Colombia busca salir de la turbulencia económica

Colombia busca salir de la turbulencia económica

Mayo 07, 2017 - 11:50 p.m. Por:
Redacción de El País 
Evolución de la economía colombiana.

Evolución de la economía colombiana.

Gráfico: El País

Tal es la incertidumbre que presenta el desempeño de la economía colombiana, que el Banco de la República en su última reunión rebajó del 2 % al 1,8 % su perspectiva de crecimiento del PIB para este año.

Pese a dicho panorama, los analistas y el Gobierno confían en que esa turbulencia se supere a partir del segundo semestre, pero aún las señales son débiles.

Lea también: Estos diez cultivos podrían transformar al Valle del Cauca

Y no es para menos, el primer trimestre del 2017 ha sido catalogado como uno de los peores de los últimos años, tanto que los analistas prevén que la economía habría crecido apenas 1 % en ese lapso, mientras entidades como Anif, estiman que fue de 0,8 %.

Todo porque la producción de la industria manufacturera retrocedió 1,7 % a febrero último mientras las ventas descendieron 2,3 %, y se prevé que en marzo ese desplome sería mayor en ambas ramas.

Ante esta difícil coyuntura el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi, Bruce Mac Master, considera que “es el momento de oxigenar la economía impulsar la demanda y apoyar la empresa privada”. Y una de esas ayudas es acelerar las rebajas en las tasas de interés para reactivar el consumo.

El comercio pasa también un momento complejo. Las ventas en febrero retrocedieron 7,2 %, mientras en igual mes del 2016 habían crecido 5,3 %.

“Este sin duda será un año difícil, ya que el consumo de los hogares no es el mejor, y menos con el ajuste del IVA”, ratifica Guillermo Botero, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco.

Y está en lo cierto, pues muchas familias antes de la reforma tributaria (y el alza del IVA del 16 % al 19 %) compraron electrodomésticos, ropa y tecnología, lo cual puso en aprietos al comercio en los primeros 90 días del 2017, pues sus ventas se fueron al piso.

¿Adiós a los nubarrones?

El analista Julio Escobar recalca que “la turbulencia del primer trimestre del 2017 ha sido la peor de los últimos años”, pero ya hay algunos signos de recuperación económica por la vía de las exportaciones.
En ello coincide, Munir Jalil, jefe de estudios económicos de Citibank, aunque resalta que “la recuperación aún es débil porque hay muchos dilemas frente al desempeño de sectores como el comercio, la industria y la construcción”.

Aún así, estima que a partir de la segunda fase del año, la industria podría crecer un 2,8 %, las ventas del comercio 2,5 %, mientras el dólar oscilaría entre $2850 y $3000.

En el campo exportador las cosas parecen estar mejorando. Entre enero y marzo esas ventas externas aumentaron 31 % al sumar US$8.611 millones. En igual lapso del 2016 habían alcanzado los US$6.554 millones.

“Esa recuperación exportadora y las mayores inversiones y el gasto oficial, podrían mitigar el bajo crecimiento del consumo y la demanda agregada en la segunda parte del año”, señala Mario Acosta, director económico de Ultraserfinco.

Pese al repunte exportador, las ventas, según el presidente de Anif, Sergio Clavijo, no pasarán de los US$35.000 millones en el 2017. Y aunque el dólar siga rozando los $3000, el mismo no le sirve a la economía porque los exportadores y las empresas no lo están aprovechando.

Por el lado de la inflación también hay algunas señales positivas. En abril el Índice de Precios al Consumidor, IPC, fue de 0,47 %, con lo cual se acumula una inflación del 3 % en lo corrido del presente año y del 4,66 % en los últimos doce meses.

La meta del Banco de la República en 2017 es lograr un índice de precios del 3 %, pero Acosta le apuesta a un 4,5% en promedio.
Los alimentos dejaron de presionar la inflación, pues entre enero y abril la variación, según el Dane, fue de 2,59 %, cuando en igual periodo del 2016 habían subido 7,32 %.

Sin embargo, analistas como Julio César Alonso, director del Centro de Economía y Finanzas de la Universidad Icesi, aún tienen dudas sobre lo que vendrá a partir de la segunda parte del presente año.

“Mejoran algo las exportaciones, pero el precio del petróleo volvió a caer, y aún el consumo de las familias sigue afectado por el alza del IVA, la carestía de los créditos y la incertidumbre económica”, señala.

Pero quizás lo que más preocupa es el consumo, pues éste representa el 65% del desempeño del PIB. Del mismo dependerá que la industria y el comercio se recuperen en los próximos tres trimestres.

Así las cosas, los nubarrones todavía están sobre el firmamento económico, y todo apunta que el Gobierno en su última etapa tendrá una dura tarea para regresar a los buenos vientos de antes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad