Las vacas flacas

Las vacas flacas

Abril 15, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Como es natural dentro de los procesos económicos, las noticias sobre el futuro de las economías de América no son las mejores. Lo cual es un reto para la colombiana, que aunque ve reducidas sus expectativas de crecimiento, mantiene un lugar de privilegio en los análisis de desempeño durante el presente año".

Como es natural dentro de los procesos económicos, las noticias sobre el futuro de las economías de América no son las mejores. Lo cual es un reto para la colombiana, que aunque ve reducidas sus expectativas, mantiene un lugar de privilegio en los análisis de desempeño durante el presente año. Según un análisis revelado hace poco, los pronósticos del Fondo Monetario Internacional no gozan de mucha credibilidad, debido principalmente a sus equivocaciones en los últimos años. Sin embargo, siguen siendo un punto de referencia que influye en las consideraciones de la economía mundial. En el caso de América Latina, se anuncia un magro crecimiento del 0,9% en el 2015, muy distante de las tasas que se produjeron hasta el 2013.La culpa está, según el FMI, en que nuestros países dependen de las materias primas: petróleo, cobre, otros minerales y algunos cereales. Y estos son los productos que caen en la demanda de países industriales como China y muchos de Europa, además de que se han presentado cambios como el crecimiento en las reservas y en la capacidad de producir el combustible de los Estados Unidos, una de las causas directas de la disminución de más del 50% en su cotización. Por eso, según el Fondo, nuestro vecino Venezuela tendrá una caída del 7% en su Producto Interno Bruto y Argentina tendrá un resultado negativo del 0,3%, además de la inflación que en el primero llegará al 97% anual. Y de Brasil, el gigante de la región y que fue durante años el líder, el organismo también espera una recesión, producida por una mezcla de falta de competitividad, corrupción y déficit fiscal. El petróleo será protagonista, esta vez por los problemas de Petrobras que amenazan con generar la mayor quiebra en la historia. Luego vienen las economías que decaen, aunque todavía tienen márgenes de maniobra. De acuerdo con el FMI, es el caso de Perú, al cual se le señala un crecimiento del 3,8%, de Colombia con el 3,4%, de México con un estimado del 3% y de Chile con el 2,8% positivo. Es decir, si bien las economías de los fundadores de la Alianza del Pacífico presentarán una disminución, aún tienen posibilidades de crecer. Es pues un campanazo de alerta que debe ser tenido en cuenta. Y es la posibilidad de acceder mercados de consumos con productos elaborados que contengan valor agregado, que no ha sido bien aprovechada. Pero ahora, cuando las devaluaciones retornan algo de competitividad a la producción nacional, aparece otro problema. Es el hecho de que el petróleo es propiedad del Estado y por lo tanto son de gran importancia en los ingresos públicos. Ante su caída del 50%, tendrán que ser reemplazados por impuestos, lo cual no es la mejor de las noticias. Como en el pasaje bíblico, a la región le puede estar llegando la época de las vacas flacas. Y más vale que sus gobiernos adopten medidas audaces y novedosas, antes de que ese FMI los obligue a tomar la amarga receta que hizo de los años 80 la década perdida de América Latina, con sus consecuencias de pobreza, desigualdad y miseria.

VER COMENTARIOS
Columnistas