"Cantar Juanito Alimaña me costó la vida": 'El Cigala'

Febrero 24, 2017 - 11:50 p.m. Por:
Isabel Peláez, reportera de El País
Diego El Cigala

"Bebo Valdés (mi superhéroe) me dio el aval para cantar salsa. Él me decía: ‘Tú canta como ese gitano que eres, que yo toco mi piano como ese cubano que soy”, Diego 'El Cigala'.

Especial para El País

Diego El Cigala, cantaor de flamenco, ha paseado su voz por el tango, el latin jazz y el bolero y ahora lo hace por la salsa de Ray Barreto, Tito Curet, Cheo Feliciano, René Touzet, Héctor Lavoe, La Sonora Ponceña y La Fania All Stars, en ‘Indestructible’.

Estuvo en Cali presentando esa, su más reciente producción musical, que incluye DVD, que saldrá en marzo. No descarta grabar una segunda parte del álbum y confiesa que amaría grabar vallenatos con Carlos Vives. Hablamos con el gitano, quien se presentará con la Cali Big Band de José Aguirre el 4 de abril, a las 8:00 p.m., en el Teatro Jorge Isaacs.

¿Qué hace indestructible la salsa?

Inmortalizar y darle vida a estos grandes, empezando desde Héctor Lavoe, Cheo Feliciano, Rolando, René. Ellos ya no están, pero son el alma de la salsa. Indestructible ha hecho un homenaje a Amparo, mi esposa. Me da mucho apuro hablar de ella, muchas veces me lo quiero guardar para mí, pero el mundo tiene que saber que ‘Indestructible’ vino del recuerdo de las alegrías de Amparo, después de 26 años juntos.

Fue el sueño de ambos...

Claro... Fueron muchas noches de rumba, muchos lloros, mucha nostalgia, mucha emoción, en esa búsqueda de once temas.

¿Ha soñado con ella?

Sí, todo el tiempo. El productor del disco, Jaime Calabuch ‘Jumitus’, quería muchísimo a Amparo, hemos pasado tantas noches grabando, que hemos sentido la presencia de ella.

Siendo un disco tan alegre, está hecho en un momento muy triste...

Sí, las ironías de la vida, que en un disco tan divertido y alegre pueda haber tanto dolor. Ha sido un momento muy fuerte, grabamos en medio de los dolores y añoranzas de estar con mis hijos, mirarlos y mis ojos inundarse en lágrimas, ver ese fuerte caudal que ha dejado ella en esas semillas tan bonitas. Yo cogía a Rafael, lo ponía en mis rodillas y cantaba.

Rafael es su hijo, el de pelo largo, que dice que no se lo corta porque es gitano y canta...

Sí, y está cantando muy bonito, lo que pasa es que nunca le digo nada, ni un “no” ni “qué bonito es”, porque así también lo hicieron conmigo.

“Es inevitable que haga otro ‘Indestructible’, no se ha quedado un tema o dos, se me han quedado muchos por fuera. Voy a dejar que me lleguen los temas”.

“Qué pedazo de arreglista, de músico, de trompetista es José Aguirre”, Diego 'El Cigala', cantaor flamenco.

¿Sus padres no lo influenciaron?

No. Ni mi madre ni padre me dijeron ¡Olé! Pero él sí se iba a la taberna, se emborrachaba con los cuatro amigos y decía ‘¡Joder! Qué bien canta el hijo nuestro’. Intento que él no se me desmande. Tiene que seguir con su infancia, con sus estudios. Cuando llega del colegio me sorprende porque me pone a Camarón (de la Isla), a Paco (de Lucía), a Cheo Feliciano, a Roberto Carlos, a María Callas.

¿Y qué edad tiene?

11 años. ¡Es un bárbaro! De hecho, el tema ‘Se nos rompió el amor’, de Manuel Alejandro, escuchándolo yo toda la vida, no estaba en mis planes de ‘Indestructible’ y Rafael me dijo: “Papá, ¿Por qué no grabas ‘Se nos rompió el amor’? Y yo, que he escuchado este tema miles de veces con Rocío Jurado, Manuel Alejandro, lo vivo cantando con un piano solo en un escenario, pero no se le había dado (junta sus manos y da un toque de palmas) el ‘tumbao’... (Ríe).

En ‘Indestructible’ trabajó con el maestro José Aguirre. ¿Qué le aportó él a usted?

¡Lo amo. Me ha aportado mucho, el 80 % junto con mi compadre Jaime Calabuch ‘Jumitus’ que sabía que teníamos que cantar con José Aguirre y su Cali Big Band, que debíamos grabar en Cali, cuna mundial de la salsa. El primer encuentro con él fue en su estudio grabando con Yuri Buenaventura ‘Cóncavo y convexo’, lo tengo guardado como oro en paño. Esto llevó a la salsa.

¿Fue limitante escoger 11 temas?

Me encanta Héctor Lavoe, se asemeja a Camarón, los llevo de la mano. Me he pasado tantas noches de rumba escuchando ‘Hacha y machete’, ‘Qué problema caballero’ (Qué Lío), ‘Juanito alimaña’...

‘Juanito alimaña’ le costó trabajo...

Me costó la misma vida, porque no para, no te deja respirar: “Juanito alimaña, con mucha maña, llega al mostrador, saca su cuchillo sin preocupación”... y la versión que hizo Héctor fue mucho más lenta, en un tiempo más atrás.

¿Es cierto que es muy cercano a Roberto Roena?

Va a ser padrino de mi hijo,cuando mi compañera de la vida de hoy, Quina, cantaora de flamenco, de la dinastía de la Paquera de Jeréz, se dio cuenta que estaba embarazada, fue en Cali, tenía dos meses de embarazo. Nos fuimos a Puerto Rico y Roberto Roena nos llevó ropita de bebé.

¿Cuántos hijos tiene y qué música les gusta?

Jhonny con 22, es flamenco por la gracia de Dios; a Diego con 19, le gustan Bob Marley y Jimi Hendrix; Rafael, de 11, escucha Frank Sinatra y Camaron. Manuel tiene dos meses.

¿Cómo conoció a Quina?

Cantando. Fui a un concierto a colaborarle a la cantante Aymee Nuviola en el tema ‘Ya no creo en ti’, pasé a Cubaocho y entra una mujer muy bella, cantando bulería y dije: “¿Quién es esta mujer, por Dios? Pero qué ven mis ojos pequeñuelos?”. Ella me conquistó cantándome, en mis planes no estaba enamorarme así, después de lo que más he querido en la vida: Amparo. En un año y pico de irse, yo era reacio. Pero pasó, Dios te quita lo más preciado del mundo, pero también te recompensa, te da un bálsamo. En Quina encontré a una persona que escucha, que te abraza, que te comprende y llora contigo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad