A los caleños ¿qué es lo que más les molesta de sus vecinos?

A los caleños ¿qué es lo que más les molesta de sus vecinos?

Junio 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
A los caleños ¿qué es lo que más les molesta de sus vecinos?

No recoger las heces fecales de su mascota es una de las quejas más frecuentes en las unidades residenciales, el Dagma la incluyó en el comparendo ambiental.

El ruido a altas horas de la noche no es lo único que molesta a quienes viven en conjuntos residenciales. ¿Qué contestaron algunos ciudadanos? ¿Está de acuerdo con ellos?

Las fiestas hasta altas horas de la noche y el mal hábito de no recoger las heces fecales de las mascotas, son las molestias más frecuentes que deben padecer los habitantes en las unidades residenciales de Cali, sumadas a los problemas por la deficiente administración de las mismas. Según un sondeo realizado a través de www.elpais.com.co el 42,3% de los 600 residentes en esos conjuntos manifestó que el alto volumen de la música y el ruido producido por mascotas son las situaciones que más molestan entre vecinos.Las heces de las mascotas en los corredores y jardines fue señalado como situación de insatisfacción entre vecinos por el 18% de los encuestados; mientras que el 28,2% de ellos se queja de la mala gestión de la administración y un 11% de las fiestas hasta tarde que se hacen en sus respectivos conjuntos.La molestia es mayor en la unidades que abarcan gran número de habitantes; por ejemplo Violet Perdomo, administradora de Torres de Comfandi, en el norte de Cali, dijo que todos los días recibe una queja relacionada con las mascotas.“En primera instancia se hace llamado de atención verbal, pero si el problema persiste se pone una multa por el valor de $60.000, equivalente a un mes de administración. Sin embargo, es muy difícil determinar cuál es la mascota a la que no le recogen las heces”, señaló. Laura Marcela Quintana, habitante de la Unidad Pacará, en el barrio La Flora, expresó que los problemas entre vecinos se suman al mal desempeño de algunas administraciones.“En ocasiones escucho peleas de vecinos que se tratan con vulgaridades, pero también he tenido dificultades en la Administración con la consignación y los arreglos de los daños por humedad en el edificio”, dijo Quintana.Felipe Guevara, juez de Paz, explicó que además de las dificultades de convivencia, alto volumen y mascotas, el problema radica en no tener un buen administrador capacitado para mediar con este tipo de inconvenientes. Resaltó que son más frecuentes las quejas por cuestiones de arrendamiento que por mascotas y convivencia.“Hay administradores que abusan del mandato de los demás copropietarios y habitantes; son molestias más graves que el vecino borracho o la invasión de los espacios comunes”, dijo.Luz Adriana Izquierdo es una habitante perjudicada por las normas de la administración de la unidad Barlovento, lugar donde reside, en el barrio El Caney, al sur de Cali.“En la unidad hay todos los días 17 espacios de parqueo libres porque hay apartamentos vacíos, pero la Administración no me permite parquear mi carro y el de mi mamá debido a una norma que indica el uso de un parqueadero por cada dos apartamentos. Yo no he visto ningún documento legal que me lo diga y aún así es muy complicado dialogar con la administradora para acceder a este espacio que está libre”, explicó Izquierdo.De acuerdo con Germán Ortega, integrante del Comité de Convivencia de la unidad residencial El Limonar, en el sur de Cali, regularmente se deben seguir tres pasos para la solución de conflictos dentro de estas residencias: el diálogo, notificación y luego la multa.“El comité de convivencia debe mediar entre los residentes y los trabajadores administrativos, pero en ocasiones es una labor muy difícil. Cuando los problemas son graves se llama a la Policía, nunca nos comunicamos con los jueces de paz”, explicó.Al respecto, El País intentó indagar a los Jueces de Paz de la ciudad, pero la mayoría de los listados en una base de datos del municipio aseguró no pertenecer al cargo desde hace más de dos años. Esta es la misma información que entregan los centros de atención local integrada, Cali, para atender dificultades en las unidades residenciales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad