¿Crece el empleo?

Mayo 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Si bien el empleo formal y estable ha aumentado en Chile, Perú, Brasil, Uruguay y Paraguay, no sucede lo mismo con Argentina y Colombia, países en los que reformas laborales que debilitaron el mundo del trabajo en épocas de dificultades, continúan vigentes, con lo que el crecimiento en el empleo se ha registrado más en el campo de la informalidad".

En reciente examen de la OIT a los términos de empleo en el mundo se constató el deterioro de la condición laboral en los países del sur de Europa, con picos de desempleo preocupantes en España y Grecia, precisamente dos de las naciones más golpeadas por la crisis financiera internacional.De hecho, ambos países, más el reino Unido, han entrado en recesión. Otra cosa sucede en América Latina y el Caribe, cuyos gobiernos aprendieron de lecciones pasadas y tomaron provisiones para que la crisis financiera no tocara fuerte a sus puertas. En esta región del mundo las economías han crecido, en algunos casos vigorosamente, y el promedio general de la región, para el 2012, se estima en un 3,7% según estudios de la Cepal.Este crecimiento, ¿se ha traducido en alivio de las altas tasas de desempleo que han sido usuales en las economías latinoamericanas? La misma Cepal contesta afirmativamente a esta pregunta, al constatar la correspondencia entre el crecimiento económico y la disminución de los indicadores de desempleo en varios países del área.Pero también señala la existencia de limitaciones en relación con el empleo a mujeres, las personas con menor nivel educativo y los jóvenes. También constató cómo el mejoramiento del salario real ha estado por debajo del incremento de la productividad laboral y de las expectativas generadas por el crecimiento de la economía.Lo más positivo, sin embargo, son las cifras que demuestran un incremento del empleo estable, con contratos laborales sujetos a la reglamentación clásica, lo que, según se asegura, contribuirá a su vez a un mayor crecimiento económico. Se trata de un círculo virtuoso, pues trabajadores con seguridad social y capacidad de ahorro, más estabilidad laboral, fortalecen la capacidad de consumo de las sociedades y sostienen la animación en los negocios.Pese a ello, no todos los países latinoamericanos están en igual situación. Si bien el empleo formal y estable ha aumentado en Chile, Perú, Brasil, Uruguay y Paraguay, no sucede lo mismo con Argentina y Colombia, países en los que reformas laborales que debilitaron el mundo del trabajo en épocas de dificultades, continúan vigentes, con lo que el crecimiento en el empleo se ha registrado más en el campo de la informalidad. Argentina es un caso especial con un 40% de su empleo en condiciones de informalidad.Para la Cepal esta es una brecha que debe cerrarse, porque a futuro implicará diferencias sustanciales en la calidad de vida de diversas naciones latinoamericanas, con lo que se aumentará la fuga de talentos y las migraciones de fuerza de trabajo de unos países a otros. En términos generales, las naciones que no aprovechen las épocas de prosperidad para formalizar su mercado laboral y redistribuir el ingreso, se verán gravemente perjudicadas en un futuro cercano.Examinar la experiencia de aquellos países que han hecho crecer el empleo estable en momentos de prosperidad es la recomendación que los organismos internacionales le hacen a aquellos que no han logrado el mismo resultado, pese al crecimiento de sus economías.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad