“Vulnerar la propiedad privada es inaceptable”, presidente de Asocaña 

Agosto 08, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Por: Henry Delgado Henao / editor de Activos 
Juan Carlos Mira, presidente de Asocaña

Juan Carlos Mira, presidente de Asocaña

El País

El presidente del gremio que representa el sector de la agroindustria de la caña, Asocaña, Juan Carlos Mira, expresó que los empresarios están dispuestos a seguir apoyando a las comunidades indígenas del norte del Cauca, siempre y cuando se respeten los derechos a la propiedad privada, al trabajo y a la vida de las personas. Enfatizó que vulnerar esos derechos es una conducta inaceptable.

Como se recordará, el pasado 29 de julio un grupo de indígenas invadió una finca en el municipio de Caloto, hizo bajar de dos buses a decenas de corteros de caña y prendió fuego a los automotores y luego incendió más de 100 hectáreas cultivadas.

El dirigente gremial dijo que es hora de que el Gobierno Nacional lidere las soluciones concretas para esta problemática, la cual es recurrente en esa zona del vecino departamento.

Insistió en que los empresarios del sector están dispuestos a ayudar a las comunidades con proyectos de vida, siempre y cuando se respete el derecho a la propiedad privada.

En diálogo con El País reveló que no es cierto que los empresarios de la agroindustria del azúcar sean los mayores terratenientes en el norte del Cauca. Hay estudios que demuestran que son las comunidades indígenas.
“Los ingenios manejan alrededor de 50.000 hectáreas de tierra cultivada en caña, mientras que los indígenas poseen 82.000 hectáreas, dice un informe del Instituto Intercultural de la Universidad Javeriana - Cali”, explicó.

¿Cómo avanzan las investigaciones de lo que pasó en zona rural de Caloto y qué han respondido el Gobierno Nacional y las autoridades?

Lo que hasta ahora hemos conocido es que el Gobierno Nacional no va a entregar ningún predio en esa zona del país si se sigue cometiendo esta clase de actos delictivos que vulneran la propiedad privada, el derecho al trabajo y la vida de los trabajadores.

Con las autoridades competentes realizamos un consejo de seguridad dos días después de lo ocurrido y planteamos dos solicitudes.
La primera es que la Fiscalía General de la Nación designe un fiscal especializado para lograr la judicialización de las personas que cometieron esos hechos delictivos.

Por el momento no puedo darle información sobre el avance de las investigaciones, pero a mediados de esta semana (hoy miércoles) nos vamos a a reunir con el Fiscal General para volver a solicitar la delegación del fiscal especializado.

La segunda es que se le pidió a la Policía la disposición de un Escuadron Móvil Antidisturbio (Esmad) para que se desplace a la zona.

A nosotros nos parece que la reacción de la Fuerza Pública es muy rápida, pero es importante tener la posibilidad de contar con el Esmad para que pueda tener mayor movilidad en el norte del Cauca.

¿Qué respuesta ha tenido?

En relación con el Esmad, le puedo decir que las autoridades lo están analizando, pues es algo que le compete directamente a la Policía.
En cuanto al fiscal delegado, esperamos obtener respuesta pronto, ojalá sea esta misma semana después de que dialoguemos con el Fiscal General.

¿De parte del alto Gobierno Nacional qué se ha planteado?

Es muy importante que el Gobierno Nacional plantee soluciones prontas a este conflicto.

Nosotros, desde el sector agroindustrial de la caña, estamos dispuestos a contribuir con soluciones a la problemática social que se vive en la zona. Estamos listos para brindar soluciones de vida a las comunidades indígenas.

Sin embargo, también es importante que se conozca que dicha contribución la haremos siempre y cuando se respeten derechos fundamentales de la vida. Es claro quese debe respetar el derecho a la vida de las personas, así como los derechos al trabajo y a la propiedad privada.

Es evidente que en los actos violentos del pasado 29 de julio se vulneraron esos derechos fundamentales. Mire, se puso en riesgo la vida de decenas de trabajadores, todos de esa región. A ellos los hicieron bajar de los buses y luego les prendieron fuego a los vehículos.

¿Señor Mira, en medios de comunicación se dijo que en esos hechos pudieron haber participado guerrilleros del ELN, usted tiene la misma información?

Sí, eso lo he escuchado y hay sospechas de que grupos al margen de la ley se aprovecharon de la situación para cometer actos delictivos.

En esa zona del Cauca confluyen el ELN, narcotráfico y minería ilegal. Se dice que hay gente al margen de la ley y para nadie es un secreto que existe, dado que se está en una región de cultivos ilícitos.

Para nadie es un secreto que esa zona del Cauca se ha convertido en un corredor del narcotráfico, donde también opera la minería ilegal.

Pero lo que no debe ser y no se debe permitir es que de manera permanente se vulnere el derecho a la propiedad privada, eso es un problema sistemático al que se le debe poner fin. No se le puede dar la espalda, en esa región hay una gran oportunidad de trabajo conjunto que debe ser liderado por el Gobierno Nacional.

¿El gremio está dispuesto a promover una reunión con todos los actores para que se den las soluciones?

Nosotros estamos dispuestos al diálogo, pero la verdad es que el liderazgo debe ser del Gobierno Nacional, no solo de la Agencia Nacional de Tierras.

Mire este es un tema transversal, tiene que haber institucionalidad en la región. Se deben seguir desarrollando programas con enfoque territorial y esa es una oportunidad para que el alto Gobierno les dé prioridad a los procesos productivos. Es la única manera de hacer presencia en la zona.

Asocaña está listo y presto a contribuir de manera permanente con planes de vida a las comunidades indígenas, pero le insisto en que el liderazgo lo debe asumir el Gobierno Nacional. Si no se plantean las soluciones se puede afectar la implementacion de los acuerdos de paz.

A mi juicio, esto debe ser un proyecto o un modelo de buenas prácticas en el que el Estado lidere todos los temas en la región.

Usted habla de algunos ministerios...

Es una sumatoria de varios actores. El Gobierno le dio vida a un gabinete en el tema del posconflicto, allí están el Vicepresidente, algunos ministerios, el señor Rafael Pardo y la Agencia Nacional de Tierras.

Un estudio del Instituto Intercultural de la Universidad Javeriana señala que los indígenas del Cauca tienen alrededor de 600.000 hectáreas de tierra y que solo en el norte de ese departamento poseen 82.000. Ellos sostienen que de esta última cifra escasamente el 10% es productiva. ¿Conoce las cifras de ese estudio?

Sí, sobre esas estadísticas me ha hablado Manuel Ramiro Muñoz, quien es el director del Instituto. Es un hombre que tiene una gran capacidad intelectual y es un trabajador incansable en estos temas. De esas cifras le puedo decir que estoy completamente de acuerdo.

Lea también: Lo que hay detrás del conflicto por tierras en el norte del Cauca

Incluso, el estudio habla de que en manos de los ingenios hay alrededor de 50.000 hectáreas.

¿Son los dueños de la tierra en el norte del Cauca?

No, le explico algo, esas tierras hacen parte de fincas de personas particulares, pero las trabajan los ingenios. En otras palabras, los ingenios han alquilado esos terrenos para los cultivos de caña.
Le recuerdo que el 75% de la propiedad que se cultiva en caña es de particulares, hay alrededor de 4.000 propietarios independientes que les arriendan a los ingenios.

¿Si el estudio habla de esas cifras, en las que los indígenas tienen 82.000 hectáreas en el norte del Cauca y los ingenios manejan 50.000, quiere decir que los mayores terratenientes son esas comunidades?

Claro, así es. Estoy completamente de acuerdo con el estudio, pero déjeme darle otras cifras.

En el 2014 los indígenas habían invadido 200 hectáreas; hoy, ya van más de 2.700 hectáreas en el Cauca.

Son tierras que están o han sido invadidas. Por eso reitero que se vulnera de manera permanente la propiedad privada y eso es inaceptable. Ya el Gobierno Nacional ha sido enfático en decir que no va a permitir más vías de hecho, ni va a entregar ningún predio en esa zona del país si se sigue cometiendo esta clase de actos delictivos que vulneran la propiedad privada.

De igual manera, el Gobierno expresó que se van a revisar todos los procesos de compra de predios. Se ha conocido que las comunidades han invadido fincas sembradas en café.

Creo que se ha dado una permanente violación a la propiedad privada y, los indígenas, con el concepto errado de propiedad, que llaman liberación de la madre tierra, solo quieren tener predios, pero no los convierten en productivos.

¿Ha tenido oportunidad de dialogar con voceros de otros sectores productivos que también hacen presencia en el norte del Cauca para promover alternativas de solución?

Le reitero que estamos dispuestos a contribuir a solucionar esa problemática apoyando planes de vida de las comunidades indígenas, pero simpre y cuando se respete el derecho a la propiedad privada.
En esto no solo está de acuerdo el sector de la agroindustria de la caña, si no también los otros sectores empresariales y del sector real que tienen presencia en la zona.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad