¿Maleza para embellecer los espacios públicos de Cali?

¿Maleza para embellecer los espacios públicos de Cali?

Septiembre 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Maleza para embellecer los espacios públicos de Cali?

En el Vivero Municipal, que queda al lado del Parque del Avión, en el norte de Cali, se está haciendo reproducción de arvenses para usarlas en separadores y zonas de espacio público.

El Dagma estudia las arvenses (como se le denomina a la maleza) para aprovechar su capacidad de sobrevivir en entornos difíciles. Esta especie no es tan fea como muchos creen.

Esas matas que a muchos les parecen feas, que crecieron en el antejardín o en el separador quién sabe por qué razón, no son tan malas como lo dice el nombre común con el que se les denomina. Esa maleza, que crece sin ayuda, con poca agua y que es resistente a todo, está siendo objeto de estudio por parte del Dagma en Cali.  Mauricio Salazar, ingeniero ambiental y líder del Vivero Municipal, explica que están mirando de cerca las plantas llamadas técnicamente como arvenses, lo que traduce “plantas indeseables”.  “Lo que estamos haciendo es rescatarlas e investigarlas para usarlas de una manera organizada y bonita en los espacios públicos de la ciudad”, dijo el especialista. Lo que han hecho en el último año y medio es extraer muestras de estas plantas de distintos separadores y espacios públicos de Cali, estableciendo su comportamiento, sus nombres científicos y porqué viven a pesar de todo: del agua escasa, del nulo cuidado, del cemento. Y es esa resistencia y capacidad de sobrevivir en estas condiciones lo que las hace interesantes para el Dagma. En el Vivero Municipal están reproduciendo algunas como  escoba basosa, albahaca, lantana, alternantera, orégano, prontoalivio, abrojo y rubelia. Muchas de ellas tienen flores y la mayoría posee propiedades medicinales o aromáticas, afirma el funcionario.  Lo que plantea Salazar es que Cali tiene que empezar a repoblar sus espacios públicos con estas especies que nos enseñan resistencia y que son propias de Bosque Seco Tropical, privilegiándolas por encima de las que han sido introducidas y que requieren muchos más cuidados adicionales. Tal es el caso de variedades foráneas como la duranta, usada en gran cantidad de antejardines en nuestra ciudad,  esta no es una planta propia de esta región sino que fue traída desde el sur de la Florida, en viajes de muchos caleños.  Otras muy comunes en los antejardines de Cali son heliconia pajarito, maní forrajero, coral rojo y azulina, también ‘importadas’.  La proliferación de un mismo tipo de plantas en los jardines y separadores, disminuyendo la diversidad, es lo que hace, según el ingeniero Salazar, que haya mayor vulnerabilidad frente a las plagas y enfermedades de las plantas, como la  palomilla.  Margarita Gómez, quien tiene un vivero en Cali, afirma que en efecto hay una tendencia hacia la compra de las mismas plantas para los antejardines, “en las matas también hay moda”. “El problema con la maleza,  que se da sola y sin ayuda  en los espacios públicos, es que no es tan estética, como que crece desordenada. Habría que aprender a usarla con conocimientos de jardinería y capacitar a los viveros comerciales para que también promovamos la venta de las especies que realmente necesita la ciudad”, dijo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad