Santiago Moreno, juvenil del América de Cali, el ‘Balotelli’ disciplinado (Opinión)

Febrero 14, 2021 - 08:29 a. m. 2021-02-14 Por:
César Polanía, Editor de Afición
santiago moreno america de cali

Santiago Moreno, delantero de America.

Cortesía: Dimayor

En el video se ve a un niño flacucho. No pasa de los 11 años. Está sentado en uno de los bancos del Pascual y atiende en una breve entrevista a un reportero. Lleva puesta la roja del América. Cuenta por qué le dicen ‘Balotelli’ y se quita la camiseta para imitar el característico gesto del delantero italiano cuando celebra los goles al estilo de un fisiculturista. La imagen causa gracia y al fondo se oyen las carcajadas de sus compañeros mientras él exhibe su incipiente musculatura. Dice que quiere ser como Jersson González, que su mayor potencia es la definición y que sueña con jugar en el Barcelona.

Han pasado nueve años desde aquella nota periodística. Nueve años en los que a Santiago Moreno le ha llegado todo tan rápido, que no era extraño dudar que el muchacho mantuviera los pies en la tierra, como lo ha hecho hasta ahora.

A ese niño que para ir a los entrenamientos caminaba largas horas desde Potrero Grande hasta Pance, acompañado de su madre porque no tenían dinero para los pasajes, la vida lo obligó a hacerse un hombre responsable cuando apenas andaba por los 17. A esa edad fue padre de una niña que hoy tiene 3 años y por la que se gana la vida con gambetas y goles en las canchas.

Jersson González, el emblemático jugador del América que ahora cría talentos, fue quien lo reclutó para las divisiones menores con solo verlo en la cancha diez minutos. Y ese mismo día le dio un consejo para siempre que Santiago ha seguido a rajatabla: “Me dijo que no me desviara del camino”. Algo inusual en el otro Balotelli, el original.

El 13 de marzo del 2019, ‘Santi’, como lo llaman los otros ‘diablos’ del América, debutó en el profesionalismo con 18 años en un juego por Copa Colombia contra Pasto. Siete meses después marcó su primer gol, contra Unión Magdalena. Fue campeón de la Liga esa temporada, bajo las órdenes de Guimaraes, y repitió título en diciembre pasado, con Cruz como técnico. La diferencia entre ambos campeonatos es que en el segundo fue todo un protagonista, marcando incluso un golazo en la final contra Independiente Santa Fe en el Pascual. Ya suma seis dianas, una de ellas en la Copa Libertadores frente a Internacional de Porto Alegre, en Brasil.

Y todo aquello que ha llegado tan prematuramente en la vida de Santiago no ha sido una ráfaga de ilusión. Acaba de terminar el microciclo de la Selección Colombia de mayores que montó el técnico Reinaldo Rueda. No sorprendería que el juvenil caleño de 20 años haya dejado alguna ‘marca’ en la retina del seleccionador nacional para una eventual convocatoria en el futuro.

Mientras ello sucede, Santiago debe seguir por ese camino que le indicó Jersson, su descubridor, su tutor. Y ojalá que el fútbol colombiano pueda disfrutarlo un rato más, porque suele suceder que este tipo de ‘joyas’ se venden rápido en el mercado internacional. Y a veces brillan con los pies, pero no tanto con la cabeza. Aunque ese no parece ser el caso de este ‘Balotelli’, el de acá de Potrero Grande. Al original muchas veces lo ha condenado su indisciplina.

VER COMENTARIOS