Gobernador del Valle dice que dejará un departamento mejor del que encontró

Gobernador del Valle dice que dejará un departamento mejor del que encontró

Agosto 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Judith Gómez y Andrea Barrero
Gobernador del Valle dice que dejará un departamento mejor del que encontró

Gobernador del Valle, Francisco José Lourido.

El gobernador del Valle, Francisco José Lourido, hizo su balance sobre este año de gestión. Finanzas, salud e invierno, algunos de los temas álgidos.

A un año de su gestión en la Gobernación del Valle, ¿qué elementos destaca de su balance?El tema de organización y mística. Yo pienso que es algo que hemos logrado. Sin duda este año comenzamos a constituir un grupo humano, con muchas dificultades al principio. A mí me parece mentiras que estoy cumpliendo un año porque yo trabajé siempre como si fuera el último día. Desde el primer día que entré a la Gobernación, la presión para sacarme era muchísima y yo era consciente de eso. Lo tomé muy tranquilamente y siempre a la pregunta de que cuándo se va, que cómo se va, que a qué hora se va, yo decía me voy el día que me toque irme. Y ese día se volvió un año ya. Y yo creo que se va a volver un año y medio.¿Cuando usted dice que la presión era tanta, era porque no se sentía seguro de terminar su ejercicio o no se sentía que era el Gobernador del Valle?La verdad, al principio me costaba trabajo sentirme Gobernador. Me sentía tranquilo porque yo estaba haciendo, como siempre he hecho, lo que en un puesto me han puesto a hacer, pero la inestabilidad era mucha. Era muy difícil, porque primero era exponer mi nombre a escrutinio público y comenzaban los ataques y eso para mí era muy duro. ¿Pensó en tirar la toalla?No, nunca. Cuando tengo retos la única forma de tirar la toalla es que me la quiten porque yo creo que cuando yo tomé la decisión de asumir este reto era para ir hasta el final. No soy una persona que me deje asustar por estas circunstancias. He mostrado más valentía de la que yo mismo pensé que tenía. ¿Qué es lo que destaca de su gabinete?Haber logrado, al final de todo, conformar un grupo de gente muy diferente, algunos técnicos, políticos, de todas las corrientes, pero gente toda muy comprometida. La verdad, hoy vemos una Gobernación diferente y todo el personal de la Gobernación muy comprometido.En materia de finanzas, luego de haber recibido el Departamento con un hueco fiscal y de reducir su déficit, ¿se puede decir que hoy tiene semáforo en verde?Si logramos solucionar el tema de vigencias futuras es muy probable. Nosotros, en agosto del 2010, teníamos $202.000 millones de pasivo y hoy lo tenemos en $153.000 millones, incluyendo las deudas públicas. En lo que falta del año estaremos pagando $50.000 millones adicionales. Vamos a dejar un Departamento caminando.¿Usted habla de que si logramos negociar las vigencias, es que no se ha logrado firmar ninguna?Eran tres contratos que definitivamente eran altamente inconvenientes, con un costo financiero muy alto que comprometía hasta el 2020 al Departamento para obras que no eran prioritarias. Se han estudiado todas las formas de terminación de contratos y se concluyó que la mejor es la terminación por mutuo acuerdo, liquidándolos. Con base en los contratos, nos tocaría pagar $18.000 millones para los tres. Estábamos a punto de firmar cuando se nos presentó el fallo del Consejo de Estado contra la Ordenanza de Casanare y eso vino con un pronunciamiento de la Contraloría General y todo esto nos ha obligado a seguir con el tema de mutuo acuerdo, pero sin reconocer el pago. A raíz de esas circunstancias, ¿hoy cómo está el proceso?Estamos con una buena disposición de firmar la terminación de mutuo acuerdo del contrato. Lo que pasa es que hay un riesgo que son las demandas que se puedan venir. Yo hubiera sido partidario de no dejarle esa contingencia al Departamento.Pero si usted finaliza su gestión y no logra un acuerdo, ¿cree que el gobernador que llegue pueda revivir lo que muchos han llamado el adefesio de las vigencias?Yo diría que a mí de todas maneras me toca tomar una decisión. No puedo dejar esto sin solución. Esperemos. Tengo el ánimo de que por el bien de estas negociaciones, que a pesar de haber sido tan duras y tan difíciles en un momento dado, hemos encontrado una interlocución. Yo les dije a ellos que la mejor solución para el Departamento era cerrar los capítulos, aunque tuviera un costo para el Departamento, pero que yo no lo podía hacer porque simplemente la ley no me lo permitía.¿Qué ha sido lo más difícil en estos doce meses?Muchas cosas, yo diría que el tema jurídico ha sido muy complejo. La educación. Allí encontramos 3.500 derechos de petición sin contestar, 900 tutelas sin contestar, reclamaciones, demandas, órdenes de desacato. Antes había un caos financiero, administrativo y un caos jurídico. Unas contingencias inmensas, un desorden miedoso. No voy a decir que se ha acabado. En este año una de las quejas más recurrentes ha sido la salud...Los hospitales, a pesar de todo y con muchos inconvenientes porque yo creo que todos los días tenemos inconvenientes, están funcionando. Tenemos problemas con las deudas, incluso estamos haciendo unos cobros coactivos a las EPS. Si a nosotros nos ayudaran las EPS no tendríamos problemas con el Hospital Departamental. Pero $78.000 millones le deben las EPS al HUV. La Industria de Licores del Valle, ILV, ¿cómo está?Estamos con un plan comercial por todo el Valle. Vamos a comenzar a ver cómo entramos a todos esos mercados internacionales, vendiendo. Yo creo que la competencia está afuera, no está adentro. A mí me duele, por ejemplo, que la Industria de Licores de Antioquia venda 60 millones de botellas y la ILV, 11 millones, al año.Usted encontró un panorama de caos, desorden, ¿qué ha sido lo más fácil en el Departamento en su año de gestión?Yo creo que no ha habido nada fácil, pero sí muchas cosas gratificantes: la gente, sin duda. El reconocimiento de la gente, que piensa que el grupo de trabajo lo está haciendo bien. Yo siempre digo que esto es el esfuerzo de todos, de que todos se pusieron a trabajar en un objetivo común.¿Ha sentido que lo han respaldado los vallecaucanos, que la clase empresarial y la clase dirigente ha estado allí o cree que ha faltado?Yo creo que falta. Yo quisiera que el que me suceda sea alguien tan o con igual compromiso que el que yo he tenido con la región. Creo que todos los vallecaucanos están en deuda con la región o estamos. Yo digo que yo ya no; ya pagué mi deuda, pero hay muchos que faltan por pagarla.El hecho de haber llegado en un momento difícil para el Departamento y con todo lo que ha hecho, ¿podemos decir que hoy al Valle le creen más a nivel nacional?Pero totalmente. Es increíble la receptividad que nosotros tenemos en Bogotá. El Valle del Cauca hoy tiene dignidad, lo atienden, se esmeran. El Departamento es un departamento al que lo oyen y respetan en Bogotá. Estamos recuperando espacio.¿Cuál es su frustración?Tal vez que no haya durado algo más porque uno comienza como a querer más cosas. Queda mucho por hacer, queda mucho por trabajar. Pero no hemos acabado. Todavía nos faltan cinco meses y vamos a seguir con el mismo ímpetu que hemos trabajado este año.Hay sectores que piensan que usted llegó a este cargo a usurpar un puesto, ¿qué siente cuando escucha todo lo que dicen contra usted?Yo como no leo ni escucho a los que hablan mal de mí, más bien los confronto. Aquí a la gente le falta valentía, porque habla mucho y hace poco. A la gente le gusta hablar de corrupción, pero no señalar los corruptos. ¿Le ha pesado ser Gobernador?No, para nada. Yo creo que me asusté mucho cuando comencé, pero gracias a Dios siempre he tenido gente muy buena que me rodea y una confianza absoluta en Dios y en tratar de hacer lo correcto. Posiblemente muchas equivocaciones, pero todas de buena fe. Yo he sentido un respaldo muy grande de los vallecaucanos. Me gustaría que el respaldo se representara en un buen sucesor.¿Cómo quisiera que fuera su sucesor?Para mí el mejor premio sería dejar una persona honesta. Una persona que le duela la gente, que tenga una trayectoria limpia, que sepa escuchar. Vamos a dejar un Departamento con mucha planeación, con muchos proyectos, con un plan para obtener las regalías, con un norte bastante organizado. Entonces que sea una persona que sepa apreciar ese trabajo y lo lidere. Yo no digo que vamos a dejar un Departamento perfecto, pero vamos a dejar un Departamento mucho mejor del que nosotros encontramos y con una capacidad muy grande de generar nuevas dinámicas. Hay un tema muy sensible, que fue el de la ola invernal. A pocos meses de irse, ¿cómo está la situación de los damnificados?Yo diría que las ayudas humanitarias y todo ese proceso están bastante bien. Nosotros hemos logrado cosas muy importantes, unas ayudas de Colombia Humanitaria y estamos logrando muy importantes inversiones en obras menores y obras mayores por casi $150.000 millones y tenemos solicitudes por $80.000 millones adicionales.Usted decía que su frustración no fue haber tenido más tiempo, ¿no cree que Acuavalle fue otra de ellas?Sin duda y sigue siendo. Yo no sabría decir qué va a pasar con Acuavalle. Seguimos con inconvenientes, con falta de claridad. Seguimos sin saber qué pasa en Acuavalle. Estamos terminando unilateralmente el contrato del Plan Departamental de Aguas porque no arrancó, no nos entregaron los insumos que tenían obligatoriedad de entregarnos.¿Se logró recuperar la CVC de las manos de la politiquería?Yo creo que la CVC necesita un repensamiento regional, tiene que ser un ente de desarrollo sostenible. Pienso que la CVC tiene que tener un norte diferente. Ojalá que la ley sobre las CAR permita que la CVC sea cada vez más técnica, más un ente de desarrollo sostenible del Departamento.¿Qué tareas le quedan pendientes?Ahora tenemos dos tareas muy importantes: dejar un nuevo director de CVC. Antes del 31 de diciembre tenemos que nombrar ese director, hacer el concurso, que abrimos ahora en octubre. Otro es abrir la licitación del chance, después de Ley de Garantías, pero vamos a hacer un requisito indispensable: tener una auditoría a todos y cada uno de los dineros que por chance se vendan. Es un negocio de muchos intereses, pero yo quiero que sea transparente, como hemos trabajado todo este gobierno.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad