Contra la libertad

Noviembre 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Ese es el accionar del régimen que gobierna a Venezuela contra la oposición a sus designios. Como en las peores épocas de las dictaduras que rigieron a ese país durante el Siglo XXI, y al mejor estilo del totalitarismo que impera en la Nación, la ley será usada para silenciar a la señora Machado, como lo hicieron con López y los cientos de presos políticos que padecen la muerte de las libertades por las cuales luchó Simón Bolívar.

La dirigente Corina Machado, otro de los símbolos de la oposición democrática y pacífica al régimen que gobierna a Venezuela, fue acusada de conspirar para asesinar al presidente Nicolás Maduro. Con ello se da un nuevo golpe, uno de los más amenazantes, a la libertad de disentir por principios e ideas en América. Pese al impacto de la noticia, no puede decirse que es nueva. Desde que fue elegida, la persecución implacable fue la estrategia para silenciar su capacidad de denuncia. Recién posesionada como diputada elegida en la Asamblea Nacional, la señora Machado fue objeto de una vulgar agresión física, de la cual salió con lesiones de importancia. Y pocos meses después, cuando aprovechó una invitación del gobierno de Panamá para denunciar los atropellos del régimen chavista ante la OEA, fue despojada de su investidura, impidiéndole incluso que asistiera a la sesión donde consumaron el atropello.Y lo que se esperaba ocurrió pocos días después. Con correos que ella califica de apócrifos y falsos, los cuerpos de seguridad del Gobierno la señalaron ante la Justicia por haber tramado el asesinato del Presidente, acusación absurda que carece de asidero. Así, el pasado martes fue citada por el Ministerio Público de Venezuela para notificarla de los cargos de planear el asesinato de Nicolás Maduro para allanar el camino hacia un golpe de Estado.Fueron hechos que, según los acusadores, se urdieron en enero del presente año cuando hervían las protestas en las calles de Caracas y toda Venezuela contra la escasez, la violencia y el mal gobierno. Épocas en las cuales los cuerpos armados y los grupos ilegales disfrazados bajo el nombre de ‘comandos’, atacaron en forma brutal la protesta dejando decenas de muertos y miles de prisioneros políticos. En ese momento se produjo la acusación y captura de Leopoldo López, sindicado de promover asesinatos que las cámaras de televisión capturaron, y donde los asesinos son miembros del gobierno. Así las cosas, María Corina Machado será acusada formalmente el próximo miércoles. Y no se descarta que sea detenida de la misma manera que se hizo con Leopoldo López, quien en forma valiente decidió enfrentar a sus perseguidores. A éste lo recluyeron en una prisión militar donde debe padecer vejámenes y abusos de todo tipo en su detención, así como se le niegan sus derechos fundamentales, como tener la visita de su familia o acceso a libros y documentos de cualquier género. Es el tratamiento que le otorgan a personas que como él se atrevieron a protestar contra el absolutismo inmoral que se tomó a su país.Ese es el accionar del régimen que gobierna a Venezuela contra la oposición a sus designios. Como en las peores épocas de las dictaduras que rigieron a ese país durante el Siglo XXI, y al mejor estilo del totalitarismo que impera en la Nación, la ley será usada para silenciar a la señora Machado, como lo hicieron con López y los cientos de presos políticos que padecen la muerte de las libertades por las cuales luchó Simón Bolívar.¿Acaso Unasur o la OEA podrán hacer algo para detener la infamia contra María Corina Machado?

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad