"No estamos tomando en serio a la naturaleza": Procurador sobre tragedia en Mocoa

Abril 03, 2017 - 12:44 p.m. Por:
Colprensa 
Procurador Fernando Carrillo.

Procurador Fernando Carrillo señaló que la mayoría de personas afectadas en Mocoa estaban en zona de riesgo.

Foto: Jorge Orozco / El País

Tras la tragedia en Mocoa, Putumayo, por el desbordamiento de tres ríos que cruzan por el centro de la ciudad y que ya deja 254 muertos, el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, aseguró que “la naturaleza responde muy fuerte cuando no se le toma en serio”.

“Al medio ambiente hay que tomárselo en serio. Los temas ambientales en este país estaban en el último lugar de las preocupaciones del desarrollo. Hay que pensar cómo ponerlos en primer lugar. Hay que revisar los compromisos de las Alcaldías en el caso de los asentamientos urbanos”, dijo.

De acuerdo con el Procurador, “la mayoría de personas afectadas estaban en zona de riesgo. Esa es una muestra de la repercusión que tiene la pobreza, la exclusión, la deforestación y la falta de preocupación por el ambiente”.

Lea también: "Hemos iniciado desde hoy la reconstrucción de Mocoa": Santos

Carrillo insistió en que “a la naturaleza hay que tomársela en serio”, así como al reciente reporte del Ideam sobre otros municipios que están en riesgo similar.

“No se trata simplemente de anunciar sanciones sino de hacer la tarea, con el Ministerio, las CAR, tanto que hay que hacer en prevención porque la naturaleza responde muy fuerte cuando no se le toma en serio”, precisó.

Tragedia en Mocoa, Putumayo Dos

El río Mocoa y sus afluentes Sangoyaco y Mulatos formaron riadas de agua, lodo, piedras y árboles que arrasaron 17 barrios de esta ciudad unos 45.000 habitantes.

Elpais.com.co | EFE

El Procurador dijo que lo primordial es hacer la atención inmediata a la población afectada y luego sí dar el debate sobre la relación entre el desarrollo del país y la afectación al medio ambiente. Igualmente dijo que se debe evitar, a toda costa, que sean separados niños de sus padres, tal y como sucedió cuando se produjo la tragedia de Armero.

“No queremos que se repita lo que pudo presentarse en Amero con los niños. Los padres, cuyos niños pueden estar repartidos y cuyos niños están alejados ante la posibilidad de saber quiénes son los padres. Eso hay que evitarlo”, dijo

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad