Incertidumbre en CVC por la caída del decreto que reformaba las CAR

Incertidumbre en CVC por la caída del decreto que reformaba las CAR

Marzo 31, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Como un retroceso en todo lo que se había logrado en la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, calificó ayer el gobernador Francisco José Lourido la caída del Decreto 141 que le dio vida a la reforma de las CAR.

Como un retroceso en todo lo que se había logrado en la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, calificó ayer el gobernador Francisco José Lourido la caída del Decreto 141 que le dio vida a la reforma de las CAR.El Mandatario aseguró que en estos momentos se vive un clima de incertidumbre frente al futuro de la entidad, ya que se genera una gran inestabilidad, dado que se venían aplicando cambios en la actitud y en la Dirección. “Con esto (la caída del decreto) es volver a lo de antes, a las mismas cosas que se manejaban en CVC. Eso es tenaz. Es regresar a un manejo poco técnico, que no aporta mucho. Si no hay una orientación técnica en la Corporación, no vamos a hacer de ella lo que queremos”, aseguró Lourido.El Gobernador permanecía ayer a la espera de instrucciones del Gobierno Nacional sobre el camino inmediato a seguir, dado que para hoy está previsto un consejo directivo de la CVC y existen versiones jurídicas encontradas en torno a su realización o no. Sin embargo, el Sindicato y abogados creen que la reunión se puede hacer, porque no se ha notificado el fallo. Para Óscar Mazuera, ex director de la CVC, lo ocurrido es “lamentable” porque afecta el proceso de reestructuración y de revisión del funcionamiento de la entidad.“Si no se hacen los correctivos que se estaban planteando, la CVC está condenada a desaparecer por los males que en los últimos años ha venido afrontando por la politiquería”, dijo Mazuera.El ex director formuló un llamado a las fuerzas vivas del Valle para que presionen al Gobierno Nacional para que presente un proyecto de ley que introduzca las reformas que traía el Decreto 141 y otras que se requieren para darles mayor autonomía y operatividad.James Ortega, presidente del Sindicato de la CVC, aseguró que la caída del decreto se veía venir, porque la reforma a las CAR no se podía hacer bajo emergencia invernal, sino que se debe hacer vía Congreso de la República.El dirigente coincidió en que el Gobierno debe apurarse en hacer esa reforma, al tiempo que lamentó que a la CVC se vuelva a todo lo de antes. “Nosotros seguimos, independientemente de que esté el nuevo o el viejo Consejo Directivo de la CVC, con nuestra posición que la Directora (María Jazmín Osorio) debe irse por incumplir el PAT. Se debe corregir la corrupción y el desborde que generan los convenios interadministrativos”, explicó Ortega, tras agregar que el Sindicato respalda todo lo hecho por el actual Consejo.El ex consejero Ramiro Tafur cree que el decreto que reforma a las CAR era incompleto, pues lo que se requería era una reestructuración más profunda y con una distribución más equitativa de las fuerzas en la región para permitir un trabajo ambiental. Según Tafur se debe reformar rápidamente la Ley 99, que rige a las CAR, para corregir las fallas y haya menos injerencia política y se oriente los recursos hacia el medio ambiente y que la Dirección sea siempre técnica. Lo que sigue Juristas consultados por El País aseguraron que una vez quede en firme el fallo de la Corte Constitucional, es decir se notifique, la CVC regresa a su antigua estructura y el viejo Consejo Directivo asume nuevamente funciones. Lo anterior quiere decir, que las ONG y los gremios volverán con voz y voto al Consejo y el Alcalde de Cali, que entró con la reforma, saldrá; lo propio sucederá con los delegados del Ministerio de Agricultura, Planeación Nacional e Ideam (ver microformato arriba).En el antiguo consejo tenía mayoría la llave conformada por el ex senador Juan Carlos Martínez y el ex gobernador Juan Carlos Abadía. El nuevo lo controlaba el Gobierno Nacional.Los expertos en derecho administrativo y constitucional Gustavo Prado y Alberto Ramos coincidieron en que las decisiones que se tomaron en la CVC con la reforma quedaron sin validez. “Las actuaciones del Consejo quedaron sin piso porque el decreto madre no existe y los otros, entre ellos el de las CAR, se invalida”, dijo Prado. Ramos, por su parte, sostuvo que las actuaciones están viciadas de nulidad porque no hay soporte y para que, en el caso de las contrataciones que se hayan hecho no tengan problemas, el antiguo Consejo Directivo deberá validarlas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad