Víctimas del conflicto piden desde La Habana reconciliación, pero también verdad

Víctimas del conflicto piden desde La Habana reconciliación, pero también verdad

Agosto 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Resumen de agencias
Víctimas del conflicto piden desde La Habana reconciliación, pero también verdad

Con un llamado a que no se desista en el proceso de paz y mensajes de reconciliación y perdón hacia sus victimarios, terminó esta noche la primera audiencia que se realizó en el marco de la mesa de negociación con la participación de 12 víctimas de acciones violentas en el país.

Las víctimas que viajaron a Cuba para hacer parte del proceso de paz contaron que compartieron sus experiencias y peticiones a la mesa de negociaciones.

Víctimas del conflicto armado colombiano que claman justicia desde hace años llamaron este sábado a la "reconciliación sin renunciar a la verdad", después de que entregaran sus testimonios en una emotiva e inédita sesión con delegados del gobierno y de las Farc en La Habana. "Durante esta jornada hemos compartido el compromiso por la verdad como base de la paz", dijeron 12 víctimas que participaron en esta sesión, en la que varias de ellas estuvieron por primera vez cara a cara con los representantes de sus victimarios.Las 12 víctimas hablaron ante ambas delegaciones de paz en una sesión a puertas cerradas de casi nueve horas, desarrollada en un salón de El Laguito, un complejo residencial donde se hospedan dignatarios extranjeros en La Habana."Durante esta jornada hemos compartido el compromiso por la verdad como base de la paz (...) y no de intercambio de impunidades", dijeron en alusión a iniciativas legales que, para asegurar la paz, buscan dotar de inmunidad a militares y guerrilleros que cometieron crímenes durante el conflicto armado de medio siglo. "Si nosotros, los que hemos sido afectados por la violencia, damos un paso determinante (...) ¿por qué no hacerlo el resto del país, por qué no ha de perdonar el resto de Colombia?", preguntó Constanza TurbayLa emotiva e inédita sesión se desarrolló en un salón de El Laguito, un complejo residencial donde se hospedan dignatarios extranjeros en La Habana. Cada víctima tuvo 15 minutos para relatar su caso y plantear sus demandas, con la esperanza de que se plasmen en un eventual acuerdo de paz."No estamos acá por dinero, apostamos por un proceso de paz duradero", dijo Luz Marina Bernal, cuyo hijo de 26 años con discapacidad mental fue secuestrado y asesinado en 2008 por militares que lo hicieron pasar por un guerrillero abatido en combate, en uno de los casos conocidos como falsos positivos.Las víctimas agregaron que "no somos ni pretendemos ser representantes del universo total de víctimas en Colombia. No obstante, afirmamos haber aportado en este encuentro desde historias y procesos diversos llenos de dignidad, con disposición de unidad entre nosotros y nosotras, que merecen todo el respeto, sin exclusiones ni silenciamientos".La reparación de las víctimas es el cuarto de los seis puntos de la agenda de paz y uno de los más complejos, debido a que ambas partes se culpan mutuamente por la violencia armada, que ha dejado en medio siglo 220.000 muertos y más de cinco millones de desplazados, según cifras oficiales.Las dos delegaciones de paz ya consensuaron los tres primeros temas de la agenda. Estas fueron las primeras víctimas, de un total de 60, que podrán entregar su testimonio ante ambas delegaciones, que buscan acabar el último conflicto armado de América Latina."Que otros no vivan lo que vivimos"Angela María Giraldo, que perdió a su hermano, uno de los diputados del Valle, a manos de la guerrilla, llamó a los críticos y escépticos del proceso de paz a dejar de lado sus reservas. "Si hoy ese proceso no se lleva a cabo va a ser muy difícil que otro presidente, que otro gobierno, le apueste a la paz en Colombia y no queremos que otras personas vivan este conflicto", dijo. "Los que no le apuestan a la paz es porque nunca han vivido lo que nosotros hemos vivido", agregó Giraldo. Aceptó que "fue muy duro encontrarme con la guerrilla de las Farc" y explicó que no quería estar en la delegación, pero que aceptó porque tiene un compromiso con la paz de Colombia. Las víctimas llegaron a Cuba desde Bogotá el viernes en un vuelo fletado, acompañadas por el coordinador de la ONU en Colombia, Fabrizio Hochschild; el director del programa de paz de la Universidad Nacional, Alejo Vargas; y el presidente de la Conferencia Episcopal colombiana, Luis Augusto Castro. Estas instituciones seleccionaron a las 12 víctimas. "Los verdaderos héroes y las verdaderas heroínas de ese conflicto para mí son precisamente las víctimas como ellos", dijo Hochschild a la AFP."Yo trabajo hace 30 años con víctimas en todos los continentes en muchas situaciones de conflicto y ésta ha sido una de las experiencias más conmovedoras", agregó. Las Farc y el gobierno de Juan Manuel Santos están negociando la paz desde noviembre de 2012 y ambos reconocieron en 2013 tener una cuota de responsabilidad en las víctimas. La delegación de víctimas regresará el domingo a Bogotá.Lo que dijeron las víctimasLas víctimas iniciaron la rueda de prensa con un ramo de flores cada uno, como un mensaje de paz para los colombianos.José Antequera, el hijo del asesinado líder de la UP José Antequera, sostuvo que es fundamental el establecimiento de una comisión de esclarecimiento histórico para el proceso de paz porque la verdad ha sido afectada en el país. Yaneth Bautista, hermana de Nidia Erika Bautista, desaparecida y asesinada por el Ejército, sostuvo que no hay rencor con sus victimarios. "Nos recibieron con mucho respeto, escucharon nuestras palabras, no nos han pedido perdón todavía, pero lo esperamos".A su turno, Constanza Turbay, quien perdió a manos de las Farc a ocho miembros de su familia, incluida su madre y dos hermanos, entre 1997 y 2000, dijo que "ha sido el encuentro más importante y trascendental de toda mi vida. Iván Márquez se acercó con sentimientos de sinceridad y me pidió perdón, no fue un perdón mecánico, fue de corazón. Me dijo que fue una equivocación lo que cometieron con mi familia"."Los generales me escucharon respetuosamente", explicó Alfonso Mora, cuyo hijo era un miliciano de la guerrilla que fue secuestrado, torturado y asesinado por militares junto a otros cinco jóvenes. El hombre contó que después de su exposición se acercaron a charlar con él los generales Óscar Naranjo y Jorge Enrique Mora, los dos uniformados del equipo del gobierno."Esos generales se arrimaron a mí (...) y muy respetuosamente me escucharon con mucha atención", contó Mora, quien a pesar de ser un suboficial retirado del Ejército es víctima de agentes del Estado colombiano. La señora Nelly González, madre del teniente Alfonso González, asesinado por las Farc en Toribío en el 2001, indicó que "llegamos con miedo, con angustia, con zozobra a encontrarnos frente a nuestros victimarios, pero vimos ese gran afecto por parte de ellos en escucharnos". Agregó que sin distinción alguna "las víctimas somos el fundamento del proceso de paz, las víctimas somos visibles y tenemos voz, tenemos dignidad".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad