Arrebato Caleño entrega su sede y sigue en grave crisis económica por la pandemia

Marzo 18, 2021 - 03:46 p. m. 2021-03-18 Por:
 Redacción de El País
Arrebato Caleño, la escuela de salsa que le abre las puertas a los extranjeros

‘Kanelo’ Gil, Pilar Calvache, Andrés Molina, Nhora Alejandra Tovar y Sulimar Leccil son los profesores de ‘Arrebato caleño’ que instruyen en el baile a extranjeros.

Foto: Wirman Ríos / El País

La escuela de salsa Arrebato Caleño padece el duro golpe económico de la pandemia despidiéndose de su sede en el barrio San Antonio y sorteando otros problemas financieros.

"La situación actual de Arrebato Caleño es critica, ya que tenemos que entregar nuestra sede física porque los dueños de la casa nos hicieron la solicitud formal para entregar, después de cinco años de estar allí", dijo Nhora Tovar, directora de la escuela.

Agregó que pese a la difícil situación financiera que padece su emprendimiento, continuará apostando por las clases a través de plataformas digitales.

Puede leer: Pandemia tiene en jaque un gran patrimonio caleño: las escuelas de salsa

La entrega de la sede  se debe a las dificultades para poder pagar el arriendo y los servicios, cuentas que están alrededor de los $4 millones mensuales.

"Arrebato Caleño es una escuela que nace en 2015 como un propuesta cultural y turística en Cali, en la que siempre hemos querido enseñarle a bailar salsa a los extranjeros y colombianos de otras ciudades para que conozcan más la ciudad. Además, los llevamos a visitar los lugares insignia para que recomienden a Cali en sus países y así se incremente el turismo", detalló.

Nhora Tovar

Nhora Tovar, directora de Arrebato Caleño.

Foto tomada de Twitter: @alejaproductora

Una vez que inició la cuarentena obligatoria por la pandemia del nuevo coronavirus, Nhora Tovar comenzó a realizar campañas de donación en plataformas de crowdfunding, con las que pudieron recaudar fondos para sostenerse hasta diciembre.

Infortunadamente este año la situación no ha cambiado mucho, pues el turismo en la ciudad no se ha reactivado, lo que deja en jaque a la escuela dado que sus ingresos dependen de la llegada de ciudadanos extranjeros.

"Pese a todo esto, nosotros sacamos una plataforma web para que las personas puedan aprender a bailar salsa caleña desde cualquier lugar del mundo. Tenemos la esperanza de poder seguir a flote con esta nueva idea", dijo.

Y agregó: "Hablamos con los secretarios de Cultura y Turismo de Cali para ver de qué manera podemos estar dentro de los proyectos de reactivación cultural y turística que se vienen en la ciudad. Aunque el secretario de Turismo nos dijo que no podríamos estar en uno de esos proyectos (el más importante) debido a que no cumplimos con unas directrices que ellos establecieron".

"El Netflix de la salsa"

Tovar enfatizó que no tiene certeza de qué pueda pasar con el futuro de Arrebato Caleño, pero que por ahora van a trabajar en impulsar la escuela a través de una innovadora idea.

"Para mantener vivo a Arrebato Caleño queremos apostar por una idea que nosotros denominamos el Netflix de la salsa. La idea consiste en que las personas se suscriban a nuestra plataforma web, mensual o anual, y puedan ver todas nuestras clases y tutoriales", explicó.

Además, comentó que esta plataforma es la primera de su clase en Colombia y que esperan que con esta nueva forma de llegar a las personas se pueda seguir posicionando la salsa en el mundo.

"En este momento la gente puede entrar y suscribirse, tenemos más de 30 horas de clase. Hacemos un llamado a las autoridades locales y a la comunidad caleña para que nos apoyen en las actividades que haremos y que se suscriban en nuestra plataforma y que así Arrebato Caleño siga viva", expresó.

Cabe mencionar que por esta escuela, según Tovar,  han pasado cerca de 3.000 extranjeros y que es la única escuela de baile que tiene un programa denominado Red de Embajadores Internacionales, que a la fecha ha tenido 63 voluntarios de 25 países promoviendo a Cali en todo el mundo.

Tres (3) meses de acceso ilimitado por $4.700. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS