Con retenes ambientales en el Oeste buscan mejorar calidad del agua en zona rural de Cali

Octubre 28, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Con retenes ambientales en el Oeste buscan mejorar calidad del agua en zona rural de Cali

Con la puesta en marcha de estos retenes, el Dagma pretende que elementos como estos destinados a la minería, no lleguen a los Farallones de Cali.

En los controles que serán ubicados en el sector Ventiaderos y el alto de Buey, en los Farallones, se hará control a vehículos que traten de movilizar hacia los Farallones elementos como mercurio, arsénicos, motores y gasolina.

Con la implementación de dos retenes ambientales en el oeste de la ciudad, que impidan el acceso de materiales contaminantes hacia los Farallones y un trabajo conjunto entre diferentes dependencias municipales, la Alcaldía de Cali espera mejorar los controles a la calidad del agua de las cuencas hidrográficas en las zonas rurales. Lea también: Aguas negras y minería, los males que tienen 'agonizando' a los ríos Cali y Aguacatal

Según el Dagma, en estos retenes se hará  control a vehículos y personas que traten de movilizar hacia los Farallones de Cali elementos como mercurio, arsénicos, motores y gasolina,  utilizados para la minería ilegal, que es uno de los  factores responsables de contaminación en los ríos.

  “En estos puestos habrá personal del Dagma y Policía Nacional, que tendrán  la misión de impedir la llegada de estos elementos a la parte alta de la montaña.   Si hay una persona que necesite estos  insumos para algo diferente a la minería, deberá sustentar la actividad para la cual serán destinados”, explicó Luis Alfonso Rodríguez Devia, director del Dagma, quien dio a conocer estos controles en la audiencia pública ‘Por la defensa del agua en Cali’, realizada el jueves  por la Personería Municipal  en el Corregimiento la Leonera, evento que convocó a las secretarias de Gobierno, Vivienda y Salud de Cali.    

Rodríguez Devia aclaró que estos retenes solo estarán destinados para temas ambientales. “En enero empezaríamos con la implementación de los controles, que estarán ubicados en el sector Ventiaderos (más allá de Cristo Rey) y el alto de Buey, en los Farallones”.

No obstante, la Personería de Cali exigió planes más concretos para contrarrestar las afectaciones que sufre la calidad del agua en la zona rural de la ciudad. 

 “A través de un estudio, encontramos que los principales problemas que tiene el agua son los asentamientos subnormales (invasiones) en la parte rural de Cali, que vierten aguas residuales sobre los afluentes,  esto pasa porque hay poco control del Municipio en estos territorios. Por eso hoy (ayer) citamos a estas dependencias para que le digan a la gente qué están haciendo para impedir que este fenómeno se siga presentando”, expuso Juan de Jesús Calderón, director operativo para la participación ciudadana de la Personería Municipal.

   Por su parte, Laura Lugo, secretaria de  Gobierno de Cali, aseguró que esa dependencia sí está adelantando operativos frecuentes para impedir el crecimiento de los asentamientos subnormales, tanto en la zona rural como urbana. “No hay un crecimiento de invasiones de Cali en los últimos años”, acotó Lugo.   

Ante lo expresado por la funcionaria, líderes comunales indicaron que las invasiones en sectores de ladera sí han aumentado. “En el corregimiento La Buitrera teníamos 1295 predios habitados en el 2005; luego aumentamos  a 1970 en 2014 y en 2016 pasamos a 3702 predios habitados, lo que significa un aumento considerable por culpa de las invasiones que no tienen control de ninguna entidad. Todos los desechos de estas casas van a parar al río Meléndez y Lili”, dijo Rocío Vargas, presidente de la JAL, Comuna 18. 

“El problema es calidad, no cantidad” Cristina Arango, gerente general de Emcali,  manifestó en la audiencia pública ‘Por la defensa del agua en Cali’, que los problemas de desabastecimiento hídrico presentados en la ciudad son por la calidad del agua.  ”Estamos planificando trabajos conjuntos para detectar y combatir  las  causas de afectación hídrica, porque el problema es calidad y no de cantidad, eso lo vemos en el río Cauca”, dijo la funcionaria.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad