Tumaco necesita ayuda

Septiembre 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Tumaco es hoy escenario de un conflicto y necesita medidas de seguridad como la Brigada Fluvial que el presidente Santos pondrá en funcionamiento a partir de hoy. Pero lo más importante es que la Nación entienda la verdadera dimensión de sus problemas".

Adelantando su visita programada para octubre, hoy llegará a Tumaco el señor Presidente de la República para poner en funcionamiento la Brigada Fluvial #4 de la Armada Nacional. Aunque sea corta, la visita del Primer Mandatario debe ser aprovechada para enterarlo de los graves problemas sociales que padece el segundo municipio en importancia de Nariño y el Pacífico colombiano.A su llegada a Tumaco, el presidente Juan Manuel Santos encontrará la edificación construida recientemente para albergar el Hospital San Andrés. Allí podrá saber que la edificación carece de vías de acceso adecuadas, y que no puede ser ocupada por cuanto el municipio no tiene los $5.000 millones que cuesta su dotación. Sabrá entonces que en el Gobierno Central se niegan a cubrir esa suma, por lo cual los tumaqueños no tienen acceso a un servicio de salud adecuado a sus necesidades. Cuando llegue a la sede de la Brigada Fluvial, el presidente Santos ya debe estar suficientemente enterado de las protestas de la gente que habita ese municipio por las deplorables condiciones sociales que atraviesan. Sabrá también que algunas de las pocas empresas que aún quedan en Tumaco tienen planeado retirarse de esa población ante las difíciles condiciones que deben enfrentar. Con lo cual se aumentará el enorme desempleo que afecta esa región, distante 800 kilómetros de la capital de la república.Por supuesto, el tema a tratar deberá ser las difíciles condiciones generadas por la violencia que se tomó a la región desde hace varios años. Es la violencia que generan el narcotráfico y los cultivos ilícitos, cuyos explotadores, las Bandas Criminales, las Farc y el ELN, aprovechan la excepcional ubicación geográfica y la protección que les ofrece la selva para sus negocios. Es la violencia que boletea a los comerciantes grandes y pequeños de Tumaco, que tiene secuestrado al Secretario Privado de la Alcaldía, asesinó a un concejal en ejercicio y a 14 Policías en los últimos 40 días. Sin duda, Tumaco es hoy escenario de un conflicto y necesita medidas de seguridad como la Brigada Fluvial que el presidente Santos pondrá en funcionamiento a partir de hoy. Pero lo más importante es que la Nación entienda la verdadera dimensión de sus problemas. Que sepa que el abandono del Estado y la falta de oportunidades está en la esencia misma de ese conflicto, porque el narcotráfico y la ilegalidad son el pan diario de los tumaqueños. Y que es imposible tener una comunidad en paz mientras su juventud no tenga posibilidades para educar y trabajar en actividades lícitas. Hoy, el presidente Santos podrá verificar de primera mano el drama de Tumaco y la necesidad de que el Gobierno Nacional lo atienda de manera urgente. Por supuesto, las medidas de seguridad para combatir al narcotráfico, la guerrilla, las bandas criminales y la delincuencia común son indispensables. Pero nada podrá lograrse si el Estado no atiende sus reclamos y no crea las condiciones para que llegue la inversión privada que genera empleo, tanto como la educación que abre las puertas para el trabajo honrado.

VER COMENTARIOS
Columnistas