¿Qué ha cambiado en Siloé dos meses después de la tragedia invernal?

Febrero 01, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué ha cambiado en Siloé dos meses después de la tragedia invernal?

null

Hace dos meses, el primero de diciembre, un  aguacero de seis horas se desató sobre Cali dejando seis personas muertas (todos miembros de  la  familia García - Rojas), nueve casas caídas  y más de 40 árboles en el suelo.

Siloé fue la  más afectada. Un total de  380 toneladas de escombros y basuras sobre la Avenida Circunvalar, a la altura de La Nave,  fue el rastro de la emergencia que  se vivió ladera arriba.

 Rodrigo Zamorano, secretario de Gestión de Riesgo de Cali, explicó que del día de la tragedia a la fecha se visitaron cerca de 60  casas en   Siloé para determinar su estado y verificar si estaban   en peligro de colapso.   “Estas visitas se realizaron  con Emcali,  Dagma y las secretarías de Infraestructura y Vivienda, fue  un trabajo de revisión de los alcantarillados, se priorizaron algunas obras y se detectaron  humedades para intervenir”. 

 Se concluyó  que 35  viviendas se encontraban en alto riesgo, a las  familias que habitaban en ellas se les dio un subsidio de vivienda para que salieran de allí. “Son auxilios   de arrendamiento  por seis meses y se pueden prorrogar por seis meses más. La idea es que ellos  arreglen su problema  y ajusten sus viviendas como debe ser”, manifestó Zamorano. 

Cada subsidio mensual es de $250.000. “Pero más allá de la plata lo que buscamos es que la gente arregle  goteras, humedades, porque el Estado no puede llegar a arreglar los daños internos de las viviendas”, precisó. 

Oscar Orejuela, subsecretario de Gestión del Riesgo de Cali, manifestó que a estas viviendas en alto riesgo se les está haciendo un seguimiento. “Esto para que no sean habitadas nuevamente, se supone que con ese ahorro, que les posibilita el subsidio, realicen los arreglos locativos ”.

Orejuela agregó  que si algún habitante de la Comuna 20 considera que su vivienda se encuentra en  peligro puede enviar un derecho de petición a la Secretaría de Gestión del Riego, en el CAM,  para que un comité  los visite y evalúe el estado de la edificación.  “Realizamos la visita con los profesionales del caso. Si es un problema de alcantarillado vamos con Emcali, pero hay que tener en cuenta que los malos manejos provienen de los mismos habitantes de la zona y eso es responsabilidad de ellos”, aseveró.

Jesús Reyes, secretario de Vivienda de Cali, precisó que  de estos subsidios cuatro se dieron a familias afectadas del sector de Palermo en la Comuna 1 y las restantes en Siloé. “Se vieron beneficiadas 101 personas, miembros de esas 35 familias”.     

Sin embargo, arriba en Siloé, las quejas siguen siendo las mismas. Doña Lucrecia Toro, quien habita a poco metros   del muro que colapsó y sepultó a seis miembros de la  familia García, dice que siente miedo cuando llueve.  “Hay un muro del que sale agua, así que cuando llueve fuerte  nos toca salirnos de la casa por el físico miedo de que se venga abajo”.

 Cerca de $2000 millones invertirá este año Emcali en obras de canalización de acueducto y alcantarillado en la Comuna 20, sector de ladera. “A raíz de la tragedia de diciembre se incluyeron obras que estarán para contratación este año. Se tiene previsto  invertir en alcantarillado $550 millones y en acueducto $300 millones. Las obras se realizarán entre las calles 1 y 2 oeste”, dijo Daniel Posada,  gerente de Acueducto de Emcali.  Lea también: La tragedia de Siloé podría repetirse en las laderas de Cali

Añadió que adicional a esto se tiene en proceso de legalización  contratos por  $1545 millones en acueducto y $1895 en alcantarillado, para obras en  Alameda de Siloé, en la Carrera 43 entre calles 3 y 6.   “Esas obras  estarán terminadas este mismo año”.

En relación con las quejas frecuentes de humedades en  Siloé manifestó que  se están atendiendo a través de la línea 177 “pero en el 95 % de estos casos se debe a saturación del agua  en el suelo,   pero no son problemas de fugas de alcantarillado o acueducto. Esas humedades, en la mayoría de los casos,    son responsabilidades de quienes construyen”, aseveró.

“Anhelo con mi esposa construir una nueva vida” [[nid:614784;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2017/01/familiagarcia.jpg;left;{Jhon James García, padre afectado por la tragedia de Siloé. Foto: Elpais.com.co}]]El 1 de diciembre de 2016 Jhon James García y su esposa perdieron a sus tres hijos  y tres miembros más de su familia luego de que colapsara un muro que arrasó con su casa en Siloé. Hoy,   con los rostros de sus hijos tatuados en sus brazos, asegura que quiere darse una oportunidad de vida y tener un hijo. “Desde el segundo día, después de lo que pasó, me dieron la ayuda.  El Alcalde nos invitó a un almuerzo, él se apersonó  y nos dijo que no teníamos que sacar un peso para la   casa; yo no voté por él, sino por el otro candidato. Uno veía ese señor como un hombre adinerado pero le metió el corazón a esto, la Alcaldía nos está cumpliendo  con todo”.    “El   13 de enero  firmé los papeles con la caja de compensación  para que me adjudicaran  el apartamento, va a quedar detrás del Valle de Lili”.    El secretario de Vivienda de Cali, Jesús Reyes, dice que en un año y medio Jhon y su esposa estarían viviendo en este lugar.   “El 15 de diciembre me tatué a los niños en los brazos porque quiero llevarlos marcados en el alma; Daniel Felipe tenía 12 años, Jhon Alexander 16 y Sara Yuliet  15.  Yo me había hecho un primer tatuaje y me acompañaron los niños, ellos me pidieron  en ese momento  que me dibujara en la piel  sus rostros, yo les contesté  que no porque era mala suerte, la gente dice  que si se tatua  el rostro de un hijo se muere... , por eso no me los hice en ese momento, pero ahora lo hago  en memoria de ellos”.   John James tienen 39 años y su esposa  35. “Anhelo con mi esposa construir mi  vida en el nuevo apartamento, estamos pensando en  darnos una  oportunidad, tener un hijo, pero ha sido difícil porque me hice la vasectomía hace varios años  y quiero echar para atrás esta operación. Ha sido difícil por la parte económica, si alguien puede ayudarme con la operación para volver a tener hijos  estaría agradecido”.     “Me quedó Kaleb... el menor, a él lo adoptamos antes de lo que pasó, es una bendición. Se ha vuelto temperamental y yo creo que le hacen falta los hermanos. Mi esposa mantiene triste, va mucho al cementerio, todos los días, duró 40 días sin comer pero ahora está mejor.  Estos  dos meses  han sido duros, los primeros días tuve más fortaleza, yo tengo que mostrar fuerza para no dejar desbaratar  mi familia  pero a veces cuando  comienzo a pensar siento la necesidad de escuchar la voz de los muchachos, de sentirlos” .
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad