Escuchar este artículo

Las anécdotas y moralejas que dejaron las sesiones virtuales del Concejo

Octubre 01, 2020 - 11:50 p. m. Por:
Olga Lucía Criollo, editora de Poder
Concejo virtual

Desde abril, el Concejo de Cali viene adelantando sus sesiones de forma virtual por la pandemia del covid-19. Estos son los 'bloopers' que ha dejado la experiencia.

Realización: Camilo Rodríguez y Olga Lucía Criollo

Con estos debates tan buenos, para qué Netflix. La frase la escribió un desprevenido ciudadano que seguía por Facebook una de las sesiones del Concejo de Cali, que ayer le dijo adiós a la virtualidad a la que lo obligó el Covid-19.

Y tenía toda la razón, porque, además de la aprobación del Plan de Desarrollo Municipal, de la citación a varios funcionarios del Gobierno local y de la aprobación en primer debate de un crédito por $650 mil millones solicitado por el Alcalde, lo actuado por los cabildantes durante los últimos seis meses incluyó también varias anécdotas que terminaron por acercar a los caleños a la junta directiva de la ciudad.

Así lo demuestra el ‘rating’. Mientras la primera sesión virtual, que se realizó el 28 de abril, fue comentada por 152 personas, para el 31 de julio el de Cali ya era el Concejo con más seguidores en Facebook en todo el país, con 14.805.

Todo porque en medio del vivo y en directo casi todos los concejales protagonizaron divertidos hechos que quisieran haber podido borrar de los videos. Eso sin dejar de lado que la virtualidad le implicó más dificultades a unos y dejó en evidencia las habilidades de otros.

Es así como desde las primeras sesiones Carlos Pinilla, sin ser el más joven del grupo, se autoproclamó el ‘youtuber’ del Concejo, al imponerse la diaria tarea de leer los comentarios de los seguidores del Facebook Live que iban más allá del ‘Me gusta’, ‘Me sorprende’ o ‘Me enoja’, ganándose el reconocimiento de sus colegas.

Por el contrario, a Roberto Ortiz le costó más trabajo relacionarse con la tecnología, al punto que, terminada la cuarentena, en vano pidió que el Cabildo en pleno regresara al hemiciclo.

La verdad es que durante las extras de abril la interferencia hacía difícil oír las intervenciones del ‘Chontico’, quien alcanzó a insinuar ‘al aire’ que había un complot en su contra, lo que despertó la ira de la presidenta del Concejo, que lo conminó a revisar su conexión a internet antes de hacer tal acusación.

Lea también: ¿En qué quedó el debate sobre la estatua de Sebastián de Belalcázar?

Sería el primero de varios episodios en los que, como diría después jocosamente Flower Rojas, a Audry María se le saldría el Toro, en alusión a su apellido. “No me vaya a regañar”, le dijo en otra ocasión Fernando Tamayo, después de que ella reprendió a varios por no utilizar las herramientas disponibles para coadyuvar alguna proposición sin tener que hacer uso de la palabra.

Eso sí, ni Audry ni nadie tuvo corazón para silenciar a un tierno personaje que acompañó las extenuantes jornadas de la Comisión del Plan del Concejo que, en medio de la discusión del Plan de Desarrollo, se prolongaban hasta por más de cinco horas.

Todos sabían que cuando la noche comenzaba a llegar, desde la curul virtual del mencionado youtuber se escuchaba con insistencia: “abuelo, abuelo”, lo que le indicaba a Pinilla era hora de dejar a un lado los temas de la ciudad para ir a jugar con el pequeño Junior.

Concejo de Cali

De manera presencial, pero con transmisión por redes sociales, se instalaron ayer las sesiones ordinarias.

Raúl Palacios / El País

Ahora bien, capítulo aparte merecen los chascos que, casi sin excepción, protagonizaron los cabildantes al dejar sus micrófonos abiertos. Pero, a juzgar por la angustia con la que sus colegas solían hacerlo caer en cuenta del olvido, se podría decir que el ‘campeón’ fue Fabio Arroyave.
“Muy difícil todo, muy difícil todo”, repitió en una sesión mientras la Presidenta literalmente le gritaba que apagara el aparato y Tamayo se carcajeaba.

El aforo que se permitirá durante las sesiones ordinarias del Concejo será del 33,33 %. Según las indicaciones internas, solo podrá acceder una persona por cada uno de los 22 cabildantes.

Pero no fue el único. Diana Rojas se ‘autoevaluó’ al aire tras referirse al Alcalde: “Fui positiva con él”. A Terry Hurtado se le coló un ‘miércoles’ cuando se le traspapeló el ‘chancuco’ de una constancia que quería dejar, y de amplia discusión fue el episodio en el que una palabra vulgar se escuchó desde el micrófono de Juan Martín Bravo.

Y es que en esta suerte de reality político también hubo momentos de alta tensión, como cuando varios concejales le reclamaron a Diana por haber publicado un boletín de prensa en nombre de sus compañeros; cuando Ana Erazo salió a reclamar en las redes sociales porque se quedó sin audio cuando realizaba un debate de control político sobre el proyecto Ciudad Paraíso, o cuando a Bravo no le fue aprobada una proposición de citación.

Sin embargo, más allá de las diferencias partidistas o de la cercanía o crítica al Gobierno Municipal, a los seguidores del Cabildo virtual sin duda les quedó en la retina imágenes como la de Henry Peláez usando máscara y tapabocas pese a que estaba solo y los ‘tiernos’ dibujos con los que el alcalde Jorge Iván Ospina les presentó el Plan de Desarrollo del Municipio.

Entre tanto, de seguro la mamá de Alexandra Hernández no olvidará que su hija la regañó al aire diciendo que la ponía nerviosa cuando pasaba por detrás de la cámara y Flower Rojas les recordará a sus colegas que hace varias semanas le ofrecieron hacer una ‘vaca’ para comprarle un computador ante la deficiente conexión desde su celular.

Pero, como desde hoy los 21 concejales volverán a sesionar desde el hemiciclo, sin transmisión por redes sociales y con el mínimo de público posible, todos los sustos, las ‘metidas de pata’ y los chascarrillos de la virtualidad, como solía decir Tamayo cuando se le caía la señal de internet a alguien, quedarán en: ¡estatua!

Empréstito, pendiente

El miércoles o jueves de la próxima semana se estaría llevando a cabo el debate en el que se aprobaría al proyecto de acuerdo con el que se busca que el Concejo de Cali autorice al alcalde Jorge Iván Ospina para tomar un crédito público por $650 mil millones.

Así lo confirmaron fuentes del Cabildo, que ayer instaló el último periodo de sesiones ordinarias de 2020, que se desarrollará de manera presencial en la sede de la corporación, con acceso limitado de público y todos los protocolos de bioseguridad a los que obliga la pandemia de Covid-19.

“Tenemos un nuevo proyecto en debate, para adquirir de forma ordenada los recursos que apalancaran el Plan de Desarrollo con la posibilidad de que se conecte con la reactivación, planteado en cuatro pactos así: pacto por el agua, pacto por la vivienda y hábitat, espacio público, el pacto por la agenda naranja y la reactivación cultural, deportiva y el desarrollo de las cadenas productivas”, explicó Jesús Darío González, secretario de Gobierno y delegado por el Mandatario para el evento.

El funcionario también anunció la próxima presentación de proyectos de vigencias futuras ordinarias para cumplir con programas incluidos en el Plan de Desarrollo del Municipio.

¿Y en la Asamblea?

Una de las cosas positivas de la virtualidad en la que también está la Asamblea del Valle desde abril pasado es que los diputados registran una mayor asistencia a las sesiones.

Y entre las anécdotas se destaca que, siendo de Tuluá, Rodrigo Guzmán siempre transmite desde una finca en Trujillo y en todas sus intervenciones ‘chicanea’ con el buen paisaje que lo rodea.

Curiosamente, pese a ser el más alejado de Cali, tiene muy buena señal de internet. Por el contrario, la diputada Myriam Juri, ubicada en la capital del Valle, suele presentar bastantes dificultades de conexión.

Contrario a lo sucedido en el Concejo, en las sesiones virtuales de la Asamblea, sobre todo al comienzo, se registraron varios casos de personas ‘no invitadas’ que aparecían en medio de la transmisión. Al parecer no había mayor control para la entrega del enlace, por lo que tocaba cambiar la clave de acceso.

De hecho, para la trasmisión del periodo de sesiones ordinarias que instaló ayer la gobernadora Clara Luz Roldán, se utilizó una nueva.

En cuanto a la presentación personal durante la virtualidad, se destacan los diputados Farid Larrahondo y Mario Germán, quienes siempre ‘asisten’ de saco y corbata. De su lado, Lisette Burgos y Griselda Restrepo resaltan por ser las mejores vestidas durante las transmisiones.

En contraste, el más sport suele ser Manuel Torres, quien siempre sesiona con camiseta y desde la terraza.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS