¿Qué hay tras la ola de asesinatos y violencia que golpea a la región?

Agosto 02, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
El Caney homicidio

Este era el automóvil Mazda 3 en el que se desplazaba la pareja asesinada en el barrio El Caney. De un taxi se bajaron sicarios y les dispararon.

Cortesía para El País

Una serie de hechos de violencia, que incluyen cuerpos desmembrados o arrojados en bolsas en las vías y homicidios cometidos por sicarios, tienen preocupadas a las autoridades del departamento.

Los casos -que incluyen los registrados en Cali- estarían relacionados con reacomodos y pugnas de estructuras criminales.

“Hemos hecho un trabajo muy importante, teníamos una tendencia a la baja de los homicidios en Cali, en el último mes hemos tenido un repunte y en ese sentido vamos a hacer un análisis y y enviaremos unos grupos especiales, que trabajan articulados con la Fiscalía. Lo que puede existir es un reacomodamiento de esas estructuras, por unos golpes que se han dado en toda la región”, explicó el director de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto.

Aunque en el balance del año la disminución de los homicidios continúa en un 10 % (779 en 2016 y 700 en 2017), en julio hubo un aumento. Este año se presentaron 113 homicidios, mientras que en el mismo lapso del 2016 fueron 95, un 19 % más.

El último hecho, presentado en la noche del martes, fue un doble homicidio en el barrio El Caney. Kelly Patricia Vacca Castillo, de 33 años, y Dairon Antonio Victoria, de 28 años, se desplazaban en un vehículo Mazda 3 de color rojo, cuando los acribillaron en el cruce vial de la Carrera 86 con Calle 42.

Este caso, para las autoridades, podría tratarse de una retaliación contra Juan Carlos Vacca, hermano de la mujer muerta. Vacca, alias Dímax, era miembro de la banda de Los R15 y jefe de ‘oficinas de cobro’ del narcotráfico.

Juan Carlos Vacca, capturado hace dos años, era requerido por homicidio agravado, tráfico de armas y concierto para delinquir.

“Dímax ha estado colaborando con las autoridades para obtener beneficios, podría tratarse de una retaliación por esto”, indicó una fuente de la Fiscalía.

Una fuente de la Sijín, que tiene que ver con investigaciones de crimen organizado, indica que la mujer, tras la detención del hombre, “había quedado a cargo de todos los negocios de ‘Dímax’ y que el hombre que la acompañaba era como un representante”.

Entre los negocios estaría el recaudo del producido de al menos 25 taxis que su hermano tiene operando en Cali y varias bicicleterías en la Carrera 8. Otra actividad sería el préstamo ‘gota a gota’.

La gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, acudió este miércoles a la cumbre de generales y comandantes de la Policía, y mostró preocupación por estos hechos y el aumento de los homicidios en varias poblaciones Cartago, La Unión, Roldanillo y lo que se ve ahora en Cali.

Lea aquí: 'Gobernadora pide "resultados contundentes" a la Policía tras racha de homicidios en Cali'.

Además, anunció que se tomarán una serie de medidas para disminuir esta delincuencia. “En Tuluá entregamos motos y carros para lograr hacer dos corredores seguros, uno en el centro y otro en el norte”, agregó.

Precisamente, en Roldanillo, según informaciones de inteligencia, alias Robles y Cartier (hijos de ‘Capachivo’, lugarteniente de Diego León Montoya, Don Diego, jefe del Cartel del Norte del Valle), quieren tomar el control de lo que queda de ‘Los Machos’.

Un día antes del doble homicidio en el sur de Cali, en la Recta, sentido Palmira -Cali, hallaron los cadáveres de tres hombres en bolsas plásticas. Tenían heridas de golpes en la cara y de arma blanca. Las víctimas aún no han sido identificadas.

Una semana atrás, en la vía Buga-Buenaventura, en el sector conocido como Tableros, zona rural de Restrepo, arrojaron desde un carro los cadáveres de dos hombres. Habían sido desmembrados y estaban en bolsas. En este caso también habían sido asesinados con arma blanca.
Las autoridades los identificaron como Samir Serrano, de 29 años, y Luis Alberto Ortiz Giraldo, de 19 años, agricultor; ambos eran residentes en la vereda Jiguales de Yotoco. Uno de estos jóvenes tenía, según fuentes de la Policía, anotaciones por una presunta relación con una banda de extorsionistas.

Y el 2 de junio en inmediaciones de la finca Las Delicias, del corregimiento de Felidia, hallaron otro cuerpo desmembrado. El hombre, de tez morena, aún no ha sido identificado.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad