Tumaco sigue paralizada por protestas de cocaleros

default: Tumaco sigue paralizada por protestas de cocaleros

Desde el pasado 25 de marzo el municipio se encuentra en crisis debido a los reclamos de los cultivadores de coca.

Tumaco sigue paralizada por protestas de cocaleros

Abril 13, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
Tomaco, Nariño, protestas cocaleros

Fotografía tomada el pasado 31 de marzo en el corregimiento de Llorente, Tumaco, zona en donde se está llevando a cabo un agresivo proceso de erradicación de cultivos de coca.

Foto: Colprensa / El País

Pérdidas que pueden superar los $20 mil millones en sectores como el del comercio de alimentos, la paralización total del turismo en plena temporada de Semana Santa y afectaciones en la producción de cacao y productos de palma son algunos de los efectos de las manifestaciones de los campesinos cultivadores de coca en el municipio de Tumaco, Nariño.

Las manifestaciones, que han derivado en enfrentamientos entre Policías del Esmad y campesinos, así como en el cierre durante varios días de la vía Pasto - Tumaco, iniciaron el pasado 25 de enero y se extendieron hasta el 3 de abril, luego de un acuerdo firmado entre el Gobierno Nacional y los campesinos. Sin embargo, volvieron a presentarse el 5 de marzo, desde cuando fue cerrada de nuevo la vía hasta ayer.

“Las pérdidas son realmente millonarias. El sector hotelero, por ejemplo, estaba totalmente reservado para esta Semana Santa y más del 50 % de esas reservas se cancelaron debido a las dificultades de acceso y a los problemas de orden público que han generado estas manifestaciones. Si se piensa en el sector de pesca, las consecuencias son todavía más desastrosas, pues cerca de 200 toneladas de pescado y mariscos se represaron en Tumaco y ya no pudieron salir al interior del país para ser vendidas”, dijo Saida Luz Mosquera, presidente de la Cámara de Comercio de Tumaco.

Mosquera agregó que en el sector pesquero las pérdidas son particularmente dramáticas, pues se trata de un área de la economía de la que depende un alto porcentaje de los tumaqueños, especialmente mujeres cabezas de familia, que son las pescadoras de mariscos.

“Nosotros entendemos tanto la posición del Gobierno como la de los campesinos, y por eso hicimos una petición desde la semana pasada para que se desbloqueara la vía para la temporada de Semana Santa, que es un período en el que se generan más de 25 mil empleos directos e indirectos. Le pedimos al Gobierno que suspendiera la erradicación para evitar estos problemas, pero no hubo respuesta positiva y ahora, las consecuencias las pagamos todos los habitantes del municipio”, dijo Mosquera.

En la mañana de este miércoles el Ejército y la Policía tomaron control de la vía Tumaco - Pasto, pero los campesinos han manifestado su intención de continuar con las manifestaciones.

¿Por qué las protestas?

Según han informado varios voceros de los campesinos cultivadores de coca en Tumaco, las protestas se iniciaron como respuesta a los planes de erradicación forzada del Gobierno Nacional que no está cumpliendo con los compromisos de sustitución de cultivos pactados en el acuerdo de La Habana firmado con las Farc.

“Se trata de un asunto muy complejo en el que el Gobierno está jugando a dos políticas con los campesinos. Según lo pactado en La Habana, el Gobierno Nacional debe acordar planes no solo de erradicación sino también de sustitución de cultivos en Tumaco, pues se trata de un plan integral. Sin embargo, en este momento en Tumaco se está haciendo todo un proceso de erradicación forzada y no se están viendo los planes de sustitución y apoyo a los campesinos por ningún lado. Y a esto se suma que los erradicadores están siendo acompañados tanto por la Policía como por el Ejército, algo que no se dio ni siquiera en la política de Seguridad Democrática, lo que puede desencadenar muchos conflictos”, sostiene Aura María Puyana, socióloga que hace parte del Observatorio de Cultivos y Cultivadores Declarados Ilícitos.

El problema se complejiza aún más, manifiesta Puyana, porque a la vez que el Ministerio de Defensa tiene la meta de erradicar 50 mil hectáreas de coca este año, carteles de México que hacen presencia en Colombia, están presionando a los campesinos para que sigan sembrando y comercializando hoja de coca.

Las manifestaciones han pasado a fuertes enfrentamientos entre los campesinos y la Fuerza Pública, que han dejado varios heridos y carros incinerados en la vía Tumaco - Pasto.

Ante el difícil panorama que se ve en el municipio de la costa pacífica nariñense, el gobernador de ese departamento, Camilo Romero, pidió al Gobierno Nacional tomar acciones estructurales que permitan resolver el conflicto que se ha generado.

“La situación de Tumaco no se reduce exclusivamente al taponamiento de una arteria vial que comunica a esta población con el resto de Nariño y el país. En ese municipio está expreso hoy un síntoma inconfundible de que será difícil preservar una paz estable y duradera en Colombia si no hay una solución efectiva al fenómeno de los cultivos y las drogas ilícitas”, dijo el Gobernador en un comunicado.

Desmanes en las protestas

La situación que se vive en Tumaco, Nariño, cada vez se torna más grave, pues los constantes enfrentamientos entre los cultivadores de coca y unidades del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), han dejado un Policía muerto y por lo menos 20 personas heridas, entre ellas seis de gravedad.

El patrullero que resultó muerto fue identificado como Bairon Recalde Morcillo, de 23 años de edad, quien recibió un disparo el jueves 30 de marzo en el corregimiento de Llorente, en donde también ha habido bloqueos.

En el corregimiento de Llorente fueron incinerados tres carros, dos de ellos de servicio público afiliados a la empresa Supertaxis del Sur y Transipiales.

Las organizaciones de campesinos cultivadores de coca han rechazado estos actos violentos y han manifestado que han sido cometidos por personas ajenas.

"Estamos atacando el crimen organizado, no el cultivador menor": Director de la Policía 

Desde Tumaco, Nariño, el general Jorge Hernando Nieto Rojas, director de la Policía, indicó que la ofensiva de la Fuerza Pública es contra el crimen organizado y no los pequeños cultivadores de hoja de coca que hacen parte del programa de sustitución del Gobierno.

"Desde hace quince días iniciamos una campaña de erradicación de cultivos ilícitos donde estos son de carácter industrial, es decir, siembras que tienen más de dos hectáreas y que sabemos que no son de cultivadores menores, sino de grupos de crimen organizado que se nutren de esta actividad", expresó el general Nieto. 

Hasta la fecha, durante la operación que adelanta en conjunto el Ejército, la Policía y la Fuerza Aérea, se han erradicado de manera manual 320 hectáreas de cultivos ilícitos en la zona fronteriza con Ecuador. 

Hasta la fecha, según el oficial, se han desmantelado 58 laboratorios para el procesamiento de base de coca y se han incautado 32.4 toneladas de clorhidrato de cocaína. 

"Capturamos cinco sujetos, uno de ellos un menor de edad que estaba preparando trampas explosivas para la Fuerza Pública que está adelantando la erradicación de cultivos ilícitos", afirmó el general Nieto.

Además, se incautaron dos escopetas, 18 cartuchos y otros elementos que serían utilizados para la fabricación de explosivos artesanales. 

"Respetamos los acuerdos que las comunidades tienen con el Gobierno, pero aquí estamos hablando que el dueño de estos cultivos es un narcotraficante que por supuesto no le interesa cambiar de actividad", puntualizó el Director de la Policía Nacional. 

El oficial denunció que le están pagando $100 mil a cada campesino para que proteste en las calles contra los operativos de la Fuerza Pública. 

En lo que va de 2017, en la jurisdicción de Tumaco, se han ocupado 28 bienes para extinción de dominio y se han erradicado 421 hectáreas de cultivos de coca, en operaciones adelantadas por el Ejército, la Policía y las diferentes fuerzas. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad