Vendedores ambulantes generan 'encontrones' entre vecinos de parque El Ingenio

Marzo 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Vendedores ambulantes generan 'encontrones' entre vecinos de parque El Ingenio

La Carrera 84 es ocupada por vehículos, propiedad, en su mayoría, de los deportistas y visitantes del parque. La situación origina el bloqueo de un carril.

La comunidad de este sector está divida, unos aseguran que los comerciantes generan caos, otros dicen que las ventas le dan seguridad a la concurrida zona verde.

La presencia de vendedores ambulantes en el Parque El Ingenio genera opiniones divididas entre los vecinos. Mientras un sector tramitó quejas por el caos que estos comerciantes estarían generando, otro señala que justamente la presencia de las ventas le da seguridad al concurrido parque.La denuncia fue puesta ante la Personería local por parte de la Junta de Acción Comunal, lo que derivó en que el ente de control hiciera un llamado a Emcali y a las secretarías de Gobierno y Tránsito para controlar invasión de espacio público, robo de energía y parqueo sobre las vías. Según la Personería, sobre la Carrera 84 entre calles 14 y 16, se instalan diariamente cerca de 50 vendedores ambulantes. “Es una proliferación innecesaria que invade el espacio público. Hay ventas de todo, desde zapatos hasta chicharrón. El tráfico está obstaculizado porque la gente parquea donde puede, obstruye los carrilles y las calles del barrio, tapando garajes y causando congestión”, dice Héctor Castillo, presidente de la JAC. En respuesta al llamado de la Personería, la Secretaría de Gobierno dice que los vendedores no están autorizados para ocupar los andenes del parque, pues los permisos otorgados en el pasado gobierno por parte el exalcalde Jorge Iván Ospina, no se están oficializados. Para esta dependencia, quien tiene a su cargo garantizar que el número de vendedores no aumente es la Policía, según la Ordenanza 343. Por su parte, el cuadrante de la Policía que opera en El Ingenio contestó que no puede tomar medidas de desalojo de los vendedores, hasta tanto la Oficina de Espacio Público de la Secretaría de Gobierno les facilite el listado de quiénes están autorizados para realizar actividades comerciales en el parque. “Ya le solicitamos la lista a la Secretaría. No tenemos forma de llegar donde el vendedor y decirle ‘váyase’, porque me responde ‘yo estoy autorizado’ y como no hay lista, no tengo como decirle que no”, explica el patrullero Gutiérrez, del cuadrante.El Policía dice que en coordinación con la JAC hace un mes fueron retirados del parque tres carros de comida rápida, al identificar que eran nuevos en el sector, pero asegura que más allá de la identificación del día a día no existe un registro oficial.A su vez, el Secretario de Tránsito, Ómar Cantillo, anunció que el próximo domingo realizará un reconocimiento de la zona para analizar la situación y ordenar la respectiva señalización y regulación del comportamiento de los propietarios de los vehículos.“Las quejas se presentan porque la gente los domingos se parquea, aunque el domingo la situación de movilidad no es tan compleja. Sin embargo, se harán las visitas y se actuará conforme la situación lo requiera”, manifestó.Frente a las denuncias de conexiones fraudulentas, el Gerente de Energía de Emcali, Andrés Felipe Jaramillo, aseguró que no existe riesgo para la integridad de los transeúntes, pero que la situación ya está siendo controlada con jornadas de verificación y desconexión de quienes cometan irregularidades. A pesar de las quejas, otros vecinos creen que la presencia de los vendedores y los deportistas genera seguridad y le da una utilidad al parque, que desde hace un tiempo se ha convertido en un espacio de práctica de nuevas disciplinas.“Los vendedores no constituyen ningún problema, por el contrario, es bueno para quienes venimos a ejercitarnos. El problema para el parque son los vecinos y usuarios que generan desorden y no cuidan el lugar”, afirma Hernando Rojas Cerquera, vecino del sector.“Uno se acostumbra. Yo por ejemplo, dejo mi carro allí cuando vengo a hacer ejercicio”, dice y señala la Carrera 84.A su vez, Lola de López, exmiembro de la JAC, cree que la solución no es desalojar a los vendedores, sino controlar el parqueo. “El problema es de autoridad, de obligar a la gente a pagar parqueadero para tocarles el bolsillo. Es muy bueno que el parque, que cada vez se pone más bonito, sea utilizado por la gente, así sea de otros barrios. Eso no tiene nada de malo, pero eso no le gusta a muchos”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad