Escuchar este artículo

Abastecimiento de alimentos y combustibles en Cali aumenta paulatinamente

Mayo 20, 2021 - 12:05 a. m. 2021-05-20 Por:
 Redacción de El País
Plaza de Mercado El Porvenir

En algunos barrios de la ciudad y corredores principales se están realizando mercados campesinos, donde los productos son comercializados a menor precio que en las galerías o en los supermercados.

Foto: Oswaldo Páez / El País

Después de 22 días de paro y tras consolidarse los corredores humanitarios para procurar una circulación de bienes y servicios esenciales, tanto las góndolas de los centros de abastecimiento como los tanques de reserva de las estaciones de servicio de Cali empiezan a recuperar una relativa normalidad.

La llegada de alimentos desde diversas zonas del Departamento continúa dándose por tandas y sin tanta continuidad como hasta mediados de abril, antes que iniciara el paro nacional.

Édgar López, vocero de la galería Santa Elena, señala que entre lunes y martes ha llegado más surtido a esta central de abasto, aunque todavía está pendiente una estabilización generalizada en el costo de algunos víveres.

“Los precios aún no están como queremos por el tema de los fletes. Ahora preocupa y genera incertidumbre es el costo de viajes que antes costaban $600.000 ahora están en $2’5 millones o $3 millones, porque es muy difícil conseguir un camionero que haga los viajes; esto ha hecho que los precios aún no se normalicen del todo”, afirma López, quien señala que antes de los bloqueos ingresaban diariamente a esta plaza de mercado 250 toneladas de papa, pero el martes en la noche llegaron 50 toneladas.

Al respecto, el comerciante remarca que los bultos de papa que hasta hace unos días llegaban a costar $250.000, hoy se pueden comprar en $210.000. “Lo ideal, el precio normal de esos bultos son $30.000, $50.000 o hasta $70.000, dependiendo del tipo de papa. Cuando alcancemos esos precios podríamos hablar de una normalidad, pero dependemos de que no haya bloqueos”, comenta López.

No obstante, el comerciante de Santa Elena pone la atención sobre el poco inventario de carne de res y pollo que hay actualmente en la plaza de mercado y que, según sus cálculos, alcanza un 10 % de abastecimiento.

“La carne llega del Caquetá y como las vías están cerradas nadie quiere ir a hacer negocios ni traer la carne hasta acá. Esto nos va a causar un impacto terrible porque el ganadero está prefiriendo exportar a otros países y ya estamos viendo que nos tocará importar la carne y pagarla a un precio más elevado. Hay mucha incertidumbre”, advierte López.

Lea también: "Bloqueos han afectado 80 % del comercio exterior": Analdex

De otra parte, la Secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad del Valle informó que en la primera semana de funcionamiento la línea 301 7303823, habilitada por la Gobernación para denunciar alzas en los precios de alimentos, se han recibido 306 reportes por especulación en el costo de productos esenciales.

El titular del despacho de Desarrollo Económico, Pedro Andrés Bravo, explica que del total de las denuncias recibidas, 221 corresponden a Cali, 12 a Jamundí, 10 a Candelaria, 10 Palmira y 9 llegaron desde Tuluá.

De acuerdo con el funcionario, las situaciones de precios elevados predominan en galerías con 99 denuncias, supermercados con 83, tiendas con 77 y graneros con 43.

“Los productos que más incremento nos reportan son cebolla larga, plátano, maduro, tomate, papa parda, huevo, leche, carne de cerdo, res y pollo. La idea no es sancionarlos sino tener conciencia de la importancia de poder generar precios competitivos, las alzas injustificadas no tienen presentación”, agrega el funcionario.

Abastecimiento de los combustibles está en el 80 %

Diariamente el promedio de galones de combustible que entran a Cali varía. Depende de varios factores: la solicitud que haya desde las estaciones de servicio, que se vayan recuperando los tanques de las estaciones, y que esté habilitado el corredor humanitario, entre otros.

Este martes, por ejemplo, llegaron a la ciudad 220.000 galones de gasolina. Antes del 28 de abril, cuando inició el paro, en la ciudad se vendían entre 306.000 y 310.000 galones por día.

Actualmente hay 51 estaciones de servicio que están comercializando los combustibles, lo que representa un tercio de las 153 bombas de gasolina que hay en la ciudad.

Sandra Awakon, directora ejecutiva en Asociacion de Distribuidores de Gasolina y Otros Derivados del Petróleo, Sodicom, señala que si bien hay un avance importante en la recuperación de este sector y en el suministro de combustibles aún falta trecho para que haya una normalidad.

“Para mantener el abastecimiento continuo es necesario que los corredores estén abiertos todos los días. A esto se suma que las estaciones de servicio tengan la garantía de poder abastecer y despachar con tranquilidad”, dice Awakon.

Aunque hasta el fin de semana podían observarse filas kilométricas de vehículos aguardando su turno para hacerse con un par de galones de combustible, ese panorama ha menguado en los últimos días.

“El abastecimiento se ha regulado. Ya no tenemos filas de doce o catorce horas, como antes; ahora hay un tiempo promedio de espera de 15 minutos en algunas estaciones”, comenta Awakon.

Según explica la dirigente gremial, pese a que en Cali se está normalizando de a poco el suministro y distribución de combustible, hay municipios del Valle del Cauca en los que se presenta escasez, pues por los bloqueos de vías y problemas de orden público no se ha concretado la llegada de camiones cisterna con el líquido. Ese es el caso de Tuluá, Andalucía, Buga, Canddelaria, Florida y Pradera.

Cabe recordar que en Cali aún rige el pico y placa para tanquear los vehículos (no para circular) y hay un límite de venta de $10.000 para motocicletas, $40.000 para vehículos particulares, y los vehículos de carga pueden tanquear hasta $200.000.

Obtén acceso total por $4.700/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS