Lo importante y lo urgente

Lo importante y lo urgente

Marzo 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Pasa el tiempo y la crisis de la Corte Constitucional sigue causando estragos en la credibilidad de las Instituciones. Se presentan propuestas con los más variados orígenes y conceptos, mientras la verdadera solución no aparece".

Pasa el tiempo y la crisis de la Corte Constitucional sigue causando estragos en la credibilidad de las Instituciones. Se presentan propuestas con los más variados orígenes y conceptos, mientras la verdadera solución no aparece.El pasado miércoles, el presidente Juan Manuel Santos pronunció una alocución de gran importancia para encontrar un derrotero. Al analizar lo acontecido, el Jefe del Estado envió un mensaje sobre los perjuicios que está causando la crisis producida por las acusaciones contra el magistrado Jorge Pretelt y la incidencia que tiene sobre la credibilidad de la Corte de la cual era su Presidente, cargo que debió abandonar ante la gravedad de las acusaciones que pesan sobre él. Y planteó reformas para rescatar la confianza en la Corporación, y en general, sobre toda la Justicia.Propuso el presidente Santos que se acabara el maridaje entre la Justicia y la Política, eliminando la facultad de elegir funcionarios, algo que parece inobjetable. También habló de establecer requisitos más exigentes para ser magistrado, basados en la experiencia y en la meritocracia. Y se comprometió a modificar la forma en que el Presidente selecciona las ternas para que el Senado designe los integrantes de las Altas Cortes. No menos importante fue su referencia a la ética como norte del Derecho y la Justicia, así como la sugerencia de adoptar códigos de buen gobierno en la rama del poder que debe resolver los conflictos de la sociedad.De otra parte, habló el Presidente sobre la imposibilidad de dar un salto al vacío que ponga en peligro las Instituciones, algo en lo cual deben de estar de acuerdo la totalidad de los colombianos. Sin embargo, hay que preguntar cómo podrá resolverse la crisis que hoy tiene casi paralizada la Corte Constitucional, es decir, la confrontación entre el magistrado Pretelt, quien se niega a renunciar, y el resto de los integrantes de la Corporación. Es decir, los cuestionamientos en su contra y los que él lanzó contra sus colegas y contra el Fiscal General de la Nación. Es decir, los que hoy generan grandes dudas sobre el funcionamiento de la Justicia y sobre la transparencia en su administración.Es claro entonces que el Primer Mandatario tiene la voluntad de realizar los cambios estructurales que se requieren para recuperar la confianza en la Justicia, para lo cual tiene la posibilidad de usar la reforma constitucional en trámite, denominada de Equilibrio de Poderes. Eso es lo importante. Pero también es incuestionable que no todos los cambios podrán ser incluidos en esa iniciativa, y que la crisis reclama decisiones inmediatas.¿Qué hacer entonces? Para hoy se espera la rendición de cuentas que ofrecieron los Magistrados de la Corte Constitucional. Esa será una oportunidad para conocer lo que han hecho en el ejercicio de sus funciones, así como su punto de vista sobre la crisis que los tiene a ellos como protagonistas de primer orden. Pero también debe ser el momento para saber hasta dónde están dispuestos a aportar para que la Corte, y la Justicia, puedan superar el mal momento que están atravesando. Eso es lo urgente.

VER COMENTARIOS
Columnistas