Tierra de campeones

Diciembre 26, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Este 2013 glorioso tuvo entre sus heroínas a la medallista olímpica Catherine Ibargüen, quien se consagró como campeona invicta de la Liga de Diamante. La sonrisa de oro de Colombia también hizo historia en Moscú dándole al país su primera medalla de oro en el campeonato mundial de atletismo y recibió el Premio Altius de Oro a la Mejor Deportista del Año 2013.

En un año en el que Colombia se paseó entre diálogos de paz, reformas, reelecciones y demás, la medalla de oro se la llevó sin duda el deporte nacional. Después de años de héroes y proezas aisladas este fue el año que cosechó los frutos del trabajo serio, dedicado y discliplinado de los deportistas y dirigentes.Este 2013 glorioso tuvo entre sus heroínas a la medallista olímpica Catherine Ibargüen, quien se consagró como campeona invicta de la Liga de Diamante. La sonrisa de oro de Colombia también hizo historia en Moscú dándole al país su primera medalla de oro en el campeonato mundial de atletismo y recibió el Premio Altius de Oro a la Mejor Deportista del Año 2013.Los triunfos también llegaron en dos ruedas. La reina del BMX, Mariana Pajón campeona olímpica en Londres 2012 ratificó porque es la mejor a nivel mundial en este deporte. El 2013 fue el mejor año para esta mujer que se destaca en terreno de hombres colgándose en el cuello las medallas del triunfo absoluto en campeonatos internacionales, latinoaméricanos, suraméricanos y en los Juegos Bolivarianos.La revelación del año estuvo en el deporte de los héroes silenciosos, el ciclismo. Nairo Quintana, el prudente campeón de la montaña fue el segundo en el mítico Tour de Francia, aquel ascenso del Mont Ventoux recordó a los colombianos aquellas épocas donde los escarabajos dejaron en alto las banderas del país. Nairo le demostró al mundo del ciclismo internacional que la energía se lleva en la sangre y que es posible ser un campeón sin inyectársela. Igual a como lo hizo en el Giro de Italia la fuerza de las piernas de Rigoberto Urán a quien la Maglia Rosa se le escapó por escasos minutos y ocupó el segundo lugar en el podio.Una de las alegrías más importantes estuvo en los jugadores de la Selección Colombia de fútbol. Guiados por la mano de José Pékerman clasificaron como cabeza de serie al Mundial Brasil 2014, marcando el triunfal regreso a una Copa del Mundo a la que no llegaban desde Francia en 1998.Los vallecaucanos como es costumbre fueron protagonistas del deporte nacional. Orlando Duque se alzó con la medalla de oro en salto de altura en el Mundial de Natación en Barcelona y Yuri Alvear se consolidó como campeona mundial de Judo en la categoría 70 kilos.Cali por su parte fue la anfitriona estrella en este glorioso año, con los Juegos Mundiales. Demostró que sigue siendo la capital deportiva de América y estuvo a la altura del segundo evento deportivo más importante del mundo.El broche de oro que cerró un 2013 histórico para Colombia, fueron los Juegos Bolivarianos, donde se demostró que hoy las hazañas no son aisladas y que el deporte de nuestro país es el mejor de la región, imponiéndose por primera vez en la historia como campeona de estas justas.Gracias a los deportistas y dirigentes que hicieron del 2013 un año histórico, de glorias y alegrías para la Nación, demostrando así que Colombia es tierra de campeones y podemos llegar a la cima del deporte mundial. Gracias a Cali por realizar los Juegos Mundiales con lujo de detalles. Y que el 2014 se cuelguen más medallas y se levanten más trofeos.

VER COMENTARIOS
Columnistas