El ajedrez de Acuavalle

Octubre 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El proceso no es otra cosa que entregar los ingresos de Acuavalle...

Si la Procuraduría General de la Nación no interviene, y si su Junta directiva hace caso omiso de las observaciones que ha hecho el Gobernador del Departamento, el próximo 25 de octubre se realizará en Acuavalle el cierre de una licitación que en la práctica entregará la empresa a un particular. De concretarse la jugada podría ser el jaque mate a una entidad que les presta grandes servicios a más de 30 municipios del Valle.El proceso no es otra cosa que entregarle los ingresos de Acuavalle al proponente que resulte beneficiado en un jugoso contrato, a cambio de lo cual invertirá $165.000 millones y recibirá interesantes utilidades durante los 20 años que durará el negocio. La pregunta es por qué ahora se busca el apoyo de empresas privadas, si el gerente Álex Pascual Loango Martínez afirma que la situación de Acuavalle es boyante y tiene capacidad como para ejecutar el Plan de Aguas del Departamento. O para realizar el cambio de redes en el barrio Granada de Cali sin ser de su jurisdicción porque le corresponde a Emcali, entidad con más experiencia y conocimiento. Además, no aporta a la confianza sobre la licitación el hecho de que se le haya impedido al gobernador Francisco Lourido el hacer los cambios por él reclamados en la Junta Directiva de Acuavalle para poder acceder en forma directa al proceso licitatorio. Durante los últimos dos meses, el gobernante ha reclamado que se respete el derecho que tiene como representante legal del Departamento a designar sus representantes. A cambio, mientras la polémica licitación debe adjudicarse el 25 de octubre, sólo al día siguiente tendrá lugar la Asamblea pedida por el mayor accionista de la empresa. Es decir, cuando ya ha culminado el proceso licitatorio materia de inquietudTambién llama la atención que el ideólogo y promotor de la licitación que entregará los ingresos de Acuavalle durante los próximos 20 años, el gerente Loango, se retire de la entidad cinco días antes de la posible adjudicación. ¿Cuál es la razón para tan interesante decisión? Algunos afirman que la tomó para empezar a promover su aspiración al puesto de Gobernador en las elecciones que se realizarán dentro de un año, impulsado por sus patrocinadores de siempre, el ex senador Juan Carlos Martínez y el destituido ex gobernador Juan Carlos Abadía, cabezas visibles del PIN. Por supuesto, y como ocurrió con los contratos para ejecutar las vigencias futuras que realizó el ex gobernador Abadía, el proceso legal de la licitación debe haber sido elaborado de tal manera y con tanta meticulosidad, que será difícil desatar los posibles entuertos que de ella resulten. De ser así se le habrá dado otro golpe al interés público y a la transparencia que deben guiar las actuaciones de entes gubernamentales como Acuavalle, así sea una sociedad anónima.Ese es el juego que han dejado los intereses políticos del PIN en Acuavalle. Un ajedrez con el cual los hasta no hace mucho detentadores del poder en el Departamento pretenden amarrar las decisiones que afectarán a millones de vallecaucanos. La Procuraduría, los órganos de control y la Justicia tienen la palabra.

VER COMENTARIOS
Columnistas