Muertes por desnutrición infantil tienen en alerta a la Guajira y Arauca

Muertes por desnutrición infantil tienen en alerta a la Guajira y Arauca

Febrero 03, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

La situación más crítica la padecen los menores de la etnia Wayuú, en la Guajira, donde fallecen por la falta de alimentos y agua en las rancherías de esta zona del norte del país.

La crisis alimentaria acosa a la Guajira y Arauca. La situación más delicada se reporta con la comunidad indígena Wayuú en la Guajira, donde han muerto por desnutrición en una semana dos menores de edad. 

Los menores han fallecido por la falta de suministro de alimentos y agua en las rancherías de esta zona del norte del país.  Tenían once meses y diez años de edad. El último caso se presentó este martes. 

Así lo denunció en Blu Radio, Javier Rojas, líder de esta comunidad indígena, quien dijo que "la situación no ha cambiado desde hace tres años, como lo hemos venido denunciando. La desnutrición practicamente está exterminando nuestra niñez".

Dijo que la situación más crítica es en Manaure, territorio de las salinas marítimas más importantes del país. 

Fue enfático en afirmar que la falta de suministro de agua ha agravado la situación de las comunidades, esto sumado a las altas temperaturas por el 'Fenómeno del Niño' que en esta zona del país alcanzan los 32 grados centígrados a diario.

Reveló al medio de comunicación, que las familias de las rancherías están viviendo con un vaso de chicha diario por la falta de empleo para esta comunidad. 

"A la fecha son más de cinco mil los niños que han muerto en los últimos años. Tan solo hasta hace tres años, en un periodo de ocho años, reportamos 4771 niños muertos, este fue el reporte que enviamos a la Cidh para enviar una voz de alerta de lo que nos pasa", dijo el líder Javier Rojas. 

Afirmó que en 2015 fueron reportados 84 menores Wayuú muertos luego de hacer un recorrido por cementerios y familias de esta comunidad indígena. 

En diciembre pasado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Cidh, solicitó la adopción de medidas cautelares a favor de niños, niñas y adolescentes de las comunidades de Uribía, Manaure, Riohacha y Maicao del pueblo Wayuú, en el departamento de La Guajira. 

Dicha solicitud alega que los beneficiarios se encontrarían en riesgo debido a la presunta falta de acceso a agua potable y el estado de desnutrición de niños y niñas de la comunidad. Según la información de la solicitud, esta situación habría causado la muerte a 4770 niños y niñas durante los últimos ocho años.

En su momento, el Gobierno Nacional, a través del viceministro de Asuntos Multilaterales de la Cancillería, Francisco Javier Echeverri, anunció el reforzamiento del número de carrotanques y la priorización en la atención a niños de municipios como Uribia, Riohacha y Maicao. 

La situación no parece ser diferente en el departamento de Arauca, donde el defensor del pueblo, Alfonso Cajiao, informó que tras una visita humanitaria de una comisión al departamento, se evidenció que en la comunidad indígena Hitnü se están presentando casos de desnutrición infantil, hecho que llevó a la muerte a un menor el pasado 28 de enero. 

Funcionarios de la Defensoría fueron informados sobre la muerte del pequeño de 1 año quien -dijeron- perdió la vida por factores asociados a la ausencia de una alimentación adecuada y las consecuencias que ello produjo en su salud. La misión enviada a terreno visitó el resguardo San José de Lipa de la comunidad Hitnü, donde fue encontrado el padre del menor, quien dijo que no hay médicos en la zona y que pese a la construcción de dos puestos de salud en el área, estos no funcionan. Los menores fueron diagnosticados como pacientes en alto riesgo, razón por la cual la Defensoría gestionó su traslado inmediato al Hospital San Vicente de Arauca, ubicado a tres horas del resguardo. En este centro asistencial, la Defensoría ubicó a otros tres menores, todos con edades de primera infancia, afectados igualmente por problemas de desnutrición.

Los últimos tres casos se agravan pues se trata de menores que reportan problemas en su salud por la falta de acceso a una nutrición adecuada, a los servicios públicos fundamentales y de manera particular al sistema de salud. Según información suministrada por los jóvenes a ellos les fue negada la atención médica debido a falta de documento de identidad. “Ellos son población vulnerable, y es inconstitucional que se les niegue la atención por falta de documento de identidad”, aclaro Cajiao. La Defensoría del Pueblo ordenó el seguimiento de los casos que han sido remitidos a centros asistenciales como las clínicas de la Costa y Reina Catalina, en Barranquilla, al tiempo que dispuso el desplazamiento de un equipo interdisciplinario la próxima semana al departamento de La Guajira, donde la situación por el Fenómeno del Niño es especialmente crítica. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad