Con pozos sobre el río Cauca buscan otras alternativas de agua para Cali

Junio 30, 2017 - 12:58 a.m. Por:
Redacción de El País 
Planta de tratamiento Puerto Mallarino Emcali

El proyecto piloto de filtración en lecho del río se realiza a unos metros de la bocatoma de la planta Puerto Mallarino. Se realizaron dos perforaciones.

Foto: Archivo de El País 

En tres meses estarían listos los resultados del estudio piloto que adelanta el instituto Cinara de la Universidad del Valle, sobre la filtración en lecho del río Cauca, como una de las fuentes alternativas de suministro de agua para Cali.

Lea también: No descartan otras fuentes de abastecimiento de agua para Cali. 

La técnica consiste en la construcción de pozos a 40 metros de profundidad, para captar agua con menos turbiedad y menos sedimentos, y luego se conduciría a la planta de tratamiento, mediante un sistema de bombeo.

Luis Darío Sánchez, ingeniero investigador de Cinara, contó que para el estudio piloto ya se hicieron dos perforaciones de seis pulgadas de diámetro (cerca de 15 centímetros), ubicadas a 30 y 100 metros de la bocatoma de Puerto Mallarino.

“Esos pozos no tienen ni una semana de haber terminado. Ahora vamos a empezar todo el ensamblaje para las mediciones; hay que sacar el agua y medirle la calidad en todos los aspectos: turbiedad, color, PH. Necesitamos ver la diferencia entre esa agua y el agua que está pasando por el río Cauca”, indicó Sánchez y destacó que el agua que ya se ha extraído luce más cristalina que la de la superficie del río Cauca.

Este piloto costó alrededor de $100 millones y se financió a través del sistema nacional de ciencia y tecnología, por regalías. Se espera que en tres meses, cuando estén listas las pruebas, se pueda conocer el costo que tendría el proyecto para Cali, sin embargo el investigador señaló que el sistema costaría unos 10 millones de dólares (cerca de $30.000 millones), teniendo en cuenta experiencias de otros países.

Los avances sobre esta propuesta se dieron a conocer, ayer, en el Concejo Municipal, durante el foro ‘Abastecimiento sostenido de agua para Cali con tecnología moderna y económica’, donde se discutieron alternativas para el suministro a futuro.

Freddie Mantilla, gerente (e) de Acueducto y Alcantarillado de Emcali, no asistió al espacio de discusión, sin embargo, se refirió a la iniciativa del instituto Cinara: “Respaldamos la parte experimental y estamos brindando el apoyo necesario porque no descartamos que la filtración en lecho del río puede aportarle algún caudal a la ciudad. Lo que nos va a decir la realidad de los alcances finales que tendrá ese proyecto son los ensayos que ellos (Cinara) están haciendo”.

A su vez, el director del Dagma, Luis Alfonso Rodríguez, indicó que la filtración en lecho del río es una propuesta que llama la atención de la Administración. “Me parece que tiene muy buenas características contingentes, es decir que podemos rápidamente desarrollar, que no es costosa y ese primer piloto no sería ningún fracaso, sea la solución que encontremos, porque está demostrado que es más barato y podemos con diez pozos de estos tener una solución para una contingencia grave”, precisó Rodríguez.

"No hay que traer agua de otros sitios"

Óscar Rivera, ingeniero agrónomo e investigador del agua, manifestó que el control sobre la minería y la disminución de cargas contaminantes al río Cauca es uno de los frentes que se debe atacar para garantizar el agua para Cali.

Según el experto, las soluciones de abastecimiento están en la ciudad. “Se está hablando de traer el agua del Cauca y de otros sitios, lo que representaría un gasto sumamente elevado y representaría además que los de Cali, que estamos causando impactos en los ríos, los abandonemos totalmente. El río Cauca tiene un caudal de 299 metros cúbicos por segundo promedio anual, cuando el consumo de la ciudad no llega a 10 metros cúbicos por segundo, es decir que el río Cauca si se depura, si se filtra, si mejoran sus condiciones puede abastecer a la ciudad indefinidamente”, manifestó.

Asimismo, señaló que se deben recuperar las franjas forestales protectoras de los afluentes.

“A corto plazo lo que se debe hacer es reparar y reponer toda la tubería de asbesto cemento, que tiene más de 40 años, porque se está perdiendo más del 50 por ciento del agua tratada”, precisó Rivera.

“Recuperación debe ser integral”

Para Hernando Díez, líder de la zona rural de Cali, la solución de agua para la ciudad “debe ser integral”. Según el líder, sumado a los intervenciones tecnológicas y el cuidado de las cuencas hidrográficas, se debe fortalecer la educación ambiental. “Venimos desarrollando la propuesta ‘Maestros del agua’, donde habitantes de la cuenca alta del río Cali y gente de la ciudad nos acompaña todos los sábados en el corregimiento La Leonera, a un diálogo ciudad - campo, creemos que el abastecimiento de Cali depende de las cuencas y de la creación de conciencia ambiental”.

La presidenta del Concejo de Cali, Tania Fernández, señaló que todas las propuestas discutidas en el foro serán presentadas a la Alcaldía.
“El tema del agua es muy preocupante y es el momento de unirnos, la administración, el sector público, el sector privado, academia, para poder lograr una solución”, afirmó Fernández.

Entre otros proyectos para suministrar agua a Cali, se estudia la captación de caudales cerca al embalse de Salvajina, donde haya menos contaminación del río Cauca. Hace tres meses la CVC terminó los estudios de prefactibilidad de esta iniciativa y ahora están en fase de factibilidad. “Estamos en revisión de alternativas pero ninguna aún tiene el visto bueno”, dijo el gerente (e) de Acueducto de Emcali, Freddie Mantilla.

“Con los embalses se regula, vamos a evitar inundaciones y a tener agua en verano”

Para Nicolás Ramos, miembro de la Sociedad de Mejoras Públicas, es necesario que Cali y el Valle del Cauca implementen los estudios que adelantó la CVC desde 1990, relacionados con el suministro de agua.

“Nosotros desde 1990 tenemos proyectados 7 embalses, ya estaba construido el de la Salvajina y seguimos cantando a la bandera (sin ejecutar el resto de obras).

Con los embalses se regula y vamos a evitar las inundaciones y a tener agua en los veranos, si no se hace eso, el próximo verano con el calentamiento global medio Valle del Cauca se queda sin agua”, manifestó Ramos.

Asimismo, indicó que para Cali, esos estudios plantean embalses en los ríos Cali, Timba y Claro, que pueden suministrarle agua por gravedad a la capital del Valle.

“Ahora hablan de traer agua del embalse de Salvajina, pero bombear un metro de agua consume un kilovatio hora, cuando las empresas bombean 50 metros, consumen 50 kilovatios, cobran 360 pesos por el metro de agua allá arriba, pero la energía eléctrica le ha costado 1500 pesos, ese es el gran negocio de bombear agua”, añadió Ramos.

Adicionalmente, señaló que en los estudios también se propone un proyecto para construir una planta de igual capacidad a la planta de San Antonio, de 1750 litros. “No estamos inventando nada, simplemente se debe aplicar lo ya estudiado”, precisó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad