Las muertes ambientales

Marzo 19, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Si bien al mirar el mapa de muertes relacionadas con el medio ambiente la peor parte se la lleva Asia con 3,3 millones de vidas perdidas al año, y América es el que sale mejor librado con 847.000, el compromiso de este lado del Planeta debería ser mayor".

Abstenerse de salir a la calle, dejar el carro en casa, no ejercitarse al aire libre ni encender chimeneas. Las recomendaciones para los moradores de Ciudad de México por los altos niveles de polución aérea se podrían repetir para el resto del Planeta. Sería lo indicado cuando se sabe que en una de cada cuatro muertes incide hoy la contaminación ambiental.A esa conclusión llegó la Organización Mundial de la Salud, OMS, al investigar las causas de mortalidad humana en los últimos años. El informe asegura que 12,6 millones de personas, el 23% del total, mueren al año por causas relacionadas con un medio ambiente que no es saludable. Para evitar alarmismos se debe advertir que el espectro de los estudios es amplio e incluye muertes como el suicidio cuando es ocasionado por desórdenes que puede provocar el contacto con sustancias tóxicas, o los accidentes de tránsito cuando se dan por mal estado de las vías. También están causas como el mal tratamiento del agua o las carencias en salubridad, así como el uso de químicos en la agricultura, el contacto con ríos polucionados o la exposición a los rayos del sol a sabiendas del deterioro en la capa de ozono.En el punto más alto que alcanza ese bumerang que se le devuelve a la humanidad por sus acciones erradas, por la indiferencia ante el daño causado al planeta así como por el escaso compromiso para solucionar los males ambientales pese a la evidencia, están los fallecimientos relacionados con contaminación del aire. Al año mueren 8,2 millones de personas por males respiratorios y diferentes clases de cáncer enlazados con la polución.Son factores que deberían preocupar a las comunidades y en especial a los gobiernos. A ellas, porque son la fuente para darle solución a los problemas ambientales que padece hoy la humanidad, y a los segundos porque tienen el deber de establecer las políticas públicas, impulsar las acciones y asegurar la educación sobre lo que está sucediendo.Si bien al mirar el mapa de muertes relacionadas con el medio ambiente la peor parte se la lleva Asia con 3,3 millones de vidas perdidas al año, y América es el que sale mejor librado con 847.000, el compromiso de este lado del Planeta debería ser mayor. No está de más recordar que aquí, pese a su paulatina desaparición, están los pulmones verdes que le permiten respirar mejor a la Tierra, como también tiene en su biodiversidad y recursos naturales las más importantes riquezas.Lo grave es que su acción descontaminadora se va reduciendo porque le queda difícil competir contra el daño que ocasiona el ser humano. ¿Acaso los bosques que aún rodean al valle de Ciudad de México y su área metropolitana dan abasto para limpiar lo que dejan 6,8 millones de vehículos que al día transitan por sus calles o para contrarrestar el efecto de 21 millones de habitantes? Por eso, en lugar de ver con alarmismo el informe de la OMS, debería tomarse como referencia para actuar. Vale la pena pensar que con sólo gestión y conciencia, se salvarían al año las vidas de 1,7 millones de niños menores de 5 años y de 4,9 millones de ancianos.

VER COMENTARIOS
Columnistas