Apenas quince guardas controlan el tránsito durante noches del fin de semana en Cali

Apenas quince guardas controlan el tránsito durante noches del  fin de semana en Cali

Junio 07, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Santiago Cruz Hoyos / Editor de Crónicas y Reportajes 
Accidente de tránsito en la Autopista Sur con Carrera 66

Las primeras hipótesis de las autoridades indican que el accidente que involucró a un Renault Stepway y una camioneta Mazda blanca, habría sido causado por exceso de velocidad y porque no se respetó el semáforo de la Autopista con 66.

Armando Llanos / Q’hubo - El País

Los fines de semana, entre las 11:00 de la noche y las 5:00 de la mañana, Cali es una ciudad patrullada por apenas 15 guardas de tránsito. Son en total tres grupos, cada uno conformado por 5 agentes y un supervisor, que realizan operativos fijos y móviles en los barrios donde tradicionalmente los caleños vamos a comer o a rumbear: Granada, El Peñón, el Parque del Perro, Ciudad Jardín, la Carrera 66.

Cuando estas zonas comienzan a quedarse solas, los pocos guardas se desplazan a la entrada a Yumbo, otra zona de discotecas, o hacia Cañasgordas, en Ciudad Jardín.

Algunas unidades de la Policía los acompañan en los retenes pero, aclara el Coronel Didier Alberto Estrada, Comandante Operativo de Seguridad Ciudadana de la Policía Metropolitana, sus hombres durante el fin de semana están sobre todo en los barrios, y no en los corredores viales, “porque nuestra prioridad es controlar el homicidio”.

La falta de autoridad en las calles, sumado a los malos comportamientos de algunos caleños al conducir, traducen las estadísticas.

Durante los fines de semana las dos principales infracciones que cometen los conductores en Cali son pasarse un semáforo en rojo o en amarillo, o una señal de pare, y manejar a velocidades superiores a las permitidas.

En lo que va del año, según las registros del Centro de Diagnóstico Automotor del Valle, en fines de semana y puentes festivos se han expedido 10.603 comparendos por no respetar los semáforos y 7334 por exceso de velocidad.

Justamente fueron las dos causas del accidente del pasado lunes festivo, cuando un Renault Stepway y una camioneta Mazda con sobrecupo (8 personas) se estrellaron a la madrugada en la Autopista Sur con Carrera 66. Dos personas murieron. Once más resultaron heridas.

Vea aquí: '¿Qué se sabe del trágico accidente que dejó dos muertos en la Autopista Suroriental?'.

Aunque el caso aún está en investigación, se sospecha que uno de los vehículos no respetó el semáforo y ambos carros iban a altas velocidades. Al momento del choque, ninguno frenó. Algunos de los pasajeros fueron despedidos de los vehículos.

En lo que va del año, según un informe de la Secretaría de Movilidad, han ocurrido 2348 accidentes de tránsito en los que se han reportado heridos. En 133 siniestros murió alguna persona.

La Comuna 2, en límites con Yumbo, precisamente una de las zonas de rumba, es donde más accidentes ocurren. También la Comuna 17 (El Ingenio, La Hacienda, la Carrera 66) y la Comuna 19 (San Fernando, El Refugio, Nueva Tequendama).

En el informe de siniestralidad de la Secretaría de Movilidad se lee además que pese a que esas comunas siguen siendo las más críticas en cuanto a accidentes viales, “en los últimos tres años las comunas 15 (29%), 11(26%) y 6 (11%) tienen un incremento importante en la siniestralidad comparada en el mismo periodo de enero a mayo entre los años 2018 vs 2019”.

Las horas pico de la mañana y mediodía es cuando más se reportan siniestros. Los días en que más están ocurriendo son los martes y los viernes. Durante la noche, en lo que va de 2019, se han registrado 667 accidentes, especialmente entre las 6:00 p.m. y las 10:00 p.m.

Sin embargo, por las altas velocidades que algunos desarrollan en vías despejadas, sobre todo a la madrugada, se incrementa el riesgo de que ocurra un accidente fatal como el del pasado lunes festivo.

Con otro problema, advierte James Gómez, experto en seguridad vial: pueda que los conductores no consuman licor, pero sí otras sustancias que alteran el comportamiento y que no pueden ser detectadas por los guardas.

“El tema es complejo, las autoridades tienen hasta cierto nivel de alcance para hacer una revisión de estas personas, pero solamente con el alcohol. En el caso de drogas es muy complicado y hay un gran vacío legal que no solo tiene Cali sino todo el país: ¿cómo hacer una supervisión objetiva sobre un conductor para determinar que esté apto para conducir así no haya consumido licor pero sí sustancias psicoactivas? Eso se está viendo en los jóvenes, lo que está poniendo en riesgo la seguridad vial”.

Lea también: 'Los siete 'pecados capitales' de los conductores en las vías de Cali'.

William Bermúdez, del Centro de Gestión de la Secretaría de Movilidad, asegura que al mes, en promedio, se realizan 5000 pruebas de alcoholemia. “Un porcentaje muy bajo resulta positivo, pero sigue ocurriendo: algunos conducen alicorados”.

El experto en seguridad vial, James Gómez, agrega que en Cali, especialmente los fines de semana, el personal tanto de Policía como de agentes de tránsito, es insuficiente. “Se nota esa falta de autoridad, la ciudad no cuenta con los suficientes controles para supervisar a las personas que transitan en las vías, no solo en la noche o a la madrugada, sino también en el día”.

Después de las 5:00 o 6:00 de la mañana, cuando los 15 guardas encargados de la noche terminan su turno, otro grupo lo releva para hacer operativos donde los caleños van a rematar la rumba o a pasar el domingo: Pance, el Kilómetro 18, Jamundí y en general las salidas de la ciudad.

“Son unos 20 agentes de tránsito distribuidos en los cuatro puntos cardinales”, dice William Bermúdez, del Centro de Gestión de la Secretaría de Movilidad.

En total Cali cuenta con 631 guardas de tránsito. Para realizar los controles el fin de semana y puentes festivos se destinan aproximadamente, 50, distribuidos en tres turnos de 8 horas.

“Muchos sitios quedan descubiertos, y las personas, al ver que no tienen control, toman el riesgo de conducir alicorados o bajo sustancias psicoactivas. El problema es muy complejo, las autoridades deben tener una estrategia más fuerte de control en las vías, sobre todo en horas nocturnas. Deben ser más estratégicos, la gente ya sabe dónde se ubican los guardas. E insisto: hay que poner sobre la mesa de qué manera los agentes de tránsito pueden tener la tecnología necesaria para detectar en los conductores otras sustancias distintas al alcohol”, dice James Gómez.

El Secretario de Movilidad de Cali, William Camargo, aseguró precisamente que para este fin de semana cambiarán las estrategias de regulación que se venían adelantando.

“Con base en la identificación de patrones de siniestralidad que tiene documentada la Secretaría, se están realizando ajustes a la operación del control nocturno. Para este fin de semana estamos trabajando una modificación para identificar con mayor precisión zonas cercanas a sectores de rumba y diversión. En cuanto al número de agentes que se puede disponer, también es un ajuste que es posible hacerlo. Estamos revisando las implicaciones frente a la disponibilidad de fuerza en otras actividades que también demandan la actuación de la Secretaría”, concluyó.

Accidentalidad Cali

Janeth Mosquera, experta en movilidad sostenible, asegura que se requiere investigar por qué ocurren los accidentes, más allá de las cifras, para ajustar las medidas

No tener la revisión técnico mecánica al día y conducir sin seguro obligatorio, otras de las infracciones recurrentes de los caleños.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad