Hallan cuerpos de dos niños indígenas asesinados por su padre en el Cauca

Hallan cuerpos de dos niños indígenas asesinados por su padre en el Cauca

Abril 24, 2017 - 10:56 a.m. Por:
Colprensa/ El País
Popayán feminicidio

Este fue el lugar donde el hombre habría matado a su esposa.

Colprensa- El País.com.co

Los organismos de socorro de Popayán, Totoró e Inzá confirmaron que encontraron muertos a los dos niños Wepe y Sek Rivera Parra, de 9 y 8 años de edad, respectivamente, luego que Jhon Albert Rivera Ramírez, padre de los pequeños, confesara que los había abandonado en el sector de Río Sucio, límites de las dos localidades del oriente caucano.

Este macabro hallazgo se dio cuando los socorristas iniciaron este lunes la búsqueda de los pequeños, luego de que Rivera Ramírez confesara a los investigadores de la Sijín, que los había sacado de la casa de los abuelos paternos.

Sin embargo, los investigadores ya tenían conocimiento que este indígena de 40 años había ultimado a los dos pequeños antes de asesinar a su exesposa Edith Jhoana Parra León al interior de un inquilinato, ubicado en pleno sector histórico de la capital del Cauca.

“Como Jhon Albert Rivera Ramírez fue internado en el hospital para que le salvaran la vida,  tras ultimar con un bisturí a la joven porque esta decidió terminar una relación de trece años, no se contó a tiempo con su testimonio sobre qué había hecho con los dos pequeños, por eso las labores investigativas se centraron con familiares cercanos”, agregaron los investigadores consultados.

Por eso, desde las primeras horas del domingo, organismos socorro como bomberos Popayán, Cruz Roja y Defensa Civil, se trasladaron hasta la vereda Río Sucio para buscar a los infantes, integrantes del resguardo indígena de Yaquibá.

A la tarea se sumaron comunidades campesinas e indígena de Totoró e Inzá, ya que la noticia de la desaparición de los infantes trascendió, generando preocupación entre los habitantes del oriente del Cauca.

“Las personas que colaboraron con las autoridades indicaron que como los niños eran muy apegados a él, la noche de viernes aprovechó para sacarlos de la casa y suministrarles  un medicamento desconocido. Parece que uno murió a los pocos minutos, mientras que el otro, el mayorcito, que estaba en silla de ruedas,  se resistió y se enfrentó a este sujeto, quien lo empezó a golpear hasta matarlo. Luego ubicó los cadáveres de los dos angelitos en un hueco”, explicaron indígenas de la zona.

Ahora Jhon Albert Rivera Ramírez, de 40 años de edad, quien sería enviado a un centro carcelario,  podría ser acusado por los delitos de feminicidio y asesinato.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad