Tulueña murió cuando viajaba en bus hacia Chile

Tulueña murió cuando viajaba en bus hacia Chile

Octubre 24, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Tulueña murió cuando viajaba en bus hacia Chile

Beatriz Janeth Loaiza González, de 43 años.

Beatriz Janeth abordó un bus en Cali el pasado lunes 17 de octubre con la ilusión de llegar a suelo austral.

Una tulueña de 43 años falleció este fin de semana en Perú cuando estaba de paso por ese país en un viaje por tierra hacia Chile, nación que le abriría las puertas tras abandonar la capital del Valle.

El cuerpo de Beatriz Janeth Loaiza González se encuentra desde el pasado sábado en la morgue de Tarma, una ciudad peruana ubicada a 3.000 metros de altura sobre el nivel del mar, por donde hacía tránsito el bus que había partido de Cali el pasado lunes 17 de octubre.

Los sueños que tenía esta tulueña de mejorar su condición económica y de superar la pobreza que afrontaba con sus seis hijas, tres de ellas menores de edad, fueron la motivación para iniciar el viaje hacia Chile.

Lina Fernanda Bejarano, una de las hijas de Beatriz, afirmó que "ese día (17 de octubre) mi mamá salió a las 10:30 p.m. del Terminal de Transportes y le habían dicho que el viaje hasta Chile se demoraba ocho días. Ella tenía su pasaporte y una carta de invitación que le había enviado una prima para que la dejaran ingresar ”.

Entre tanto, Suly Janeth Bejarano, otra familiar, dijo que el sábado como a las 6:00 a.m. fueron despertadas por los representantes de la empresa transportadora donde les decían que su mamá había muerto en el viaje y que la causa de su deceso habría sido un paro cardiorespiratorio.

"La angustia es muy grande porque no tenemos los recursos para repatriar el cadáver de mi mamá, por lo que esperamos que la Cancillería nos colabore en esa gestión ya que somos muy pobres”, manifestó Lina Fernanda.

Para que la señora Beatriz Janeth pudiera viajar al país austral, sus hijas mayores hicieron un préstamo para los tiquetes por $974.000 y otros gastos para alquilar los dólares que sustentarían ante las autoridades chilenas su sostenimiento económico. 

Se cree que Beatriz, quien trabajaba en Tuluá en oficios domésticos, sufrió una afectación por no tomar los medicamentos para la presión, ya que era hipertensa desde hace varios años y que por los afanes del viaje no llevó las pastillas. 

En la mañana de este lunes, el personero de Tuluá, Rubén Darío Benítez, se interesó en el caso y empezó por enviar oficios a la Cancillería colombiana para que el cadáver de esta mujer, quien vivía en el barrio Laureles, en la zona occidental de Tuluá, pueda ser sepultado en su tierra natal.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad