguró que a pesar de que se realizaron 18 actividades de socialización con la comunidad, “recibimos solicitudes ciudadanas de profundizar el alcance del proyecto, por lo cual se tomó la determinación de suspender su implementación hasta tener una socialización más profunda”.

La velocidad límite de la Calle 8 es de 30 km/h, y para ello se recomienda tener un carril máximo dos, según dijo Natalia Lleras, de Despacio.

¿Por qué materas en la vías?

De acuerdo con Natalia Lleras, directora del proyecto ‘Vivo Mi Calle’ de la Fundación Despacio, desde inicios de este año se empezó a trabajar en dicho proyecto en Cali.

“Las materas más que un elemento de segregación son para mejorar la atractividad de la ruta; esto lo hicimos basados en la Guía de Ciclo Infraestructura para ciudades colombianas donde tenemos 5 requisitos para incentivar el uso de la bicicleta dentro de esos está la atractividad”, anotó Lleras.

Asimismo, especificó que la ciclo infraestructura también iba contar con una segregación de bordillos en concreto.

Cabe recordar que en estos elementos de pacificación vial -materas y bordillos- que fueron donados por la Fundación Despacio dentro del proyecto “Vivo mi Calle” - financiado por Fondation Botnar-, se invirtió $203 millones ($52.529.409 en materas y $53.694.160 en bordillos).

¿Cómo nació el proyecto?

Natalia Lleras, directora del proyecto ‘Vivo Mi Calle’ de la fundación Despacio, contó que el proyecto surgió como respuesta a la contingencia por el covid buscando promover la salud física, mental y social de niñas (as), adolescentes y jóvenes.

Por lo que “decidimos mirar cuáles eran esos lugares de Cali de atracción para la juventud”.

Para esto, se desarrolló una encuesta entre junio y julio en donde participaron 6276 jóvenes entre los 10 a 24 años. Se identificó que el Bulevar del Río y las canchas panamericanas, eran algunos de los lugares de atracción.

“Desde agosto entramos a mirar como se pueda conectar estos dos espacios con una ciclorruta. Tenemos toda la justificación técnica del proyecto”, aseguró Lleras.

Lee contenido sin límites en elpais.com.co por $800 primer mes
VER COMENTARIOS