¿Cómo está el aire que respira Cali?

Abril 05, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Hasta el 2012, había registradas 17.400 industrias en la ciudad. Hoy, el Dagma le hace control a 1800, 136 de ellas industrias con calderas que pueden generar mayor Material Particulado en sus producciones.

[[nid:523803;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/04/material_particulado.jpg;full;{}]]

La emergencia ambiental que se vive en el Valle de Aburrá, en Antioquia, por la alta contaminación del aire que se presenta en sus nueve municipios, parece ser un escenario lejano para Cali, según explican las autoridades de la ciudad.

De acuerdo con Gisela Arizabaleta, del área de Calidad de Aire del Dagma, el aire que respiran los caleños está catalogado como de una calidad buena, según las mediciones hechas durante todo el año pasado a través de las nueve estaciones de monitoreo ubicadas en diferentes zonas de Cali.

Se miden contaminantes como el Material Particulado (PM10 y PM 2,5) que son sólidos y gases acumulados en el ambiente, responsables del fenómeno conocido como esmog, esa nube espesa que por estos días se ha visto en Medellín. 

En Cali, las mediciones muestran que durante el 2015 los indicadores generales no  superaron los límites establecidos por la norma nacional (50 microgramos por metro cúbico  y 25 microgramos por metro cúbico, respectivamente).

En el caso del Valle de Aburrá, las mediciones de las últimas semanas muestran concentraciones de PM10 entre 60 y 121  microgramos por metro cúbico, que generan daño moderado a la salud. El nivel más crítico es el de PM 2.5 con concentraciones entre 60 y 131   microgramos por metro cúbico, considerados como dañino para la salud.

“La topografía de Medellín se asemeja a la de un embudo, lo que  impide que la circulación del aire evacúe fácilmente los gases contaminantes en cierto tiempo, de ahí que su concentración permanezca por más tiempo en la atmósfera. Pero Cali está ubicada en un valle, por lo que los vientos provenientes de los Farallones dispersan fácilmente la contaminación que se genera, por eso difícilmente podría verse en una situación como la del Valle de Aburrá”, aseguró María Eugenia Nuñez, magíster en química y docente del Departamento de Ciencias Naturales de la Universidad Javeriana Cali.

Dice Gisela Arizabaleta que la poca presencia de industrias al interior de la ciudad hace que  la situación no sea tan grave como la de Medellín o el Valle de Aburrá.

Hasta el 2012, había registradas 17.400 industrias en la ciudad. Hoy, la entidad ambiental le hace control a 1800, 136 de ellas industrias con calderas que pueden generar mayor Material Particulado en sus producciones. La actividad industrial se concentra especialmente en las comunas 8 y 5, dice Arizabaleta.

La salida de gran parte del transporte colectivo tradicional, la llegada del MÍO, la mejora en los combustibles y la circulación de un parque automotor que no supera una década de antigüedad, también contribuyen a que la calidad del aire sea mejor que en otras partes del país.

“Hasta el 18 de marzo se impusieron más de 110 comparendos. Pero no podemos perder de vista que el número de vehículos se ha duplicado y el de las motos, triplicado, por lo que necesitamos pensar desde ya en medidas de transporte alternativo. No quiere decir que porque tengamos indicadores buenos debamos quedarnos de brazos cruzados”, dijo la funcionaria.

Los sitios críticos

[[nid:523804;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/04/aire_cali.jpg;full;{En Cali hay nueve estaciones de medición de calidad de aire. Algunas de ellas están en Univalle, Pance, Cañaveralejo, la Base Aérea, El Obrero y La Ermita.Jorge Orozco l El País}]]

El centro y la zona norte son los lugares en los que se registran  índices de PM10 que casi alcanzan el tope de lo máximo permitido en Colombia. 

Los valores  oscilan entre los 41 y 46 microgramos por metro cúbico, según los datos que arrojan las estaciones ubicadas en puntos estratégicos como La Ermita, el barrio Obrero y La Flora.

“La influencia de Acopi-Yumbo tiene grandes impactos en la Comuna 2. Se padecen de malos olores, de esmog. Los adultos mayores y niños se ven afectados por problemas respiratorios. La gran cantidad de carros y el represamiento en las vías por los trancones, también afectan”, dijo Jair Llanos, veedor ambiental de Cali.

36 empresas caleñas participan del programa Carbono Neutro Organizacional, del Dagma,  con el que se busca disminuir los gases efecto invernadero en sus producciones.

Ya existen indicadores que comienzan a alertar sobre los efectos que genera la contaminación del aire en Cali. El más reciente informe del Programa de Aire Limpio para Santiago de Cali, que lidera el Dagma, la CVC y el Clean Air Institute, indica que en el 2014, con base en datos de la Secretaría de Salud Municipal,  por lo menos 653 muertes pueden ser atribuibles a la contaminación del aire y que  el 4,5 % de las consultas por causas respiratorias en salas de urgencias pueden darse por la misma causa.

“Hace 5 años hicimos un estudio en el que evidenciamos que cuando aumenta la contaminación atmosférica en Cali, a los 5 días de haberse presentado el pico aumentan ocurrencia de hospitalizaciones por eventos respiratorios. Puede que en promedio la ciudad no esté tan contaminada como otras del país, porque su tamaño aún no es muy grande, pero ya existe evidencia de que con los niveles de contaminación que tenemos hay efectos en la salud”, aseguró Fabián Méndez, director de la Escuela de Salud Pública de la Universidad del Valle.

Agregó que la contaminación, según estudios mundiales,  se ha relacionado también con otras dolencias, como infartos al miocardio y bajo peso al nacer en niños que viven cerca a vías concurridas.

¿Por qué la neblina?

En los últimos días se ha percibido en Cali una especie de neblina, especialmente en horas de la madrugada y la mañana. Harold González, de la Red de Hidroclimatología de la CVC, dice que se trata de un fenómeno atmosférico que se produce cada que arranca una temporada de lluvias. Está asociado a altos niveles de humedad en la atmósfera y pocos vientos.

“Las partículas de agua  se quedan suspendidas porque su peso es tan pequeño que la gravedad impide que caiga y no hay viento que las arrastre. Esto hace que la visibilidad sea poca, pero no está asociado con contaminación”, explicó el experto.

Un día sin carro en Cali

Darle un respiro a Cali. Bajo esa premisa, la Alcaldía  estudia la posibilidad de aplicar un día sin carro en la ciudad, con el que se buscará que por lo menos el 90 % del parque automotor deje de circular durante 12 horas.

La propuesta inicial, indicó el director del Dagma, Luis Alfonso Rodríguez Devia, es que el día sin carro se cumpla a finales de mayo y se implemente de 6:00 a.m. a 6:00 p.m. Sin embargo, en los próximos días se dará a conocer la fecha y hora  oficial para la jornada.

“Es una iniciativa que busca contribuir a bajar la emisión de gases efecto invernadero, y los días sin carro en diferentes partes del mundo han mostrado que sí contribuyen a ello. Ese día se buscará incentivar el uso del MÍO y desde nuestra dependencia promoveremos el uso de la bicicleta como medio alternativo”, dijo el funcionario.

Según los datos del Registro Único Nacional del Tránsito, Runt, en Cali hay registrados 626.846 vehículos. De ellos, 298.138 son automóviles (de servicio público y privado) y 204.170, motocicletas.

La última vez que se realizó un día sin carro en Cali fue el 17 de noviembre del 2011, en la administración de Jorge Iván Ospina. Ese día, las autoridades señalaron  que la contaminación del aire por Material Particulado (PM10) bajó en un 20,8 %, y por Dióxido de Carbono (CO2) disminuyó en más del 70 %.  

“Sabemos que son medidas polémicas, pero que generan un éxito en materia ambiental”, agregó el Director del Dagma.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad