Condenan a más de 36 años de prisión a feminicida de fisioterapeuta caleña

Condenan a más de 36 años de prisión a feminicida de fisioterapeuta caleña

Octubre 10, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Stephanie Andrea Ramírez Narváez fisioterapeuta

Stephanie Andrea Ramírez Narváez, fisioterapeuta asesinada.

Especial para El País

A 36 años, 2 meses y 5 día de cárcel fue condenado Harlis Alexis Murillo Moreno, el feminicida de la fisioterapeuta Stephanie Andrea Ramírez Narváez, de 26 años, en hechos ocurridos dentro de un apartamento del sur de Cali el pasado 4 de junio.

La decisión fue proferida ayer, en audiencia virtual, por el Juez 18 Penal del Circuito de Cali, con funciones de conocimiento, mediante sentencia 087 del 10 de octubre.

Los delitos por los que fue hallado responsable Murillo Moreno, imputados por el Fiscal 174 de la Unidad de Feminicidios de Cali, son feminicidio agravado y acceso carnal violento.

De igual forma, el togado no le concedió el beneficio de casa por cárcel al hombre, quien actualmente se encuentra recluido en la cárcel de mediana seguridad de Aguachica, Cesar, región donde fue detenido el 1 de julio durante una requisa en un establecimiento de comercio.

El caso de la joven Stephanie Ramírez conmocionó a la capital del Valle por la forma en la que Harlis Alexis asesinó a la mujer y luego abandonó su cuerpo en un parqueadero del conjunto residencial, además que la joven fue sometida por el hoy condenado a todo tipo de vejámenes antes asfixiarla hasta quitarle la vida.

Néstor Abel Quintero Cabrales, director de la cárcel de Aguachica, donde está el preso, dijo que el traslado de Murillo Moreno a una prisión de máxima de seguridad, donde debe estar por su perfil feminicida, corre a partir de este momento por cuenta del director nacional del Inpec, el general Jorge Luis Ramírez Aragón.

“Voy a enviar un oficio al señor Director para que sea el que determine donde debe pagar esa condena, en qué parte del país, eso ya es competencia de él. Además, el condenado está requerido en otros casos en el país, uno de ellos en Santa Marta y creo que en Bucaramanga”, acotó Quintero Cabrales.

El funcionario del Inpec recordó que el reo recién llegó a la prisión solicitó apoyo espiritual y psiquiátrico. “Ahora ha estado normal, dentro de lo que se puede llamar normal de una persona con ese tipo de problemas”, expresó el funcionario del Inpec.

El feminicidio que enlutó a Cali

Durante la investigación, los peritos lograron reconstruir lo acontecido en el apartamento de la unidad residencial Bosques II, ubicada en la Calle 43 con Carrera 69.

La joven ingresó a la unidad a las 9:00 a.m. de aquel domingo 4 de junio para hacerle terapias a una mujer que se encontraba en condición de discapacidad producto de un accidente de tránsito. Ese día Stephanie Andrea había llegado al lugar para cumplir con un reemplazo, no era su cliente habitual. Cuarenta minutos después de esta hora, la mujer terminó el trabajo, pero nunca salió del conjunto residencial.

Las autoridades lograron confirmar, a través de testigos, que el hombre, de 30 años, a las 2:50 p.m. sacó el cadáver de la mujer envuelto en un forro de colchón para abandonarlo cerca a la zona de juegos. Todo ocurrió dentro del apartamento donde se encontró el colchón sin el forro y una cama desarmada.

El levantamiento del cuerpo se cumplió a las 5:37 p.m. por peritos de la Sijín. Los investigadores que llegaron al lugar de los hechos encontraron a la mujer semidesnuda y dentro del forro fue hallada su ropa.

Las cámaras de seguridad de la unidad solo registraron la huida del hombre con una bolsa en la mano. Horas después, en el oriente de Cali, fue recuperado el celular que era de Stephanie y que el hombre le hurtó una vez cometido el hecho. Afuera de la unidad quedó parqueado el vehículo blanco de la mujer.

Aunque el agresor y la víctima no tenían vínculo sentimental alguno, la forma violenta en la que fue asesinada la mujer tipifica el delito como feminicidio.

"Stephanie fue instrumentalizada, es decir, fue tratada como un objeto por este hombre. Primero porque la asaltó sexualmente, segundo porque la atacó con un objeto contundente para reducirla y tercero porque finalmente la asfixió para quitarle la vida", dijo una fuente en su momento a El País.

'Ley Rosa Elvira Cely' o Ley de Feminicidios estipula que la pena para el delito de feminicidio simple está entre 20 y 41 años, lo que supera la de homicidio simple, que oscila entre 17 y 37 años.

Las condenas para quienes cometan el delito de feminicidio agravado es entre 41 y 50 años, superiores a las de homicidio agravado, que oscilan entre 33 y 50 años de cárcel.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad