“En Venezuela se ha violado la dignidad del elector”: Coordinadora del MUD

“En Venezuela se ha violado la dignidad del elector”: Coordinadora del MUD

Octubre 13, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Alda Livey Mera / Reportera de El País 
Liliana Hernández

Liliana Hernández, coordinadora electoral de la Mesa de Unidad Democrática, MUD

EFE

Este domingo Venezuela realiza otra jornada electoral que decidirá quiénes serán los gobernadores de los 23 estados del país.

El País habló vía telefónica con Liliana Hernández, coordinadora electoral de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), que aglutina a todos los partidos de la oposición venezolana. De este pulso del gobierno de Nicolás Maduro con la oposición, que busca ganar en la mayoría de los estados, la líder dijo el clima es ambivalente porque las encuestas dan un alto nivel de participación del elector, pero la conducta del Consejo Nacional Electoral (CNE), es de generar confusión en los electores y así afectar la participación en el proceso.

¿Cuánta es la población habilitada para votar y qué expectativa tiene la oposición en los 23 estados?

Venezuela tiene una población electoral de unos 17.700.000 personas. De ellos quedan unos 15 millones de electores porque el municipio Libertador no elige gobernador por ser la capital de la República. Las encuestas proyectan una participación de un 60 o 65%, cuando históricamente en estas elecciones ha estado entre 45 %, 50 %. La revolución ha perdido apoyo y la gente va a salir a votar porque está harta de la corrupción e ineficiencia de Nicolás Maduro.

¿Qué dice el Gobierno de ello?

Entendemos la reacción de Maduro, que amenaza con que los candidatos electos tienen que reconocer la Asamblea Constituyente. Y Tibisay Lucena, presidenta del CNE, ha hecho toda la estrategia electoral para ocultar información al elector, desinformarlo y confundirlo y así rebajar la participaciones en estados clave de la oposición: Aragua, Lara, Mérida, Miranda y Táchira.

¿Qué significa la declaración de Maduro de que los elegidos deben reconocer la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)?

Es una amenaza. De hecho, cuando la Asamblea Nacional (legalmente elegida y de mayoría opositora) fue conminada por Nicolás Maduro para que se subordinara al poder constituyente, desconoció esa ANC, como debe ser, porque eso se convocó violando la Constitución. Y los gobernadores tampoco se ha sometido. Por lo tanto, es imposible que alguien se subordine a lo que por esencia es un fraude constitucional.

¿Por qué hay confusión del elector?

No nos permitieron la sustitución de los candidatos argumentando que el plazo había vencido el 16 de agosto, pero no dependía de ello. Postulamos candidatos ante el organismo electoral y luego en unas elecciones primarias se consultó a la gente para que decidiera el candidato único de la Unidad Democrática en su estado. Se acordó que los que no salieran favorecidos renunciaran para solicitar la sustitución, pero no se nos permitió sustituirlos.

Dicen que los candidatos renunciaron fue por acuerdos con el Gobierno para restarle fuerza a la Unidad...

Eso es falso. Todos los candidatos estábamos obligados a postularnos a las primarias porque el calendario lo adelantaron para el 14, 15 y 16 de agosto, sabiendo que las primarias eran el 10 de septiembre. Mucho antes acordamos que quien no saliera favorecido, se pronunciaba a favor del candidato más votado y presentaba su renuncia para sustituirlo, pero el organismo electoral no quiso procesar las renuncias. La ley dice: si hay muerte, renuncia, enfermedad u otra limitación, diez días antes de las elecciones se procede a la sustitución. En Venezuela, en el ‘meeejooor’ sistema electoral del mundo como dice la revolución, para sustituir un candidato o modificar una plancha basta introducir tu clave en el sistema. Pero el CNE cerró el acceso el 16 de agosto, aunque la ley obliga a que el sistema permanezca abierto hasta 10 días antes de las elecciones. Lo violaron.

¿Y esto qué consecuencias trae?

Vamos a un proceso donde la boleta electoral presenta unos candidatos de la Unidad Democrática elegidos, pero también aparecerá el nombre de aquellos que presentaron su renuncia, pero que al CNE no le dio la gana recibirla. Hay mucha confusión en los electores y hemos tenido que suplir ese vacío con una campaña informativa de cómo se debe votar: solo por los que aparezca la cara y el nombre del candidato elegido en el proceso interno de la MUD.

También se quejan de que les han puesto otros obstáculos para que la gente no vote...

Solo en Venezuela se ve esta locura. El pasado miércoles el CNE decidió reubicar centros de votación, a cinco días de las elecciones, pero los electores no están informados. Hasta ese día eran 205 centros que serían reubicados, en la tarde ya eran 247, y según cifras extraoficiales, pueden ser 275, sobre todo aquellos donde históricamente las votaciones favorecen a los candidatos de la Unidad, como la del 6 de diciembre de 2015 con la que obtuvimos las dos terceras partes de la Asamblea Nacional de Diputados. Por ello, están tratando de distanciar el centro de votación del elector para complicar su participación.

Y la gente quedará despistada...

Sí. Eso nos obliga a montar un operativo para trasladar las personas al nuevo sitio donde les toca votar, con los listados que extraoficialmente logramos porque el CNE no los ha publicado y parece que no lo van a publicar. Con la instalación de las mesas (ayer) sabremos cuáles fueron reubicados y cuales no.

¿Qué explicación han dado?

Ellos argumentan que los trasladan por razones de seguridad, que allí hubo conflicto en los cuatro meses de protesta y no es cierto. Soy de un centro de votación grande, de unos 13.000 electores de pensionados adultos mayores, allí no hubo manifestación, y lo cambiaron a una avenida de mucho tráfico en Chacao, donde sí hubo conflicto. La única coherencia es que estos cambios se enfocan en siete estados donde la brecha es muy favorable electoralmente a la Unidad y buscan a ver cómo descuentan.

¿Hay garantías de que los venezolanos puedan votar sin presiones?

Los funcionarios estarán presionados, pero deben tener la seguridad de que el voto es secreto, es imposible de que el Gobierno sepa por quién votaron. Es el llamado que les hacemos, a la gente de misiones como las Clap (Comités Locales de Abastecimiento y Producción), porque en los estados Vargas o Aragua, están repartiendo bolsas de alimentos con las caras de los candidatos oficiales.

¿Qué garantías hay de que los resultados sean confiables?

Vamos al proceso electoral a pesar de las violaciones legales porque hay voluntad del pueblo de ratificar que, mas que elegir un gobernador, es un voto protesta para visibilizarnos, decir que la lucha continúa y que vamos a insistir en un camino democrático que nos lleve a un cambio de gobierno nacional que es lo que genera la crisis económica y social que estamos viviendo los venezolanos.

¿Tienen capacidad de vigilar para garantizar la transparencia?

La operación de testigos en las mesas de los centros de votación está lista casi en un 98 %, pero estamos preparados igual que cuando ganamos la Asamblea Nacional. Claro que es muy difícil con la incertidumbre que tenemos hoy (jueves). Así como Maduro y el CNE casi nos dicen “no quiero que tú votes”, la respuesta nuestra tiene que ser “yo voto en las condiciones que sea y expreso mi voluntad”, que esperamos sea respetada. Es una forma de quitarle la careta a este régimen que se la pasa hablando de esquemas democráticos, pero que el mundo vea que las posibilidades son muy limitadas, porque el régimen se la juega por el poder.

¿Hay observadores internacionales?

Es una práctica que hemos reclamado durante más de diez años y el CNE no ha querido. Aquí se estilan unos acompañantes, como el Celac, que nosotros les decimos el club de amigos del CNE. Es increíble que estén aquí y no se hayan comunicado con nadie de los que no somos del gobierno para escuchar las observaciones que tenemos. Le llamaría un acompañamiento del Gobierno, pero no del proceso electoral porque no tiene relación con ambas partes. Hay observación nacional, pero el poder electoral acreditó dos entidades: una muy cercana al oficialismo, la otra tiene vínculo con los demócratas, pero no con la MUD. Y una que siempre participaba, la dejaron por fuera, absurdo porque en elección de gobernadores, cuyo proceso es más descentralizado, requiere mayor observación.

Parte de la oposición invita a no votar, a optar por el abstencionismo. ¿Es una supuesta división?

Eso no es cierto. Individualidades han planteando que nos abstengamos. Eso tendría sentido si en Venezuela hubiese quórum de votación. O sea, para que una persona salga electa tuviese que participar el 20 o 30 % del electorado, pero aquí si vota el 1 o el 2 %, el proceso queda legitimado. Les hacemos el llamado a votar porque el alto costo de la vida, donde los precios suben semanalmente 7 y 8 %, hace imposible que el 50 % de las familias pueden tener las tres comidas al día.

Ellos dicen que las protestas dejaron el reguero de 120 muertos y la MUD no logró nada...

No. Eso es un error. Es una forma de desvirtuar la historia y quitarle valor a una protesta durante cuatro meses que tuvo un costo muy alto, que fueron las vidas cuyo único responsable es la represión de Nicolás Maduro, de su régimen que se llevó esas vidas por delante. Eso no lo podemos olvidar. Y sí logramos desenmascarar este régimen internacionalmente, que eligió ese fraude de asamblea constituyente y al día siguiente, 14 países la desconocían y hoy ya son más de 52 países.

Hay un eslogan que dice que si no vota Neomar Lander yo no voto...

Anoche estaba con la mamá de Lander en una reunión en el estado Miranda y decía: “Estoy segura de que mi hijo hubiese salido a votar”, porque lo que tenemos los venezolanos es una oportunidad de un cambio, hay una petición irreversible y lo vamos a expresar en las urnas.

En 1999, en el referendo de aprobación de la Constitución, hubo un deslave y la gente fue a votar con ciudades inundadas. Y no se cambió ningún centro de votación. No hay precedente a esto que no sea desactivar la participación de los electores, alejar el voto de ellos, incomodarlos para tratar de sacar beneficio para los candidatos oficialistas. Ese miedo a lo que se va a expresar es lo que hace que Maduro y Lucena estén violando la dignidad del elector venezolano, no es solo la ley sino los derechos humanos al impedir el libre ejercicio de los derechos políticos.

Líderes de la oposición siempre dicen que los días de Maduro están conta- dos, pero cada vez lo vemos más atornillado al poder...

En política nadie tiene los días contados, ni muerto siquiera, porque cualquiera resucita en un segundo. Lo que sí se acerca es la presión para la salida electoral que queremos. La votación de mañana es convocada como una gran jornada de protesta, para ratificar que los venezolanos vamos a seguir en la lucha para que en Venezuela se pida y se cumpla un proceso electoral presidencial que nos permita llegar al verdadero problema y solucionar la crisis de los venezolanos. El problema no es si es Maduro o no es Maduro. Es que el que está en la Presidencia no es capaz de solucionar los problemas de medicinas y de hambre que estamos viviendo. Y decirle tanto nacional como internacionalmente que la voluntad de los venezolanos sigue inquebrantable

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad