Las cuatro razones por las que la construcción seguirá creciendo

Julio 23, 2017 - 07:55 a.m. Por:
Redacción de El País 
Construcción de viviendas

13.793 viviendas había en oferta en el Valle, al cierre del primer trimestre de este año, según Camacol.

El País

El 2016 fue uno de los mejores años para el sector constructor del Valle del Cauca. Se vendieron 21.113 viviendas, que representaron $3 billones para el mercado.

Esto alcanzó para que el Producto Interno Bruto (PIB) de la construcción repuntara 15% el año pasado, liderando el crecimiento de la economía local que aumentó 2,7 % en 2016.

La expectativa para este año se mantiene intacta, pese a la desaceleración que hay en Colombia y que ha tocado también el ambiente en el Valle.

Las razones para esperar un buen año de la construcción son: buen ritmo de la vivienda, las iniciaciones crecieron 63% al mes de mayo en el departamento; menores tasas para el crédito hipotecario, lo que moverá los negocios; mayor inversión en obra pública de la Nación y del territorio local y regional y nueva ejecución de los recursos de regalías.

Más ventas

Algunos bancos en el país han anunciado la reducción en las tasas de interés para el crédito hipotecario, lo que unido a los subsidios que mantiene el Gobierno son un estímulo a la demanda de vivienda. Por ejemplo, Davivienda bajó la tasa de 12,31% hasta 9,75%. Bancolombia la tiene en 9,6% y el Bbva cuenta con tasas desde 9,20%.

Julio César Alonso, director del Centro Internacional de Economía y Finanzas de la Universidad Icesi, dijo que este estímulo es clave para que la gente se anime a comprar casa y para que los constructores generen nuevos proyectos. Explicó que Cali y Valle tienen una condición distinta al país, donde algunas fuerzas van en contra del desarrollo de la construcción. Se estima que este año se venderán en el Valle más de 20.000 viviendas.

Inversión pública

Se estima que en lo que queda del año se terminará la ejecución en el Valle del Cauca de $131.000 millones, correspondientes a proyectos de infraestructura que realiza el Instituto Nacional de Vías, Invías, en el departamento.

gráfico

.

Gráfico El País

Edgar Iván Quintero, director regional de ese instituto, explicó que se trata de obras que se hacen a lo largo de las carreteras del Valle y que demandan el consumo de materiales de construcción y la contratación de mano de obra. Destacó el funcionario, que en muchos casos se contrata con microempresas de los municipios. Por ejemplo, en los proyectos que se están ejecutando se encuentran: mantenimiento de la carretera Cali-Loboguerrero, rehabilitación de vías a lo largo del territorio regional, el mantenimiento del corredor Buenaventura-Loboguerrero, sector Citronela, y otras obras que se hacen en conjunto con el departamento.

Por otro lado, la Administración de Cali tiene en plena ejecución las obras en la vía a Pance, proyecto que tiene una asignación de $21.000 millones hasta este año. Hay otros $15.000 millones para el mejoramiento de vías de la ciudad y otros $46.000 millones se invierten en la prolongación de la avenida Ciudad de Cali.

Crecen las iniciaciones de obra

Según analistas, la construcción de vivienda seguirá jalonando el crecimiento de la región porque las cifras del primer trimestre y otras conocidas hasta el mes de mayo muestran que se mantiene la dinámica.
Por ejemplo, hasta el primer trimestre del 2017 se lanzaron en el Valle del Cauca 4418 proyectos de vivienda, lo que significa un crecimiento del 62 % en nuevos planes de construcción frente a igual periodo del 2016.

Asimismo, se iniciaron obras para la construcción de 7895 viviendas al mes de mayo de 2017, lo que representa un crecimiento del 63 % frente al año anterior, según datos de Camacol.

“Una casa o apartamento demora en construirse como mínimo unos seis meses, lo que significa que tenemos aseguradas obras en lo que resta del año, hay garantía de que la construcción demandará productos y servicios en diferentes etapas, en porcentaje casi el doble del año pasado para el caso de la vivienda de interés social (VIS)”, destacó el economista Julio Escobar.

Estimaciones de Camacol indican que la construcción genera importante valor agregado a la economía departamental por el efecto multiplicador de los 27 subsectores que cobija toda esta industria, lo que también se refleja en el empleo, como sucedió en el 2016.

En el periodo marzo-mayo del 2017 había en Cali y su área de influencia 82.000 personas ocupadas en construcción, 4000 más que igual periodo anterior y 7000 más frente a diciembre del 2016, según el Dane.

Regalías y obras de 4G

La construcción de otras obras civiles, esta vez por cuenta del sector privado le dará otro empujón al sector constructor del Valle. Se espera que la única vía de cuarta generación (4G), que se ejecutará en la región, empiece obras físicas este segundo semestre. Se trata de la carretera Mulaló – Loboguerrero, que vale $1,6 billones. Los constructores ya culminaron las consultas previas y la idea es que en pocos meses los trabajos se vean en la vía. “Esta carretera sumará a la infraestructura de la región cerca de 37 obras entre puentes y viaductos”, dijo María Claudia Álvarez, directora de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, regional suroccidente.

Otros recursos que pueden mantener el buen ritmo del sector constructor son los de regalías (dineros que recibe el departamento por la explotación de hidrocarburos). La Gobernación del Valle es la entidad ejecutora de 37 proyectos que valen $249.840 millones, según la oficina de Planeación. De estos, 15 se encuentran en marcha y solo en el sector transporte se invierten $119.203 millones y otros $3614 millones en vivienda.

Adicionalmente, el Valle espera obtener cerca del 10 % de las regalías que el Gobierno Nacional destinará para vías terciarias. Serían unos $100.000 millones que estarían disponibles en los próximos meses, una vez que la ley, que modifica el uso de estos dineros, sea aprobada por el Congreso, proceso al que el Ministerio de Hacienda le ha puesto celeridad.

Otros proyectos

En Cali se construye el nuevo hotel de la cadena IBIS, en el norte de la ciudad.

El proyecto de Zonamerica, zona franca de servicios, inició la construcción del primer edificio en la vía Cali-Jamundí.

Empezó con las obras de urbanismo y está en proceso la licencia del segundo edificio y del data center.

En Buenaventura sigue la expansión en materia de bodegas, por ejemplo, con el proyecto de zona logística Celpa.

Al cierre del primer trimestre de este año Cali tenía una área en proceso de construcción de 1.861.167 metros cuadrados en diferentes estratos sociales.

De esta área 506.019 corresponde a nuevos proyectos, 1.291.586 a área en proceso y 63.562 metros cuadrados reinician obra.

Sin embargo, la ciudad tenía también 1.026.775 metros cuadrados paralizados.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad