Niños con VIH en Cali tienen más opciones de vida

Niños con VIH en Cali tienen más opciones de vida

Julio 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Niños con VIH en Cali tienen más opciones de vida

Pediatras, psicólogos, trabajadores sociales, entre otros, trabajan en conocer los aspectos familiares del paciente para su intervención integral.

Con atención en psicología y trabajo social, Clínica del VIH Pediátrico ataca los efectos de la enfermedad. Los beneficios que obtienen los menores son tolerancia a medicamentos, mejorías en el desarrollo cognoscitivo y aumento en las capacidades de adaptación.

Mayor tolerancia a los medicamentos , mejorías en el desarrollo cognoscitivo y aumento en las capacidades de adaptación a actividades habituales son algunos de los beneficios del tratamiento de niños con Sida que incorpora componentes psicológicos y de trabajo social.Esos son los resultados revelados por la Clínica de VIH Pediátrico de Cali, única en Colombia en aplicar un modelo de atención integral para los pequeños que padecen el virus del VIH desde su nacimiento o adquirido en los primeros años de vida, durante el XIV Curso Internacional de Infectología Pediátrica que se llevó a cabo en la capital del Valle. Se trata de un tratamiento que según Alexandra Sierra, subdirectora de la Clínica de VIH Pediátrico, “se encarga no sólo de intervenir la parte médica, sino de conocer su núcleo familiar, qué condiciones económicas tienen, cómo come, dónde estudia y demás, para hacer un manejo de todos los aspectos que rodean la enfermedad de los chiquitos”.Más de 300 médicos nacionales e internacionales conocieron este tratamiento desarrollado por médicos caleños y que en los últimos catorce años, tiempo que lleva funcionando dicha institución, ha beneficiado a más de 120 menores que padecen el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, Sida. De ellos, 113 fueron diagnosticados con VIH perinatal (adquirido desde el nacimiento). En los otros siete casos, la enfermedad se adquirió por abuso sexual.Los resultadosEl director de la Clínica VIH Pediátrica, infectólogo Pío López López, explicó que el tratamiento consiste en una intervención multidisciplinaria que incluye atención en psicología, nutrición, odontología, neuropsicología y trabajo social “que, a diferencia de tratamientos convencionales, tiene un componente de calidad humano muy alto. Los medicamentos son los mismos y el diagnóstico también. El asunto está en el tipo de atención que el menor recibe”.Gracias a esto, según López, los registros de hospitalización de estos pacientes por recaídas ha disminuido considerablemente, al igual que se registran mejorías en las curvas de crecimiento y desarrollo de los niños que padecen VIH Sida intervenidos en la clínica.La subdirectora de la institución médica, Alexandra Sierra, aseguró que con el tratamiento integral aumentan las posibilidades de vida de la población infantil tratada, en comparación con un pequeño al que sólo se le da tratamiento con medicamentos.“Tenemos el caso de un joven de 25 años que hoy estudia en la universidad, trabaja y es padre de familia. Ese niño llegó a los diez años y adquirió VIH perinatal. La expectativa de vida apenas la estamos conociendo en el camino. Pero vemos como este joven pudo reincorporarse a la vida cotidiana”, explicó la médica.Otras estadísticas resultantes del trabajo de catorce años del cuerpo médico de la Clínica VIH pediátrico, aseguran que en este periodo de tiempo sólo ha fallecido un 4% de la población atendida. Estos casos, según Sierra “son pacientes que llegaron en un estado muy avanzado de la enfermedad. Allí la intervención resultó muy difícil, los conocimos ya hospitalizados. No ha muerto ninguno de los pacientes a los que actualmente les hacemos seguimiento”

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad