Escuchar este artículo

Estas son las apuestas científicas de Cali contra el covid-19

Agosto 23, 2020 - 01:44 p. m. Por:
Alfredo García Sierra, reportero de El País
Científico

Una de los proyectos que se adelantan actualmente en Cali es el desarrollo de un bio-nanosensor que detecte el coronavirus en menos de 10 minutos.

Especial para El País

Tras la aparición en Cali de los primeros casos de Covid-19 en marzo y abril de este año, se pusieron en marcha una serie de proyectos e investigaciones lideradas por las más prestigiosas instituciones académicas y de salud para enfrentar el avance de la pandemia, la cual deja hasta el momento 30.000 casos y 1007 decesos en la ciudad.

Se trata de esfuerzos, muchos de los cuales están todavía en fase experimental, pero cuya importancia es tal que varias de esas soluciones podrían implementarse en el sistema de salud en los próximos meses con el apoyo financiero del Gobierno, de las universidades y del sector privado.

Hasta el momento son alrededor de 22 proyectos que se adelantan bajo convenios interinstitucionales entre las universidades del Valle, Javeriana, Icesi, la Fundación Valle del Lili, la Secretaría de Salud Municipal, el Centro Médico Imbanaco y la Clínica Dime, entre otras.

A diario, equipos de investigadores de esas instituciones locales están al frente de sus laboratorios para aportar a la ciencia médica alternativas que permitan poner en jaque el coronavirus, mientras llega la esperada vacuna.

Lea además: Alcalde confirma 50 casos de covid-19 en el ancianato San Miguel

Entre esos proyectos –varios de los cuales han surgido de las facultades de ingeniería—figuran, por ejemplo, un nuevo sistema de terapia de oxigenación de alto flujo en pacientes con coronavirus, un desarrollo especializado de unidades de higiene de manos y otro sobre el desarrollo de un aditivo con actividad antiviral para uso en la preparación de películas plásticas susceptibles de ser empleadas para la elaboración de elementos de protección personal en la atención de personas contagiadas.

De igual manera, los científicos locales están trabajando en una aplicación o software para la gestión del riesgo en el regreso a actividades presenciales, lo mismo que en un revolucionario método de detección del virus (en 5 minutos) a través de un bio-nanosensor electroquímico, cuyas primeras pruebas de laboratorio han resultado exitosas.

"Mujeres y hombres de ciencia en Cali están adelantando una misión importante con el desarrollo de proyectos para mitigar los efectos del virus y definir las estrategias y decisiones a seguir".
Miyerlandi Torres Agredo
Secretaria de Salud de Cali

Los investigadores caleños buscan hasta el efecto de un enjuague bucal para reducir y medir la carga viral en los enfermos que están recibiendo cuidado médico en casa.

En el listado también se encuentran estudios acerca de los factores asociados con la infección del Covid-19 en los trabajadores de la salud, otros sobre conocimientos, actitudes y prácticas de la población caleña frente a las medidas de prevención y la situación alimentaria en los hogares dentro de la contingencia sanitaria y el impacto de la pandemia en el mercado laboral de la capital del Valle.

Asimismo, hay una investigación asociada a las estimaciones sobre la tasa de letalidad del Covid-19 en la ciudad que servirá de base para reforzar las tareas de prevención.

Todos estos proyectos podrán ser conocidos en el marco de un foro virtual convocado para los días 27 y 28 de agosto por la Secretaría de Salud Municipal, siendo el primer evento de este tipo en Colombia. En la página web de la Secretaría habrá un banner para la inscripción de los interesados. El País presenta tres de estos proyectos que buscan revolucionar la ciencia médica.

Un bio-nanosensor que detecta covid en diez minutos

Uno de los inventos, quizá más llamativos para la detección ultra-rápida del coronavirus en las personas, lo está desarrollando la Universidad Javeriana en Cali, en conjunto con la Fundación Valle del Lili, el CIDEIM y la Universidad Icesi.

Se trata de un bionanosensor electroquímico portable y de bajo costo, para la detección y cuantificación rápida (en menos de diez minutos), de manera selectiva y directa del Covid-19.

La investigación, que ya superó la fase probatoria experimental, está siendo ejecutada por un grupo de especialistas liderados por el profesor Andrés Jaramillo, miembro de la Javeriana y del Instituto Tecnológico de California (Caltech).

La prueba con este nuevo sensor es muy sensible, ya que solo requiere de una muestra no invasiva (hisopados nasofaríngeos u orofaríngeos), y es capaz de detectar concentraciones ultra-bajas del coronavirus sin requerir multiplicación del material genético del virus.

El bio-nanosensor mide moléculas del virus en pacientes sintomáticos, pre-sintomáticos y asintomáticos, explica el investigador Jaramillo, lo cual habilitará nuevas líneas de prevención y tratamiento de pacientes positivos.

El proyecto, financiado por la Mincienciatón del Minciencias, está en fase de pruebas clínicas sobre un grupo de 90 personas que serán reclutadas y pre-diagnosticadas por la Fundación Valle del Lili y el CIDEIM.

La importancia de este bio-nanosensor es que entrará a solucionar la inexistencia de pruebas rápidas portables para el diagnóstico directo y temprano de la infección, lo que ha impedido implementar estrategias de aislamiento individualizadas, prevención y corte de la transmisión, y la atención oportuna de las personas contagiadas.

El dispositivo permitirá minimizar el lucro cesante laboral y social, reducir la carga sobre los sistemas centrales de salud (portable a zonas rurales vulnerables), mejorar la capacidad para el manejo de pacientes, reducir los costos en diagnóstico temprano, a la vez que su tecnología podrá adaptarse rápidamente a nuevos virus que pudieran surgir en el futuro.

Trabajador de la salud

Imagen de referencia. A través de un estudio se busca determinar cómo se están contagiando de coronavirus los trabajadores de la salud en la ciudad.

Istock / El País

Sistema de protección para los trabajadores de la salud

Desde el inicio de la pandemia un total de 2235 trabajadores de la salud, entre médicos, auxiliares y enfermeras han resultado infectados por el coronavirus en Cali. A la fecha, el 15% de los casos aún siguen activos.

Dicho personal es el más expuesto en clínicas y hospitales cuando está en contacto con personas enfermas, quedando así en riesgo permanente.

Como una forma de reforzar las medidas de protección y conocer la manera cómo se han producido esos contagios, las universidades del Valle y Javeriana conjuntamente con la Secretaría de Salud Municipal, pusieron en marcha un proyecto denominado “Factores asociados con la infección por SARS-CoV2 en trabajadores de la salud de Cali”.

La epidemióloga, Lyda Osorio, una de las principales autoridades de esa rama en la ciudad, indicó que ese estudio está dirigido a establecer de qué forma el personal de salud está resultando infectado.

“Hacemos una comparación entre los trabajadores enfermos o positivos y los que han resultado negativos. Les hacemos varias preguntas y tomamos exámenes de sangre para ver qué diferencias hay entre ellos”, explica la médica y docente.

Para tal efecto, se tienen en cuenta características como si su labor ha sido más domiciliaria, o al interior de un hospital, y qué tanto han estado en contacto con pacientes positivos.

De igual manera, se evalúa su acceso a las medidas de protección personal, implementos y equipos, tales como mascarillas, caretas y batas antifluidos, y se investigan sus contactos familiares, ya que en algunas ocasiones el contagio se produce en casa, así sean trabajadores de la salud.

“Con el examen de sangre comprobamos si han tenido la infección o no. Buscamos lo que son factores asociados para que luego se puedan intervenir. Para ello, se establece si un trabajador ha hecho un turno con determinado número de horas, frente a otros con menos intensidad laboral”.

Con base en esos resultados, se hacen una serie de recomendaciones y si se están cumpliendo los protocolos de protección, y el cambio frecuente o no de esos implementos por parte de las entidades de salud para adoptar las intervenciones del caso.

La recolección de datos, entidad por entidad, finalizará en septiembre.

Aplicación UCCare

Los esposos e investigadores de la Icesi, Gabriel Tamura y Norha Villegas, promotores de la aplicación UCCare.

Especial para El País

Una aplicación para la nueva presencialidad

Miles de personas están a la espera del regreso a una nueva normalidad en las instituciones educativas, oficinas públicas, industrias y empresas, pero bajo rígidos parámetros de bioseguridad para prevenir un aumento de la tasa de contagios por el coronavirus.

Frente a este desafío, la Universidad Icesi está impulsando una aplicación denominada UCCare, que es una solución de software para la gestión del riesgo de Covid-19 en el retorno a actividades presenciales.

El gestor de esta iniciativa es el docente Gabriel Tamura con el apoyo de un equipo liderado por el también profesor, Juan Carlos Muñoz, y la ingeniera y Phd, Norha Villegas, directora del Programa de Ingeniería de Sistemas, y donde participan 35 estudiantes de esa y otras facultades.

La investigadora explica que la aplicación se está desarrollando por etapas y en su primera versión funciona cuando grupos de personas asisten a reuniones de trabajo o a charlas en universidades o empresas, y chequea individualmente a los asistentes vía celular con el envío de un código QR por parte del anfitrión. Su gran utilidad es que permite establecer un cerco epidemiológico si alguien resulta positivo.

”De esta manera, podremos saber con qué personas usted estuvo en contacto físico cercano. La aplicación permite, asimismo, hacer un control al aforo máximo en instalaciones físicas (de empresas, oficinas, etc) a través de un rastreo por Wi-fi, no por bluetooth”.

La ingeniera destaca que la UCCare “es un mecanismo básico, pero muy potente porque la información queda grabada al implementarse un control de asistencia. Si en un grupo, una persona es sospechosa podrá tomarse luego la prueba en su EPS y reportar su resultado, lo que permitirá mantener o no el cerco epidemiológico”. La aplicación se lanzará al mercado de forma gratuita.

En fase de pruebas

Muchos de los proyectos están fase experimental y hasta tanto no se arrojen los primeros resultados, no se podrán aplicar en el sistema de salud.

Uno de ellos, es el efecto de un enjuague bucal con Clorhexidina
al 0,12 % y Cloruro de Cetil Piridinio al 0,05% en la carga viral en saliva en pacientes que reciben cuidado médico en casa. El mismo es liderado por la Escuela de Odontología - Departamento de Microbio- logía del Departamento de Biología de la Universidad del Valle, la ESE Centro y la firma Dentaid.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS