El estrés, una amenaza para la salud del cerebro

Junio 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El estrés crónico puede llegar a generar una isquemia cerebral, padecimiento que tiene al vicepresidente Garzón en coma inducido.

Tranquilo. Relájese. ¿Para qué tensionarse? Mire: el estrés – lo dice el neurólogo Santiago Cruz – es uno de los padecimientos más perjudiciales para el ser humano en este Siglo XXI. El estrés y la depresión. Cada que vamos por ahí angustiados por el trabajo, por la pareja, por plata, por lo que sea, cada vez que nos estresamos, en el organismo se genera una sustancia, una hormona, llamada cortisol. Entre muchos de sus efectos, el cortisol eleva la presión sanguínea, genera adrenalina, tensiona los músculos, hay sensación de ansiedad. Si aquello es esporádico, claro, no habrá mayor lío. El problema es que el estrés sea continuo, prolongado. El neurólogo Guillermo Barrios Arrazola advierte que si es así entonces se bajarán las defensas, habrá irascibilidad, insomnio, muerte de neuronas. “El cortisol por exceso o defecto impacta sobre el soma, que es el cuerpo de la neurona. Atrofia las dendritas, que son prolongaciones de la neurona. Todo esto acelera la muerte neuronal, disminuye su vida útil, sus funciones básicas”, agregó Santiago Cruz. El estrés crónico, entonces, es una amenaza para el cerebro. Incluso podría, entre otros factores, llegar a generar una isquemia cerebral, precisamente lo que padece el vicepresidente de la República, Angelino Garzón, un hombre que sus amigos definen como una máquina de trabajo. “La excesiva liberación de cortisol afecta la presión, la sube, sube también el azúcar, se podrían tapar las arterias, se podría detener el flujo de sangre”, dijo el doctor Arrazola. Una isquemia cerebral se da, precisamente, por la reducción del flujo de sangre en el cerebro. Y la isquemia puede generar parálisis completa o parcial del cuerpo, parálisis facial, pérdida de la capacidad para producir o comprender el lenguaje. Es, también, el diagnóstico del cantante argentino Gustavo Cerati. Niveles elevados de cortisol, además, afectan una zona del cerebro conocida como el hipocampo, que tiene que ver directamente con la memoria. Es decir que quien padece de estrés crónico podría sufrir trastornos en la memoria inmediata. Se olvida qué se comió al desayuno por ejemplo, o a dónde se salió ayer en la tarde. Y el diagnóstico no está directamente relacionado con una edad avanzada. Al consultorio del doctor Arrazola han llegado pacientes de 40 años de edad que lo padecen, todo por el estrés continuo. Debido a ese estrés también se podrían tener dificultades para el aprendizaje y es posible que a largo plazo el cerebro vaya disminuyendo su tamaño, se puede llegar al punto de sufrir una atrofia cerebral (adelgazamiento de la corteza cerebral).No se estrese, entonces. Relájese. Haga deporte moderado, que sirve para eliminar los excesos de cortisol. Nade, trote, camine. Tenga, además, una dieta sana. Y duerma bien, que usted se levante y no sienta cansancio. Eso es lo ideal. El estrés, aunque puede ser letal para el cerebro, se puede controlar con esos hábitos. Falta el resto, claro: que en esta ciudad y en este país no exista tanta violencia, tanto desempleo, tanto ruido, tantos trancones, tantas noticias que aterran. Todo aquello se sale de las manos, no se puede controlar. Entonces también: relájese.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad