¿Cómo será la puja por la Presidencia del 2018?, esto dice un experto en marketing político

¿Cómo será la puja por la Presidencia del 2018?, esto dice un experto en marketing político

Octubre 26, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Jessica Villamil Muñoz / Reportera de El País
Antonio Sola Reche

Antonio Sola Reche, experto en marketing político.

Cortesía para El País

Antonio Sola Reche ha sido el responsable de 150 campañas electorales en África, América, Asia y Europa. Ha sacado victoriosos a Felipe Calderón y Vicente Fox, en las presidenciales de México; a Mariano Rajoy y José María Aznar, en España; a Mauricio Macri, en Argentina, por ejemplo.

En mayo de 2014 llegó a Colombia para acompañar la estrategia de campaña de Juan Manuel Santos que en primer vuelta perdió ante Óscar Iván Zuluaga, del Centro Democrático, por más de un millón de votos. Un mes después, Sola revertió el resultado y sacó a Santos reelegido.

Lea aquí: '¿Vargas Lleras o Uribe? Así será la pelea por los votos de la derecha'.

Desde este juves está en Cali, donde hace parte del grupo de 22 expertos en marketing que participa en Innopolítica, en la Pontificia Universidad Javeriana. Además de presentar un decálogo de lo que según él, hace ganador a un equipo, habló con El País sobre la realidad de la próxima campaña electoral en 2018.

Usted fue fundamental para el presidente Juan Manuel Santos en su reelección, ¿ya lo han consultado para alguna campaña en las Presidenciales de 2018?

He visto a varios precandidatos, pero no hay nada concreto todavía.

A siete meses de los comicios, ¿cómo ve la situación electoral?

He seguido la precampaña estrechamente y hay un gran número de candidatos, muchos por firmas. Eso indica un poco el proceso de agotamiento de los partidos tradicionales, la dificultad que tienen para adaptarse a los nuevos tiempos. Creo que todavía no estamos en el proceso de discusión real de la campaña y eso podría empezar a partir de enero. Creo que la clasificación final será de cuatro candidatos con posibilidades reales de pasar a segunda vuelta, porque estoy seguro de que esta contienda llegará a segunda vuelta.

"Soy un promotor, provocador, arduo convencido que lo que he viene en política es mucho mejor de lo que hemos tenido hasta ahora en Colombia",
Antonio Sola Reche,
experto en marketing político.

¿Y cómo cree que se hará ese filtro?

El filtro se va a dar en las legislativas de marzo. Colombia tiene algo característico y es que esas elecciones se celebran antes de las Presidenciales y en realidad funcionan como la primera vuelta, en la que se hace una selección de aspirantes. Recordemos las anteriores elecciones de 2014, que a Álvaro Uribe le permitieron poner a su candidato (Óscar Iván Zuluaga) con mucha capacidad competitiva en el mercado. Tanto así que terminó ganando la primera vuelta.

Colombia está viviendo el auge de candidatos presidenciales inscritos por firmas, pero algunos además tienen el respaldo de su antiguo partido, como Germán Vargas Ll. ¿Cómo ve esa situación?

Eso es normal. Lo que estamos viviendo no solo en Colombia —sino en Latinoamerica y África— es un cansancio muy fuerte de la ciudadanía. La política se está transformando en una serie de movimientos mucho más flexibles y abiertos, en donde los partidos también caben. Entonces, veo muy lógico que Vargas Lleras busque su candidatura por las firmas y que además lleve a las espaldas su partido. Él es una especie de político anfibio que tiene que sobrevivir en el agua y en la tierra. Y esto es lo que está pasando en Colombia y lo veo con mucha normalidad. Así como debe de verse con normalidad la incorporación de las Farc al proceso político, que va a poner en juego un nuevo punto de discusión. La aglutinación de la izquierda, también se ve interesante.

¿Cree que la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc) sacará más curules en las elecciones?, pues ya tiene diez asignadas tras la firma del acuerdo de paz...

No. Su paso va a ser muy testimonial, será su primera campaña. Este partido tiene que entrar en un proceso de limpieza interna, de curar sus pecados, de encontrar el perdón por parte de la ciudadanía. Es posible que tengan un representante, pero no va a ser decisiva su participación porque además tiene flancos por la izquierda que le quita espacios. Pero es bueno que se incorporen al proceso democrático. Lo he dicho abiertamente: soy un arduo convencido del proceso de paz colombiano y me dio mucha tristeza que ganara el No porque hoy las circunstancias serían distintas. Más allá de eso, creo que esta muy bien que haya un proceso de reincorporación de los guerrilleros a la democracia. Basta la guerra, basta los muertos, póngase fin al narcotráfico ligado a la guerrilla. Colombia es un país hermoso, como muy pocos en el mundo.

Lea también: '"El partido de la U no está muerto": Aurelio Iragorri'.

En su conferencia decía que los ciudadanos no votan a los candidatos por ser tal o cual, sino que se votan así mismos representados en alguien. ¿Los colombianos entonces son guerreristas por genética o por qué cree que ganó el No en el plebliscito?

La gente que apoyaba el Sí y era mayoritaria no salió a votar. Se confió la gente, se confió Santos. Hubo un altísimo porcentaje que sostenía al Sí, que simplemente creyó que era un acto pasajero y decidió no salir a votar. Efectivamente porque en este proceso de seguir tus convicciones creías que estaba saldado el plebiscito. La gente no salió y ganó el No y ganó no por ser No, sino por la anuencia y la pereza del Sí. Y eso es dramático para la historia de un país.

¿Cómo hacer para atraer a ese voto joven? ¿Por qué en redes sociales en la campaña del Plebiscito y otras tantas se mueven bien, pero en las urnas no?

Las redes sociales no son prescriptoras del voto. Muchos de mis compañeros dirán que sí y difieren de mi posición, me toca recibir palo por esto y no voy a decir nada, pero esa es una posición muy del congelador. Miles y millones de jóvenes que se han movilizado en la redes diciendo cualquier cantidad de barbaridades, simplemente llega el día de la elección y no pasa nada.

Los problemas de nuestra democracia son mucho más de fondo. Los políticos de hoy están en un proceso de transición y no han sabido cómo captar esa masa joven votante que se moviliza fácilmente en redes sociales con mayor capacidad de participación ciudadana. Es gente ‘millennials’ suntancialmente que profesa relaciones totalmente horizontales, causas como la defensa del medio ambiente o los animales, lo que pasa es que el político tradicional no ha logrado conectar con ellos.

Lea aquí: 'La visión de los precandidatos presidenciales sobre el desarrollo de Colombia en el 2037'.

El candidato que llegue a la primera vuelta, activando un 10 % de esta masa crítica y que logre sacar a votarla, va a ser el Presidente.

¿Por qué las diferencias entre los resultados de las encuestas y las urnas?

Aquí hay un síntoma que es el de la espiral del silencio. Los ciudadanos contestan las encuestas porque lo hacen desde sus casas, pero también tiene que ir a votar el día de la elección. Volviendo al plebiscito: era descomunal el Sí en las encuestas, pero la democracia no es solo el proceso con el que llegas a una elección sino el ejercicio del voto. Y eso le falló a los colombianos y al Gobierno. Además, había un No mucho más movilizado, promotor, activo. En este caso, no fallaron las encuestas sino que la gente decidió no salir a votar.

Usted dice que las campañas se ganan cuando hay una relación entre la emoción y la esperanza. Pero en Colombia está haciendo carrera jugar con la rabia de la gente...

Lo que pasa es que también hay muros antagónicos en la política. Yo defiendo ampliamente las campañas de contraste porque profundizan la democracia y nos despiertan como ciudadanos. Vivimos en sociedades muy divididas en donde los políticos les interesa tener ciudadanos dormidos.

Pero, ¿no son muy dañinas para una sociedad esas campañas que se enfocan en la guerra sucia?

Lo que he visto son dos cosas: Una cosa es la campaña de contraste, en donde se hace de manera legítima dentro del proceso de campaña electoral, en donde tengo derecho a decir lo que soy y lo que creo que mi oponente no es. Otra cosa es utilizar la redes sociales para decir que el otro tiene un amante, que es guerra sucia y que no sirve para casi nada.
La capacidad de influencia en ese tipo de cuestiones es muy limitada.

Cómo son las campañas de contraste: cuando hice la campaña con Santos sacamos un ‘spot’ que recordaba que Zuluaga fue responsable del recorte de las horas extras y eso abrió un boquete en la segunda vuelta. Ni siquiera se trató del tema entre la guerra y la paz. Eso no fue campaña sucia. Yo distingo mucho entre eso y los malos usos de información que no van a ningún lado y las campaña de contraste que son muy buenas y fructíferas.

¿En esta campaña va a funcionar ese tema de la guerra y la paz?

Creo que habrá varios ejes en la elección presidencial y legislativa. Un eje de discusión muy potente es el de lucha contra la política no tradicional. Es decir: se va a discutir los antipolíticos, el antisistema y los que están envueltos en todos estos escándalos de corrupción y del cansancio de la política tradicional. Creo que esa discusión va a ser muy fuerte porque hay un cansancio ciudadano; la paz y la guerra va a pasar mucho mas débil: uno, porque ya no es Santos el que pone el pecho como candidato por lo tanto Uribe se queda sin un enemigo con el qué discutir y dos, porque el uribismo va a perder debilidad como tal en este tema del proceso como tal de paz, no es que lo suelten, es solo que los ciudadanos van a estar en otro proceso de discusión mucho más profundo.

Pero evidentemente el uribismo va a estar en segunda vuelta...


Veo cuatro candidatos en segunda vuelta: Sergio Fajardo, Germán Vargas Lleras o del Centro Democrático y diría que hay un lateral, puede ser sorprendente esto que digo, pero tiene que ver con el conglomerado de la izquierda y que pudiera abanderar Gustavo Petro. Son cuatro candidatos muy potentes, más una chiquillada de candidatos pequeños alrededor que van a fragmentar mucho el voto.

Cumbre de estrategas políticos en Cali

Hasta este viernes, en la Pontificia Universidad Javeriana estarán reunidos 22 expertos en la estrategia política para hablar de la imagen y comunicación para actores políticos, explicar de qué se tratan las campañas políticas, por qué los políticos ganan en las encuestas y pierden en las urnas, secretos técnicos de las campañas políticas empantanadas, entre otros temas relacionados.

Entre los invitados al encuentro ‘Innopolítica 2017’ estuvo Mauricio De Vengoechea, quien asesoró al expresidente Ernesto Samper para sacarlo de la crisis del Proceso 8000; y llevó a la Presidencia de República Dominicana a Leonel Fernández y mantuvo a su partido durante cinco periodos seguidos en el poder.

El experto dijo en su intervención que “gobernar es el arte de transformar una sociedad” y agregó que los políticos que quieren ganar una elección deben tener una visión clara antes de ganar de cómo quieren ser recordados al dejar el poder.

Así mismo, relató que entre sus estrategias está conocer el electorado, a través del uso de plataformas digitales como el Big-Data. Y que es mucho más fácil llegar a ellos cuando se conocen sus preferencias personales.

“Con Quilt o Conversador puedo entrar a los gustos de los ciudadanos sin hablarles jamás de política. Después de eso, ya podré hacer un trabajo de acercamiento con el candidato”, contó en su intervención.

Este encuentro está ligado con la próxima cumbre Latinoamericana de Comunicación y Gobierno que se llevará a cabo en Bogotá los próximos 22, 23 y 24 de noviembre y que trae 33 consultores políticos iberoamericanos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad