América de Cali empató con Junior en el juego de ida de la final de Liga

Escuchar este artículo

América sacó un empate en Barranquilla y se ilusiona con la estrella 14

Diciembre 01, 2019 - 09:08 p. m. Por:
Redacción de El País 
América de Cali

América de Cali empató ante Junior en un juego en el que las ocasiones de gol fueron muy escasas.

Fotos: Cortesía El Heraldo

América logró en la noche de este domingo en el Metropolitano un empate de oro ante Junior, en el duelo de ida por la gran final de la Liga, que lo deja con grandes chances de alcanzar su estrella 14 el sábado en el Pascual Guerrero.

Los rojos sabían de la exigencia del encuentro, lo planificaron de la mejor manera, salieron avantes ante el acoso juniorista, soñaron con algunas posibilidades de anotar, y al final se retiraron con un 0-0 que llena de confianza y optimismo para encarar lo que viene.

Lea también: Así fue la primera intervención del VAR en la historia del fútbol colombiano

Ahora el turno es para la afición roja, que con su decidido apoyo puede darle una mano grande al equipo en la tarea de ponerle fin a muchos años de sequía.

En el primer tiempo, como era de esperarse, la presión, el manejo del balón y las llegadas corrieron por cuenta del Junior, que salió decidido a hacer la diferencia desde muy temprano en su estadio.

Entre los minutos 2 y 3 el local se insinuó con remates de Luis Sandoval y de 'Cariaco' González que controló el arquero Neto Volpi.

América en esos 45 iniciales jugó muy metido sobre su sector; dejó jugar mucho a Edwis Cetré por izquierda y al venezolano González por derecha, quienes eran los encargados de buscar a Teófilo y a Sandoval.

A los 31 minutos el árbitro Carlos Herrera le anuló un gol a Teófilo Gutiérrez por posición ilícita, acción que después ratificó el VAR de manera inmediata.

En esa primera etapa hubo una acción dudosa que el VAR no revisó y el árbitro pasó por alto, cuando Germán Mera, en el momento de rechazar, abrió más de lo normal sus brazos y alcanzó a golpear a Michael Rangel en el rostro.

Pero el fútbol tiene sus cosas extrañas; aunque el Junior fue el de la posesión del balón, América resultó ser el de las mejores opciones de gol en el primer tiempo.

A los 34 minutos el arquero juniorista Sebastián Viera evacuó de manera espectacular un balón que llevaba sello de gol después de un tiro libre cobrado por Rafael Carrascal.

A los 42 Michael Rangel perdió increíblemente otra ocasión al demorar sus remate cuando estaba solo ante Viera, y a los 48 fue un zapatazo desde fuera del área de Duván Vergara que pasó muy cerca del horizontal.

La misma tónica

Comenzando el segundo tiempo el Junior se arrimó por medio de Teófilo Gutiérrez, pero su remate final salió desviado muy cerca de uno de los verticales.

Los rojos, para el complemento, dejaron en el vestuario a Duván Vergara, de flojo partido y golpeado, para darle ingreso a Yesus Cabrera, quien muy poco se notó.

El segundo tiempo fue idéntico al primero, con un local teniendo la iniciativa y un visitante muy replegado sobre su sector, aprovechando oportunidades para salir en rápidos contragolpes.

Y ese estilo le dio al América también la opción de tener la mejor ocasión de gol.

A los 69 minutos el arquero Sebastián Viera atajó abajo, casi en la raya, un cabezazo del zaguero argentino Juan Pablo Segovia después de un tiro de esquina.

El técnico del Junior intentó dar un nuevo aire a su equipo haciendo cambios ofensivos; Daniel Moreno y Freddy Hinestroza ingresaron para reforzar las bandas y tratar de aprovechar las ventajas que daban Daniel Quiñones y Edwin Velasco.

Pero Alexandre Guimaraes también movió sus fichas, también para reforzar la zona defensiva, ingresando a Juan Pablo Zuluaga y a Pedro Franco.

Aguante rojo

Los minutos finales fueron dramáticos para América porque le tocó esperar mucho sobre su sector, ante un Junior que aunque atacó por todos lados, careció de claridad para poner en peligro el arco de Neto Volpi.

Las únicas intenciones de los escarlatas en el remate del encuentro fueron tibias porque apenas alcanzaba para llegar hasta la media luna.
Con un local volcado al ataque y un visitante defendiendo el empate, se liquidó el encuentro en un Metropolitano en el que la frustración de la hinchada también predominó.

Con el 0-0 América hizo su gran negocio, esperando ahora los 90 minutos del sábado para darle forma a la gran ilusión que es ganar una estrella que hace 11 años no logra.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad