Supervisan la cuenca del río Nima para contrarrestar nuevas inundaciones

Abril 07, 2017 - 06:00 p.m. Por:
Redacción de El País Palmira
Creciente río Palmira 5

La zona más afectada por el desbordamiento del río Nima el lunes festivo fue el corregimiento de Tienda Nueva de Palmira, Valle.

Raúl Palacios | El País

Una supervisión permanente ejercen las autoridades ambientales del municipio de Palmira sobre la cuenca del río Nima que surte de agua a esta población, para mitigar o minimizar los efectos de una nueva empalizada como la que se registró la noche del 20 de marzo y que afectó la bocatoma de agua y obligó a la suspensión del servicio.

Así lo dio a conocer la Directora de Gestión del Medio Ambiente, Patricia Muñoz, quien indicó que las labores se vienen adelantando en los corregimientos de Tenjo y Potrerillo, que se vieron duramente afectados por el fenómeno natural.

"El objetivo es gestionar unas acciones que permitan sino mitigar, por lo menos minimizar los efectos del fenómeno que se registró el pasado 20 de marzo", dijo Muñoz.

Lea también: 'Lluvias en el Valle superaron en un 30% al promedio histórico'.

Por eso, agregó, se ha solicitado a la Dirección de Gestión del Riesgo la implementación de un sistema de alerta temprana que permita una mejor respuesta a posibles avalanchas o empalizadas que se puedan presentar en un futuro.

La funcionaria indicó que la Secretaría Agropecuaria se ocupa actualmente de supervisar la aplicación por parte de los campesinos del sector de buenas prácticas agrícolas en las zonas de ladera, con el fin de que los cultivos no afecten la franja protectora del río.

De otra parte se requirió a la CVC información acerca de las plantaciones de Ciprés Canadiense realizadas por una reconocida empresa papelera, ya que se había indicado que dichos cultivos estaban invadiendo la zona de protección de la fuente hídrica y esto había sido un factor generador del problema.

La respuesta de la corporación, señaló Muñoz, es que no se evidenció que la franja protectora del río hubiera sido invadida y que en la empalizada estaba presente material de bosque nativo.

Sin embargo, algunos habitantes del lugar han denunciado que la tala indiscriminada de árboles por parte de dicha compañía estaría directamente relacionada con la empalizada que dejó sin el servicio de agua potable durante dos días al municipio de Palmira.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad